Contenidos para blogs, sitios y boletines electrónicos

Ahora paga la pena

9. Septiembre 2011 | Por | Categoria: Insólito

carta_20x15 ima-twit

Síguenos ahora también en Twitter y Facebook

Por Niquita Nipone
Si quiero más lo arreglo conectando una laptop a mi plasma y listo, lo veo desde la cama

Vivimos en el mundo de lo insólito, que avanza o retrocede, a una velocidad de vértigo.
Lo que antes demoraba diez años, ahora transcurre en cuestión de horas.
Si Ud. tiene un negocio de Video Club y alguien se lo quiere comprar, no lo piense mucho.

Las cosas por más simples que sean, se transforman insólitamente en algo mucho más simple todavía.

Mi madre descansaba de sus tareas docentes y domésticas en las matinées del cine del barrio.
Un día me dijo, como quien tocara el cielo con las manos, como si fuera una bendición, que le gustaría ver el cine desde la cama.
Se le hizo, apareció la televisión.

Después los videos casetes, de los cuales tengo unos cuantos cientos (culturales) en un estante de la biblioteca, ocupándome lugar, los cuales no los puedo ver, porque no existen más los aparatos que los lean, pasarlos a DVD me costarían una fortuna.
Tampoco puedo donarlos a mi escuela de barrio por ser obsoletos del lado de afuera y con un contenido fantástico para los niños, principalmente los del National Geografic.
La filmadora que era estupenda, es plata tirada en otro estante.

Después apareció la televisión por cable, la cual ganaba en definición y por ahí aparecieron los DVD que también mejoraban bastante la definición y el sonido.
Claro que en la mejoría, también influía el cambio del equipo copiador o lector o transmisor.

Largaron el Blue Ray, pero con un éxito de mercado muy restringido, no por la falta de calidad del producto, sino por no existir muchos DVD de dicho sistema en el mercado, un problema de costos y no de calidad.

La gente además quedó un poco escarmentada de cambiar y al poco tiempo volver a cambiar, por las benditas incompatibilidades.
También tengo una cámara que grava para DVD, fidelidad y sonido estupendos.
Pero no soy profesional en la materia y para filmar al perro o algún cumpleaños es una inversión bastante onerosa y está en otro estante esperando la obsolescencia.
Las incompatibilidades de unos equipos con otros, forma parte de un problema de mercado y los que quieran estar en la onda que se pongan.

Los videos clubes no son nada baratos, porque un DVD lo circulan un montón de veces, a pesar de que el nenito del aviso, le explica al papito, con acento mexicano, que la piratería y la mar en coche lo van a obligar a copiar en la escuela y las leyendas iniciales dicen que está prohibido la copia de los mismos y el arrendamiento.

No copio, pero si tomo en arrendamiento y la palabra club del video es pour la galerie.
Tenemos videos clubes de primera, inclusive de líneas internacionales, después como negocios que integran supermercados, videos independientes y algunos a cuyos propietarios, los he visto comprar los DVD en los canastos de ofertas usadas en los supermercados.

Sacaba la cuponera por X número de películas y la noche anterior al vencimiento de la entrega, me quedaban con los ojos como el dos de oros, por tratar de ver la película hasta el final.

Al otro día, domingo por lo general, sonaba el despertador y salía yo como Speedy González a devolver la película, para que no me cobraran recargo.

Insólito, el tema se está terminando, por poco dinero mensual tengo un video club, de más de cinco mil películas, que lo puedo usar con cualquier PC, Windows XP o superior, las Mac, las consolas de video jugos Play Station 2 y 3 de Sony y Wii de Nintendo, algunos modelos de televisores, algunos home theaters y reproductores de DVD de LG, Samsung y Philips.

Esto se lanzó ayer 7 de setiembre para Uruguay y me afilié, pero no pude entrarle.
Hoy 8 de setiembre, estoy viendo películas y seriales por la pantalla del PC.
Si quiero más lo arreglo conectando una laptop a mi plasma y listo, lo veo desde la cama.

En EEUU y Canadá la empresa cuenta con 25 millones de suscriptores.
Se llama Netflix y arrancaron para Latinoamérica y el Caribe y en Enero para España.
Uno elige la película y si la quiere en español o con subtítulos, tiene las opciones y en menos de un minuto la está viendo.

Por ahora no son películas de estreno, pero comparado lo que pago por el cable o el video club, que tampoco me dan estrenos, ni nada que se parezca, a la hora que a ellos se les canta, creo que por U$S 7.99 (aproximadamente $ 160) por mes y no sujeto a corte de la señal o la película elegida, la retiró otro antes que yo llegara al video.

La puedo ver todas las veces que quiera y me bellaqueó, el programa, cuando quise verla en dos lados al mismo tiempo.
Algún bodrio habrá, estoy seguro, pero me he fumado cada una pagando caro y las tandas de cinco minutos de película y quince minutos de avisos, que también pago por verlos.

Con una tarjeta de crédito y un mes gratis, a prueba, podemos entrarle a la cosa y lo instalé yo que soy una nutria para estas cosas, sin grandes contratiempos y sin requerir a ningún niñito a que me ayudara.
Y pensar que en mi historia clínica, mi médica puso “paciente sedentario”, no sabe que tengo televisor y bicicleta fija en la cocina y mientras pedaleo, veo.

Más artículos en esta Sección:

Un comentario
Deja tu comentario »

  1. Que buena info , yo vivo en Soriano y cuando llego de noche de laburar con la tele me quiero matar con la porqueria que dan, si con 160 pesos puedo ver las peliculas que quiero y sin cortes esta barbaro, que buena idea, gracias, chau

Deje su comentario