Contenidos para blogs, sitios y boletines electrónicos

Comer: un deporte

9. noviembre 2017 | Por | Categoria: Entretenimiento

carta_20x15 ima-twit

Síguenos ahora también en Twitter y Facebook

Por Lorenzo Olivera
¿Usted sabe qué es la IFOCE? Se trata –las siglas pertenecen al inglés- de la Federación Internacional de Competencia de Comida. En el 2000 cambió sus siglas a MLE, traducido del inglés, Liga Mayor de Comedores. Los certámenes de ingesta de alimentos están considerados como un deporte, y hoy en día esta asociación regula los torneos que se disputan alrededor de todo el mundo.

La IFOCE fue fundada en 1997 por los hermanos George y Richard Shea. Sus campeonatos más famosos son el Krystal Square Off –de ingesta de hamburguesas- y el de jalapeños, patrocinado por la empresa mexicana La Costeña. Dicha compañía se dedica a la elaboración de los productos base de la típica receta, por ejemplo, los garbanzos y el Ketchup. Aparte de contar con el aval de grandes cadenas alimenticias, en la actualidad la Federación posee oficinas en países de gran poder económico, entre ellos Japón, Canadá y Tailandia.

La IFOCE, además, se encarga de tomar medidas de seguridad en todas sus competencias, que están supervisadas por asistencia médica de emergencia. Con respecto al marco legal, la organización postula que no pueden competir menores de 18 años. Con el correr del tiempo la Federación se hizo famosa y hoy produce programas televisivosde competencias de comida para las grandes cadenas como ESPN y FOX. Su máximo galardón, el que ambicionan los participantes en los torneos, se bautizó como Cinturón Mostaza Amarilla.La IFOCE cuenta entre sus filas a competidoresde renombre como Sonia Thomas, del estado de Virginia, Joey Chestnut, de California, y Takeru Kobayasi, de Japón. Este último, nacido en 1978, ocupa el tercer puesto en el ranking de comedores a nivel mundial. Desde 2001 a 2006 obtuvo el récord Guinness por comer hot dogs durante seis años; y de 2004 a 2006, se alzó con igual galardón haciendo lo mismo, pero esta vez con hamburguesas.

Hace dos años Kobayasi incurrió en una disputa legal con la IFOCE por intentar participar en competencias no sancionadas por la Federación, la cual desarrolla más de cien torneos anuales. Durante el Campeonato de Comedores de Hot Dogs de Nathan, uno de sus mayores rivales, Joey Chestnut, había resultado ganador por cuarta vez consecutiva al comer 54 perros calientes en 10 minutos. Entonces, Kobayashi se coló en el escenario y comenzó a agitar al público. La policía intervino e intentó llevárselo, pero la gente gritaba “¡déjenlo comer!”. El japonés fue apresado y acusado bajo los cargos de resistencia a la autoridad y obstrucción de actos públicos. Según el mismo infractor, estaba protestando porque no pudo participar de la competencia al negarse a firmar un contrato de exclusividad con los organizadores del evento.
Sin embargo, este incidente no ha conseguido opacar el brillo del competidor. Lo increíble de la actividad de Kobayasi no es solamente la cantidad, sino el tiempo: en una oportunidad, el japonés fue capaz de comer 58 salchichas alemanas en 10 minutos. Asimismo, el 14 de agosto de 2005 logró ingerir 100 bollos de pan en solo 12 minutos. Actualmente, él ocupa el tercer puesto a nivel mundial entre los competidores de comida. En el año 2003, se enfrentó nada menos que con un oso Kodiak. El animal terminó ganando, porque logró comer 50 hot dogs frente a los 31 de Kobayasi. El certamen se llevó a cabo en un programa de televisión de la cadena FOX.A la hora de competir, el famoso nipón se entrena ampliando la capacidad de su estómago. Con ese fin, días antes del certamen se dedica a consumir grandes cantidades de alimentos. A medida que pasa el tiempo va incrementando paulatinamente las porciones a fin de aumentar su capacidad de ingesta.

El mismo competidor asegura que consume 6000 calorías por día. Uno pensaría que con tales cantidades de comida, Kobayasi es por lo menos un obeso. Sin embargo, todo lo contrario: en sus primeras competencias, pesaba solamente 50 kilos; luego engordó 25 kilos más, pero el último dato que se tiene es que pesa 89 kilos. Teniendo en cuenta que mide 1,73 metros, resulta que su peso no es desmesurado para su contextura física. De todas maneras, en numerosas entrevistas Kobayasi ha repetido que realiza actividad física con frecuencia para poder quemar las grasas que ingiere.De alguna manera, la curiosa actividad del competidor de comida recuerda al fenómeno del Fast-Food. Este movimiento tuvo origen en Estados Unidos pero luego se amplió al mundo gracias al proceso de globalización. Las grandes cadenas alimenticias surgidas en Norteamérica se expandieron hasta llegar a países tan ajenos a su cultura como son los de Asia, África y el Oriente Medio. Y no se trata de un negocio inocente: mediante la alimentación, Estados Unidos impone también su cultura y forma de pensar.
La llamada “comida rápida” es una demostración patente del consumismo que propone la economía capitalista.

Está pensada para ser velozmente cocinada, entregada e inmediatamente ingerida: la consigna es consumir y hacerlo rápido, para volver a consumir. En cierto modo los competidores de comida, al devorar en promedio 10 hot dogs por minuto, están llevando al extremo esta modalidad de alimentación que caracteriza nuestra era. Y es evidente que patrocinando estos eventos, las grandes corporaciones difunden e implantan la cultura del Fast-Food cada vez con mayor fuerza.

El día de los muertos, en México

Meditar en casa

Como localizar el auto tú móvil

La mariposa azul

Vestidos de novias – Madrinas – 15 años

Conoces Los Beneficios De La Sal Negra?

¿Cómo se organiza un gran concierto…

Islam y sexualidad Marilyn Monroe: La tragedia Little Richard un estilo Cacho de la Cruz

Más artículos en esta Sección:

Un comentario
Deja tu comentario »

  1. Lo que no inventan para perder el tiempo que no se extrañe nadies que no ganen los gordos yo conozco gente flaca que ya nadie los invitan a las comidas porque la gente se muere de envidia los tipos no engordan nada y se comen todo.

Deje su comentario