Contenidos para blogs, sitios y boletines electrónicos

CTRUS: Una pelota viene para aburrir el fútbol

5. marzo 2010 | Por | Categoria: Editorial, Tecnología - Ciencia

carta_20x15 ima-twit

Síguenos ahora también en Twitter y Facebook

¿Que opinión le merece la nueva pelota de fútbol inteligente?. Su tecnología hace que los espectadores conozcan que sucede cuando ven cambiar el color del esférico. Si fue un fuera de juego, un traspaso de la línea de cal y hasta avisaría si fue penal o hay que saca alguna tarjeta. Rompería así con toda la cultura del actual fútbol. Indudablemente los que diseñaron este esférico nunca jugaron a este deporte.

¿Las pilas, ahora a quién se las tiro?
Como el camaleón. Cuando la pelota está dentro del perímetro de juego es de un color pero si sale fuera de la línea de cal o ingresa a uno de los arcos, cambia de color.

¿Qué gracia tiene ver eso si no hay una posibilidad de error?. Ahora no vamos a poder insultar al línea. El fútbol no es una cosa científica como una máquina de calcular. El fútbol es algo pasional. Uno necesita ver que el juez está en contra de nuestro equipo. ¿Cómo la tecnología nos va a robar una cosa tan sagrada y preciada?. ¿Resulta ahora que no vamos a poder discutir si la pelota entró o no entro en el arco?. ¿A quién los aficionados van a esperar a la salida para salivar?. Este invento va a alejar la familia del fútbol.

¡Sacá una tarjetita!
La pelota tiene un chip interior que mide velocidad, una video cámara y censores de golpes. Al instante transmite al árbitro quienes participaron en la jugada.

Ah, no!!!. Eso si que NO!!!. ¿Resulta que ahora esa tecnología nos va a decir si el arquero tocó la pelota antes que el delantero?. No podremos discutir más el penal ni la tarjeta roja. Ahhh!!!. Se liquidó el Re- Play. ¿Para qué lo quiero?. La tecnología ya lo dijo todo. ¿Alguien discute al ‘Ojo de Águila’ en el tenis?. Cuando el tenista despistado reclama una pelota buena, la gente lo mira con ingenuidad. ¡Pobrecito!. En la segunda vez si reclama, ya está haciendo el ridículo.
Es que el ojo humano no puede ver tan rápido. Y la tecnología no puede impedir que se discutan distintas ópticas de una misma jugada. Si los aficionados estamos instalados en diferentes lugares del estadio, es justo de que veamos cosas diferentes.
¿Y que me dice del fierrazo que metió el defensa picapedrero? ¿Dirá que llegó a la pelota antes y a pesar de dejar las achuras del contrario desparramadas, fue limpiamente?.
¿De la madre de quién nos podríamos acordar después?. ¿Esto no es serio?.

Si no hay dudas, no hay espectáculo
CTRUS, la tecnología de la pelota o HYB-S1, así es su nombre, es sumamente confiable. Es un esférico perfecto, sin aire, que pica y tiene los mismos atributos que el actual balón reglamentario. Ésta sabandija inteligente, genera a través de sus censores las coordenadas de todo el campo de juego. Envía imágenes inimaginables de lo que ocurre en el partido y que difícilmente pueda ver el ojo humano. Y cambia de color también antes de que el jugador reciba la pelota si el futbolista está fuera de juego.

Cerrá y vamos!!!.
No me dejan discutir el polémico orsay con que nos hicieron el gol. Y tampoco voy a poder gozar que el contrario reclame que el gol que le hicimos estaba en posición adelantada.!!! Pero no se dan cuenta estos señores que eso no es fútbol. Están matando la institución deportiva de los barrios. Los chiquilines ya dicen que le gusta más jugar al fútbol con el Pay Stations que en la cancha. Y ahora con la llegada de esta pelotita chismosa no hallo la diferencia.

Y la familia del juez; ¿Cómo vivirá sin que nadie la recuerde?
Por otra parte están dejando sin el reconocimiento de la afición a los árbitros. Nadie se va a acordar más de sus pobres madres. Esto es un golpe bajo para las relaciones humanas tanto de los deportistas como de los dirigentes. Esto es el piquete infernal, desalmado y más feroz del progreso. Ya tienen soportan demasiado los pobres jueces cuando se tienen que agachar de forma humillante para pasar ese aerosol, que no sabemos para que sirve. Porque cuando pone la marca de la barrera, la de la palota ya se borró.
Por otra parte; ¿Qué va a reclamar Juan Ramón Carrasco frente a las cámaras de VTV cuando pierda?. ¿Qué va hacer Pacheco cuando se tire en la piscina y la maldita pelota ni se inmute?

La indigencia en nuestro principal deporte

Analicemos cuanta gente quedaría sin trabajo después de quedar reglamentado este despiadado elemento cibernético.
¿Usted compraría el diario del lunes?.
¿Para qué?.
Ya sabe que el gol que cobraron, FUE GOL. Y que si no lo cobraron, NO FUE GOL. Los jugadores cambian de equipo a cada rato, o sea, el que juegue da igual. Uno no tiene tiempo de encariñarse con las virtudes futbolísticas de tal o cual jugador, o sea, que el cronista de prensa ‘le pegue’ ya cansa y uno ya no se calienta.

¿Y los programas deportivos que se arman después de los partidos tanto en radio como en televisión? ¿Qué gracia tiene verlos o escucharlos?. ¿Para que ver las imágenes polémicas si ya no van hacer polémica?.

Por otra parte las cámaras de TV también muestran un solo ángulo y a veces dos, de la misma jugada. Aun así a veces no hay un acuerdo. Y eso significa que también la TV deja dudas. O sea que contribuye con el espectáculo.

Ya no podremos ver periodistas analizando las jugadas polémicas para que rueden las cabezas de los líneas o rasgándose las vestiduras defendiendo la posición del árbitro, diciendo; “Fíjesen en la posición que estaba Prudente y notarán…”

Y no me puedo olvidar de los pobres dirigentes. ¡Que mazazo en la cabeza este asunto de la pelota inteligente!. Porque ahora van a tener un poco menos de actividad reclamando en el Colegio de Árbitros los presuntos yerros arbitrales. Sin embargo, al no tener un enemigo vestido de negro a quien echarle las culpas de las derrotas de sus equipos, tendrán que pensar otra estrategia para calmar los descontentos y mal humorados aficionados. Y no hay tantos técnicos como para cambiar cada semana. ¿La maldita pelota los dejará sin trabajo también?

Probablemente me esté olvidando de alguien que perdería su trabajo de lanzarse esta nueva pelota de fútbol. Lo cierto es que el diseño del esférico inteligente todavía no está listo porque los colores no brillan lo suficiente para la televisión.

Por lo ante expuesto me parece un despropósito este vergonzoso invento para el fútbol profesional. Proponemos desde aquí, que esa pelota sea utilizada para los picaditos en la playa o en el barrio. En esos lugares cuando hay jueces, por lo general están acomodados y traen líos familiares. A parte los arcos están hechos con dos latitas de bebida. ¿No le ha ocurrido a usted que cuando tira los penales no la puede ajustar a un palo la pelota?. Siempre queda la duda. Porque si pega en la latita, le dicen que la pelota no entró. Y esto puede terminar en trifulca con rotura de años de amistad.
Yo creo que los científicos estos pasaron por esa clase de penurias cuando eran chicos. Y diseñaron la pelotita inteligente pensando que la trajeran Papá Noel o los Reyes Magos, como si fuera algún juguete inflable o a control remoto.

Más artículos en esta Sección:

2 comentarios
Deja tu comentario »

  1. Sacarle la picardía al fútbol es como jugar al truco oriental sin mentiras. Sería más aburrido que bailar con la hermana propia (valga la aclaración). En el fútbol lo que hay que regular es todo lo concerniente a la violencia, a la explotación de los jugadores que salvo que les pagan son esclavos y ni que hablar de las comisiones en los pases y todo el submundo que se nutre de ellos.
    Se sabe que muchos si no fuera por la de cuero seguirían viviendo en el cante o la villa. Pero si no hay inteligencia atrás de la habilidad con el útil (como dicen los comentaristas) vuelven rápidamente a sus raíces. Tenemos ejemplos muy claros en la vida de Maradona que a esta altura de dios pasó a ser nada para sus propios fanáticos.

  2. Que bueno che!!!Se mataron para hacer un invento que debe costar miles de dólares y vos los querés poner en el arbolito de navidad o en los zapatitos de los reyes magos. Puedo ser tu amigo…IDOLO

Deje su comentario