Contenidos para blogs, sitios y boletines electrónicos

La jaula de las locas

31. Agosto 2012 | Por | Categoria: Insólito

carta_20x15 ima-twit

Síguenos ahora también en Twitter y Facebook

Por Niquita Nipone
La vacuna contra el Papilomano Humano (HPV) si, o no. Insólitamente se ha politizado una cosa que se tendría que haber resuelto de pique y sin pavadas, pero empezaron los tires y aflojes, los unos y los otros.

Hace muchos, pero muchos años, tuve jerárquicamente bajo mis órdenes una oficina, común y corriente, hombres, mujeres, un diferente y un afrodescendiente.

Después de hablar con el médico se resolvió en el carnet de salud incluir el papanicolau.
Una solterona fanática y con mentalidad retrógrada y suicida, armó un lío de novela, no quería someterse al bendito papanicolau, lo que me hizo pensar que era un análisis invasivo y cuando me enteré como era, me quería morir, por el nivel a que alcanza la imbecilidad humana y esta tonta logró que fuera voluntario, aunque la mayoría de las mujeres se lo hicieron.

Después se casó con uno que le decían el loro ciego.
En estos momentos se ha politizado una cosa que se tendría que haber resuelto de pique y sin pavadas, pero empezaron los tires y aflojes, los unos y los otros.
El Ministro al principio era contrario al igual que el Subsecretario, después el Ministro se dio vuelta y quedó encarado con el Presidente.

En la nouvelle vague política, que vivimos desde la presidencia del Dr. Tabaré Vázquez, para acá, desfilaron por el MSP, un lote de médicos que cada cual dejó su marca en el camino.

No es el momento de hablar de las llamadas del carnaval ni de los bailes en Israel arriba de las mesas, ni de los actuales que se desmienten entre ellos, el número uno con el vice y parecería que en el plan de recambio en la cuota política no hay ninguno representativo.

Señores pongan alguno que no sea médico y que haga las cosas bien y a otra cosa.
Mi razonamiento es que si el tipo es un buen médico, un excelente médico, no va a desperdiciar su tiempo en el Ministerio, sino simplemente, atendiendo su consultorio de prestigio, no se calienta la cabeza y la congrua sustentación la pasa lejos.
Si es un mediocre no servirá ni como médico ni como Ministro, sin perjuicio de los celos y otras mezquindades, ante el que gana más, haciendo su trabajo y el que está en el cargo para llevar la de fin de mes a casa.
La vocación es un tema cada día más diluido.
La discusión ahora está planteada en se vacuna contra el papiloma obligatoriamente o no.

Opinó la cátedra a favor de la vacunación obligatoria con información acerca de los efectos de la misma y la advertencia a los recipientes de la misma que sin perjuicio de ella, se deben utilizar todos los medios profilácticos de estilo.
Otros traen a colación los lugares donde la vacuna es obligatoria Estados Unidos, Europa, Argentina y otros países latinoamericanos y los contras dicen que en la India tiene contraindicaciones la vacuna.
Veamos primero la cátedra que a mi criterio es la que tiene que se atendida porque la avala el poder científico y no la política, la que necesariamente no debe intervenir en la salud.

La política es el arte de gobernar y poco tiene que ver en estos dimes y diretes.
Pertinencia o no de suministrar la vacuna contra el Virus del Papiloma Humano en forma gratuita y a toda la población.
A nivel académico las cátedras de la Facultad de Medicina a las que les atañe el tema comparten una postura similar.

En la Cátedra de Ginecotocología, en la de Enfermedades Infecciosas y en la de Oncología Médica consideran, en términos generales, que hay suficientes argumentos a favor de universalizar la vacuna para las niñas de entre 9 y 13 años, ya que su eficacia en esa etapa está comprobada científicamente en el mundo y sus efectos secundarios son muy reducidos.

Eso no significa que las niñas vacunadas puedan abandonar los métodos tradicionales de protección (el preservativo) ni los de detección de células alteradas (papanicolau o colposcopía) una vez comenzada su vida sexual.

La vacuna no suprime la posibilidad de contraer cáncer ya que solo previene la infección con HPV para el 70 % de los casos.

A su vez, el virus HPV tiene cientos de cepas. Llega a estar presente en algún momento de la vida del 80 % de las mujeres.

De esas, solo el 1 o 2 % llegan a contraer cáncer.
Igual, cada año en Uruguay hay cerca de 350 nuevos casos de cáncer de cuello de útero y mueren 140 mujeres.

Se trata del único cáncer totalmente prevenible, el tercero más común para el sexo femenino y el séptimo si se mira a la población general.
El Ministerio de Salud Pública recomienda realizarse un papanicolau cada dos años o menos para detectar lesiones precancerosas.

Por ley, cada tres años el examen es gratuito, (no sé como hace mi esposa que empleada pública y se hizo el primer análisis en serio a los cuarenta y pico largos y siempre le pagaron el suelto,- espero que no lea esto porque voy a tener flor de lío-).
Sin embargo, los registros oficiales revelan que solo el 35 % de las mujeres tienen esa conducta, que podría identificar a tiempo cientos de casos.

En 2010 la Cátedra de Oncología Médica redactó, junto a todos los actores vinculados a la oncología, un consenso respecto a la vacuna contra el HPV.
Los especialistas concluyen que “la aplicación de la vacunación es efectiva”.
Agregan que en base a la evidencia “sería importante” vacunar a las mujeres de 9 a 13 años y preferentemente a las adolescentes de 12 años. Igual, insisten en que “se deben mantener los programas convencionales de prevención secundaria del cáncer de cuello uterino”.

El ginecólogo Justo Alonso, grado cinco de la Cátedra de Ginecotocología “C” del Pereira Rossell, dijo “la vacuna ha demostrado su eficacia en la prevención de la mayoría de los cánceres de cuello de útero”.
La cátedra entiende “lógico” que la vacunación forme parte de un plan nacional en el que se siga insistiendo con el papanicolau, pero considera que “lo ideal es vacunar a toda la población antes de la primera relación sexual”.

El grado cinco en Enfermedades Infecciosas y presidente de la Asociación Panamericana de Infectología, Eduardo Savio, manifestó que “aunque la vacuna no es 100 % eficaz, es lo suficiente como para tener más que razones para que las chicas la reciban”.

Las cátedras han sido claras y el Dr. Vázquez opinó sobre el tema.
Desde su visión de oncólogo desestimula las visiones que plantean estas terapias como fórmulas mágicas
Cuando en un país se trata de la salud pública, el protagonista más importante es el ciudadano.
El actor político, en el gobierno o en la oposición, tiene una importancia subordinada a la anterior.

La responsabilidad de los políticos y de la academia: brindar a la población conocimientos sólidos, científicamente respaldados y suficientemente claros, para que sean entendidos por quienes no tienen una formación al respecto.

Estas reflexiones surgen a propósito de la discusión pública que se ha dado en estos días sobre el tema cáncer de cuello de útero y el papel que juega la vacuna que previene la infección causada por el virus del papiloma humano.
La realidad ha cambiado dramáticamente en tiempos recientes y no son pocos los casos que hoy en día se diagnostican, incluso, a partir de los 15 años.
Casos de 15 a 19 años, 5; de 20 a 24, 27; de 25 a 29, 83; de 30 a 34, 151; de 35 a 39, 162; de 40 a 44, 238; de 45 a 49, 212 y de 50 a 54, 196.

La primera de esas conclusiones es su incidencia en mujeres jóvenes menos de 40 años; la segunda es que no estamos ante un problema menor.
Es así que tenemos en el Uruguay un nuevo caso diagnosticado cada día y muere, por esta causa, una mujer cada dos días.

Ante esta realidad surgen interrogantes:
¿Qué podemos hacer?,
¿Qué acontecimientos biológicos están en juego?,
¿Los conocimientos actuales pueden ayudarnos a combatir este mal?
Precisamente el cáncer de cuello de útero tiene como factor desencadenante una infección producida por un virus, conocido como virus del papiloma humano o HPV.
En realidad no es una sola variedad del virus, sino que se estima que hay más de 100 subtipos de este virus, de los cuales el HPV 16, 18, 31, 33, 35, 39, 45, 51, 52, 56, 58,59 y 66 son los considerados como los que producen mayor impacto patológico dado que pueden ocasionar de un cáncer del cuello de útero.

A partir de estas comprobaciones se desarrollaron vacunas contra el HPV.
Hasta el año 2010 existían dos vacunas probadas: una cuatrivalente contra los virus 6, 11, 16 y 18; otra bivalente contra los virus 16 y 18.
En Latinoamérica se estima que el 70% de los cánceres de cuello uterino se deben a los subtipos 16 y 18 del HPV (datos de la OMS publicados en el 2007).
Estas vacunas no evitan todos los cánceres de cuello uterino.
Es indispensable despejar el concepto de la “solución milagrosa” para prevenir la aparición del cáncer de cuello de útero.
Sigue siendo prioritario educar sobre estos temas a la población y en especial a los jóvenes.
El uso de preservativos en las relaciones sexuales y la realización de controles ginecológicos periódicos (consulta médica, Papanicolau y colposcopía si así lo indica el profesional médico) deben ser permanentemente aconsejados más allá del empleo de la vacuna contra el HPV.

Con la posibilidad de la aplicación de esta vacuna se podrá prevenir la aparición de cierto número de casos cáncer de cuello uterino, pero no todos.

Es así que en los años recientes se plantea vacunar contra el HPV a las adolescentes a partir de los 12 años cuando aún no han comenzado a mantener relaciones sexuales.
Pero no vacunar de manera aislada sino incluyendo esta indicación dentro de un Programa mas amplio que comprenda:
1º- Campaña masiva de educación a través de los medios de comunicación y otros medios, sobre los cuidados que se deben tener para evitar contraer enfermedades de trasmisión sexual, así como la necesidad de realizar consultas periódicas con el ginecólogo y realizar estudios de prevención secundaria como el Papanicolau, ya que con este estudio se pueden detectar lesiones precancerosas, o cánceres aun no invasivos, que se curarán en el 100% de los casos, si son tratados tempranamente de manera adecuada, o cánceres invasivos en estadios iniciales que pueden ser curados en casi 90% de los casos.

2º- Un plan de vacunación para las alumnas de 5º y 6º año escolar, en el primer año del plan, y en los años siguientes para las niñas que llegan al 5º año.

3º – Legislar para que sea obligatorio (y gratuito como ya lo establece la ley) la realización anual del Papanicolau y de la mamografía.
Solo así estaremos dando, entre todos, una lucha racional contra el cáncer de cuello de útero. De esta forma avanzaremos positivamente por la salud de nuestra gente.
Hasta aquí hablaron los que saben o que nosotros tenemos por tales.
Tras la opinión publicada Dr. Tabaré Vázquez sobre la vacuna que previene la infección causada por el papiloma, el diputado nacionalista Dr. Javier García dijo que si bien la vacuna “no es la garantía” para prevenir la enfermedad siempre, se da que, “en 7 cada 10 casos” sí se cura.

“¿Si fuera una hija nuestra, no lo haríamos sabiendo que podríamos evitar esta enfermedad en el 70% de los casos?”, se pregunta. García dice que el Partido Nacional le propuso lo que Vázquez esgrime en su carta, de enmarcar un plan integral que incluya la vacuna a las niñas en edad escolar, campañas educativas, controles médicos y la realización del papanicolau en las mujeres. “Se lo reclamamos por carta cuando comenzamos a pedir esta vacuna para sumarla a la estrategia preventiva.
Desde el Ministerio de Salud Pública se ha negado con distintos argumentos y sistemáticamente la inclusión de la inmunización.

El gobierno es quien tiene todos los instrumentos y recursos para ordenarlo, pero no lo hace. Es además el gobierno de su propio partido político”
Lo que dice el Dr. Vázquez no es nada nuevo, es lo que desde hace mucho tiempo reclamamos y él ahora reconoce públicamente.
El Partido Nacional va a llevar adelante las acciones parlamentarias necesarias para que se haga.

Él deberá asumir de qué lado está, porque es tiempo decidir y no de eludir la responsabilidad”, agrega.
El Vice Ministro, Dr. Brioso (ginecólogo él) acusó a la oposición de mentir sobre vacuna de HPV.

Dijo que la vacuna debe estar acompañada de un plan integrado de prevención
El ministro de Salud Pública (MSP) Dr. Jorge Venegas y el subsecretario de la cartera Leonel Briozzo, salieron a contestarle a los miembros de la oposición que le habían exigido al presidente José Mujica, por intermedio de una carta, la universalización de la vacuna contra el virus del papiloma humano.

Briozzo dijo en declaraciones recogidas por Subrayado que la oposición “miente” y que “partidiza el tema con argumentos sin fundamento”.
Además, el jerarca dijo que la vacuna no es contra el cáncer de cuello de útero y que no lo previene en todos los casos.
Lo que perjudica es decir que la vacuna trata el cáncer de cuello de útero.
Es mentira.

Genera la falsa sensación de seguridad, de que la vacuna previene el cáncer y que no es necesario hacer el Papanicolau”, dijo Briozzo. Además, afirmó que el debate debe ser “sin mentiras” y que tanto blancos como colorados intentan buscar un rédito político.
“La vacuna sola, sin un plan nacional integrado de prevención, es pan para hoy y hambre para mañana”, sentenció.

Por su parte, Venegas dijo que se hicieron las consultas respectivas con diversos actores del MSP y que “no es pertinente vulgarizar el tema en la opinión pública”.
Representantes de la oposición cuestionaron con dureza el cambio de posición del gobierno que hace semanas era contrario a aplicar la vacuna contra el HPV y ahora manifiesta su disposición a instrumentarla.

El Partido Colorado se considera que hubo errores políticos y técnicos al haber una negativa inicial a aplicar esta vacuna.
En una primera instancia “hubo un error técnico grueso del ministerio en contra del dictamen de la comisión asesora de vacunaciones.
Evidentemente en el ministerio cambiaron de posición, por lo que además inicialmente hubo un error político”, afirmó el senador colorado y ex ministro de Salud, Dr. Alfredo Solari.

“Me alegro que el gobierno cambie de posición porque la suya era equivocada y se estaba perjudicando a niñas inocentes”, añadió.
El dirigente de Vamos Uruguay sostuvo que “no es incompatible” suministrar una vacuna a niñas para que disminuya en 70% la probabilidad de contraer una enfermedad que es precancerosa de futuro, con el hecho de que después esa niña crezca y se someta al examen de Papanicolau para ver si está dentro del 30% que quedó sin protección.
“Las dos medidas son complementarias, no excluyentes.
Así, no puedo aceptar ni entender que se diga que no se vacunará a la niñas inocentes hasta que las mujeres adultas se hagan el Papanicolau”, reflexionó el senador de Vamos Uruguay.
El diputado de Alianza Nacional Dr. Javier García, manifestó: “Si se confirma la vacunación será un enorme logro.
Será el resultado de una lucha que se dio desde 2007 cuando se envió una carta al entonces presidente Tabaré Vázquez reclamando la obligatoriedad de la vacuna.
Además, en 2007 y 2011 presenté dos proyectos de ley en el mismo sentido”, recordó el legislador.

La vacunación “será una garantía para terminar con la discriminación económica de las mujeres en lo que es la lucha contra el cáncer de cuello de útero”, aseguró García.
“En esa tentativa recibimos negativa sistemática del anterior ministerio de Salud y también de este.

Hace pocos días se nos trató de mentirosos y de tratar de politizar la situación. Hoy queda claro de qué lado estaba la verdad, que teníamos razón. Ahora lo importante es que las mujeres uruguayas van a tener la vacuna”, resumió.
La marcha atrás del Ministerio de Salud Pública, que ahora decidió habilitar la vacuna contra el virus del papiloma humano, justo luego de que intervino en el tema el ex presidente Tabaré Vázquez, generó gran malestar en el mujiquismo con el ministro de Salud, Jorge Venegas.

El ministro que pertenece al Partido Comunista cambió repentinamente el rumbo en un tema que era llevado adelante por el subsecretario Leonel Briozzo, quien responde al sector del presidente José Mujica, dijeron a El Observador fuentes políticas.
Las fuentes afirmaron que hay intención de “sacar a Venegas” pero no lo pueden concretar “porque no tienen a otro comunista que poner” en el ministerio y cumplir con la cuota política.

Briozzo era quien encabezaba el tema de la vacuna y quien se oponía a universalizarla entre las niñas y las adolescentes, a quien corresponde suministrarla para que pueda contribuir a la prevención del cáncer de cuello de útero. Sin embargo, el ministro Venegas decidió unilateralmente que a partir de marzo de 2013, se habilitará la vacuna a niñas de 5º y 6º de Primaria.

Después de todo lo que leímos la vacuna debe ser universal y obligatoria a partir de cierto momento y la periodicidad de los análisis de papanicolau y otros similares obligatorios cada período de uno o dos años. Asimismo la necesidad de la utilización de preservativos.

Hay una materia pendiente sobre la que escribimos oportunamente y tiene que ver con este tema y es lo referente al sexo oral y la contaminación por tal vía tanto al hombre como a la mujer.

Práctica que la sociedad pacata de antes negaba, no sé si de la boca para afuera y en los hechos también, y cuya práctica es valor sabido se encuentra fuertemente generalizada.

A último momento se definió por las autoridades que la vacuna contra el cáncer será gratuita pero no obligatoria.

Más artículos en esta Sección:

4 comentarios
Deja tu comentario »

  1. dicen que la vacuna todavia esta en etapa experimental……que no jodan……hay un monton de lados donde ya la usan..en argentina por ejemplo…bajaron los indices o sea……..no jodan ………..hay resultados……………..no solo preve se ha demostrado que cura……….no jodan mas………

  2. Cada minuto perdido puede ser una vida que ya no podremos recuperar……al fin alguien se avivó le sopló al que te dije¡dale loco ponete los pantalones!…

  3. Hay muchas opiniones sobre este tema:

    http://detenganlavacuna.wordpress.com/2010/11/09/gardasil-cervarix/

  4. esta todo muy lindo las palabras si nos agarran desprevenidos nos tratan de convenser verdad pero no estamos de acuerdo que el mercurio es el veneno mas letal?tengo entendido que muchas vacunas lo tienen a los aseñores que se saben todo cual es su respuesta perceo

Deje su comentario