Contenidos para blogs, sitios y boletines electrónicos

Minerías

16. Agosto 2013 | Por | Categoria: Insólito

carta_20x15 ima-twit

Síguenos ahora también en Twitter y Facebook

Por Niquita Nipone
gif-el-repo-spot-2-145mine-1-145x170No estoy a favor ni en contra, porque no tengo elementos de juicio para estar en uno u otro sentido. Recuerdo que cuando recién se empezaba a hablar de lo que podrían ser las pasteras y tuve que ir a hacer unos trabajos para el lado del litoral, por primera vez en mi vida vi carteles en los alambrados de los campos en contra de las papeleras con la firma de un sector político de nuestro país y de algunos sindicatos.

Vinieron las elecciones y ese sector político se volvió partidario de las pasteras y se bancó todo lo que significó económicamente para Fray Bentos, la antes llamada planta de Botnia.

Crecimiento como el que vi en Salto cuando la construcción de la represa de Salto Grande o en Paysandú y en Río Negro cuando los puentes, claro que ahí eran otros Pérez y nos servía a todos.
Recuerdo a una señora mayor un tanto gruesa que una moto la había atropellado en Salto y malísima se quejaba que con lo de la represa en Salto “cualquier chino” tenía una motod”.

Los salteños utilizan el término chino y china en forma sumamente despectiva.
Pero el tema Botnia arrancó mal.
No estuvieron dispuestos a pagar el peaje que les exigían ciertos gobernantes y violando todos los tratados internacionales, bilaterales y lo que se les ocurra nombrar metieron unas viejas gordas a tomar mate cobre la cabecera del puente del lado de Gualeguaychú.
Tuvimos juicios hasta en La Haya, con un costo criminal.

El Dr. Vázquez en principio no partidario de las pasteras, cuando vio como venía la mano usando terminología del Presidente Mujica terminó mal con el tuerto y le fue peor con la vieja esa que es más dura de bancar.

Cambiaron los actores Vázquez se fumó toda la bronca y Mujica trabajándose un canchero pensó que la vieja le iba a decir que si a algo.
Ahora parodiando la anécdota anterior de Salto cualquier criollo tiene una moto china.
Hasta el día de hoy, no hemos podido saber, oficialmente, los resultados de los análisis de las aguas del río Uruguay que obran en poder de la Comisión Administradora, claro que con el antecedente de las elecciones del domingo pasado y que han aparecido otros López que vaticinan, que soplaran otros vientos capaces de hacer que nos enteremos que los informes técnicos que de aquel ayer eran acordes a lo que decían nuestros técnicos.
Pero habrá que esperar que amaine.
Claro que si hubieran sido negativos a la calidad de las aguas, ya los hubieran publicado a los cuatro vientos.

Escondieron el facón para corrernos con la vaina.
Pero ahora cambió el rumbo y no hablamos más de la madera sino que el tema viene entre nosotros, los de entre casa, por el asunto del hierro, si de aquellos yacimientos de hierro que decían los libros liceales que habían por el lado de Valentines, si Florida al fondo.

Parecería que capitales indios, porque ahora se llaman así, no como cuando estudiábamos en aquellos libros de estudio referidos, ahora son indios los de la India, además de los pieles rojas de las películas de cowboys y los charrúas, los chanáes y los del Mato Groso.

Hindú es la religión, los templos, su cultura y todo lo concerniente a ella.
La explotación sería a cielo abierto o sea sin túneles y se llevarían todas las toneladas de tierra que tuvieran la proporción de hierro que sirviera para la explotación, que la hicieran viable y los pozos, bueno ese es otro tema, se taparían con tierra o tendríamos los grandes lagos uruguayos, como los tienen en Canadá, claro que con nombres criollos o alguno en guaraní o en charrúa para no despertar suspicacias entre los indigenistas.
Se votó en las cámaras y aquellos que en un principio estaban en contra de las papeleras, ahora estarían a favor de los pozos.

Habría una inversión monstruosa, un puerto de aguas profundas y hay una gran incógnita, cuando se termina el hierro, porque el hierro es finito, no por angosto, sino que se puede terminar en determinado momento y cuando se termina qué?.
Los que estaban a favor desde un principio con las pasteras ahora están en contra del hierro, salvo algunas excepciones.
No tengo nada claro que me haga decir es bueno o es malo para el país.
Eso tiene que estar clarito antes de clavar la primera pala en suelo oriental y las medias se sabe que son para los zapatos, y hay que fijar una cantidad determinada e inamovible a la baja por tonelada de tierra extraída.

Todas las obras que se realicen, carreteras, puertos y demás, quedarán a beneficio del país, sin poner un mango partido al medio y si se funde el negocio, arrancamos de vuelta con otros empresarios solventes y les arrendaremos los lugares del puerto y les cobraremos los peajes y mantenimiento de las carreteras, sin lugar a reclamación de especie alguna por parte de los indios.

Si quedan los lagos, se explotarán con hoteles cinco estrellas para hacer turismo o todo lo que fuere emergente, a beneficio exclusivo de nuestro país y sin pagar un mango por las obras emergentes.
Por el momento no hay nada claro que me haga decir es bueno, es malo para el país.
No me cierro ante nada, ni para nada, pero eso si señores, no somos perejil de feria que estamos regalados, porque el perejil en la feria hace muchos años que no lo regalan y lo cobran bien por cierto.
Que quede bien claro el plan para un futuro Uruguay y muy claro también como se repartirá la torta.

Veo que a Panamá lo partieron al medio con un canal, pero Panamá es un país que desde que se sacó de encima a los yankees, anteriores dueños del canal, este le produce unos resultados económicos muy importantes, tan es así, que es un país que vive casi un cien por ciento del peaje que pagan los barcos por ahorrarse unos miles de kilómetros.
No creo que los indios vengan a Uruguay por nuestra linda cara, sino porque lo que vienen a buscar debe estar escaseando en el mundo y si le meten los miles de kilómetros que le meterán a la materia prima en bruto, no será para sacar a pasear la tierra uruguaya por las antípodas del planeta, sino porque el negocio les sirve y les da.
Que se pongan como corresponde y se hará el negocio.
Nos queda el petróleo, la salida al mar del Paraguay y Bolivia por el río Uruguay, ver cómo quedarán los campos después de la aventura sojera y otras vinculadas a la agricultura.

El campo adquirió un valor que nadie los soñaba hace unos pocos años.
No está todo claro ni nada que se le parezca.

¿Te gustó el artículo? Ayúdanos con tus comentarios. Gracias¡Hola! ¿Te gustó el artículo? Valoramos tus comentarios y nos ayudan. ¡Gracias!

Más artículos en esta Sección:

Deje su comentario