Contenidos para blogs, sitios y boletines electrónicos

Vampiros malvados y románticos

1. Octubre 2010 | Por | Categoria: Historias de las estrellas

carta_20x15 ima-twit

Síguenos ahora también en Twitter y Facebook

Jessica Alba

Tanto sus instintos sádicos como su personalidad de sex – símbol, son los motores de la gran maquinaria de entretenimientos audiovisual. Pero; ¿Cómo se armó esa máquina?. ¿De donde salió la materia prima?. ¿De quien se inspiró el primer libretista que armó el vampiro?. ¿Quién era?.

Con esta historia queremos cumplir con la amiga Rita Varone, una de nuestras mas queridas lectoras, que nos ha entusiasmado insistentemente con este tema y mucho le agradecemos. Y a través de ella, agradecer también a todos los que comentaron el artículo anterior referente a este tema. Así que quiten los espejos de sus alrededores, que no haya olor a ajo y guarden las cruces porque incursionaremos en la apasionante vida de los caminantes nocturnos.

Introducción en las creencias
Comencemos afirmando que según nuestros datos las primeras escrituras que se conoce del hombre datan de por lo menos 30 mil años de antigüedad. Con los primeros garabatos de aquella época, a base de dibujos y signos, nuestros antepasados nos dejaron sus experiencias, vivencias y creencias de aquel mundo tan lejano. Y vino a mi memoria un relato de aquellos días, se dice que un anciano estaba muy preocupado con el asunto del fin del mundo, porque siempre se tuvo ese problema en la gente. Entonces ese anciano fue a consultar a un sabio, que nunca falta en estas anécdotas. El sabio le pregunta al anciano del porqué le preocupaba eso y el anciano le habló de cuanto quería a sus pertenencias y su familia. Bueno, le contestó el sabio; te daré una muy buena noticia. No te hagas problema por tu familia o tus pertenencias, ellas continuaran en el mundo cuando tú desaparezcas. Porque será el fin del mundo, por lo menos para ti.

Cuando hablamos de mitos y leyendas, estaremos de acuerdo que nos referimos a las creencias de individuos, o un conjunto de individuos, o sociedades o civilizaciones con total libertad como mencionaba en sus comentarios nuestra amiga Rita. Y que en función de esas creencias llegaron luego las religiones. Porque una creencia, genera hábitos (si mal no recuerdo) y también un plan de acción que se nutre y se ayorna con ese fin. Es aquello de “Pienso y luego existo”. En tiempos modernos, hablar de mitos y leyendas en forma despectiva, es un poco una forma elegante de ‘bardear’ (embarrar) las creencias de la gente.

Recientemente un amigo me hizo un comentario sobre los cómic y aunque no tiene mucho que ver con el personaje que desarrollaremos, si tiene que ver con el concepto básico. Hablamos de “Gatúbela”, una de las archienemigas de Batman. En el cómic original su papel es de malvada. Por un artilugio de la industria, pasó de malvada a heroína protagonizando por la impresionante afroamericana Halle Berry, donde la villana era otra y como corresponde se incluye una buena historia de amor.

Por último y antes de meternos de lleno en el tema, diremos que las creencias de la gente, pueden ser tanto ilógicas para algunos, como carecer del sentido común para otros. Y esto no tiene porque ser embarazoso de reconocerlo, porque es ilógico que la gente fume perjudicando su salud y haciendo millonaria a las tabacaleras. Parece tener poco sentido común que alguien consuma drogas y alcohol sabiendo que arruinan la salud y la de la familia. No tiene nada de lógico que los matrimonios cuando se divorcian terminen a los hachazos después de haberse declarado amor eterno, inclusive teniendo de rehenes a sus hijos. Falta bastante de sentido común, en los hinchas de fútbol que se matan en un Estadio por el simple amor a los colores de una camiseta. Y súmele a la falta de lógica que tienen los suicidios, porque estas cosas ocurren cotidianamente a personas de todos los estratos sociales, en todo el mundo y no se salvan por más preparación y dinero que tengan. ¿Qué hace del ser humano gastar en armas para matar, cuando con la mitad de ese gasto, se podría salvar a la gente que muere por carencias de medicina o alimentos?. ¿Dónde está la lógica y el sentido común en todo esto?

Vamos al tema en cuestión que es mucho más interesante y polémico que las opiniones anteriores sobre las creencias.

En “Ser vampiro un buen negocio”, ya adelantamos hace dos semanas, sobre el poder que tiene la industria del entretenimiento para hacer digerir cualquier historia. Ya sea que se recree la vida de un dictador, o la de un desastre aéreo, el meollo de la receta será la misma. Por lo general un guionista escribe el libreto donde tiene que aparecer tres elementos básicos. Un héroe, un villano y la correspondiente historia de amor. El libretista sabe que si no logra plasmar los tres ingredientes necesarios, su guión puede dormirse en un cajón. Y si alguien escribe sobre un transatlántico que se estrella contra una cordillera y tiene todos los ingredientes básicos del cual hablamos, la industria ya verá como le pone alas a ese barco para que funcione a la perfección.

El escritor Bram Stoker

Los orígenes del caminante nocturno
Cuentan que las leyendas de los vampiros arrancan en el año 125 A.C. Los primeros escritos eran griego y provenían de los vendedores que hacían la ruta del comercio de seda en el Mediterráneo. Luego se extendieron por Asia y echaron raíces en tierras eslavas y en los Carpatos.

Los mitos estaban originalmente más estrechamente asociados con Irán, entonces emigraron alrededor del siglo VIII, a donde están ahora. Casi en cuanto llegaron, el proceso de cristianización se extendió y estallaron las leyendas de vampiros sobrevivieron como mitos.

Un tiempo después, los Gitanos emigraron desde norte hacia el oeste de la India (donde tienen varios mitos de vampiros) y dieron inicio sus mitos que se mezclaron con los del pueblo Eslavo. El centro de mayor incidencia para las historias del caminante nocturno fue Transilvania.
Porque los Gitanos llegaron a Transilvania brevemente antes de que Vlad Dracula naciera en 1431. Los Gitanos calentaron la ‘pava’ y Drácula se tomó el mate e hizo la historia.

El origen del vampiro malvado
El atractivo principal del personaje del vampiro es que tiene potenciadas tanto las virtudes como los errores humanos. Tiene dos caras, la luz y la oscuridad, a parte de sus debilidades y poderes.
En esta primera entrega, nos referiremos al origen malvado que dio pie y fue la inspiración de Bram Stoker, para hacer su novela.

Vlad Tepes - Drácula

Vlad Tepes el malvado Drácula
Valaquia era una provincia turca que estaba en Transilvania a orillas del Danubio. Allí existía en el siglo XV un príncipe conocido como Vlad Dracul. Pero la palabra Dracul, significaba en ese idioma simplemente dragón. El príncipe tuvo un hijo en 1430 y lo sucede a los 25 años con el título de Drácula, (hijo del Dragón).

Vlad Tepes, Drácula en adelante, no tuvo una infancia feliz. Porque vio a su padre ser asesinado en frente de él como también a su hermano ser enterrado vivo. Sin embargo, aunque fuera poco creíble fue educado en la cristiandad. Pero su espíritu tenía sed de venganza, porque su padre lo dejó a los 13 años a merced de los turcos, con un lenguaje y religión que odiaba.

Un día el padre y la madre del joven Drácula volvieron a casa dejando abandonado al chico en Turquía, y el Sultan le retuvo allí como una especie de seguro humano que le garantizaba que el padre de Drácula no le atacaría. El joven Drácula fue enviado en barco hasta el castillo de Egrigoz, una fortaleza que se encontraba a gran altura en las inaccesibles montañas del Asia Menor.

Drácula estuvo prisionero entonces desde 1444 hasta 1448, cuando le llego la horrible noticia de que su padre había violado la promesa hecha al Sultan y había declarado la guerra a los turcos. Drácula sabía que esa decisión ponía en peligro su vida.

La noticia de la declaración de guerra por parte del padre de Drácula a los turcos se regó como pólvora en todos los pueblos y ciudades de Transilvania. Drácula lo vio como una traición y a su vez como una enseñanza de que la vida no vale gran cosa.

Estos sucesos fueron marcando al joven Drácula para que fuera el temible “Empalador” como se lo conoce hoy en día. Sin embargo, a pesar de su oscura personalidad algunos rumanos lo ven como un héroe nacional por haber liberado a Valaquia, Moldavia y Transilvania del demonio de invasor turco. Y fue uno de los jefes mas temido por sus enemigos.

El empalamiento era la forma preferida de Drácula para ejecutar a sus enemigos.

El colgar a sus enemigos incrustándoles una estaca de madera o de hierro era su método predilecto para tratar tanto a sus prisioneros de guerra como a sus opositores en su gobierno. Su crueldad era tan reconocida como temible. Llegaba al extremo de hacer verdaderos banquetes y festejos alrededor de los cadáveres empalados. Obligando a sus comensales a comer junto a los olores nauseabundos, mientra Drácula disfrutaba de esa situación.
Uno de los relatos dice que entre la presencia de varios comensales, había uno que se consideraba amigo de Drácula. Y entonces Vlad le pregunta a su amigo que opinaba del bosque humano que tenía a su alrededor empalado. El amigo comete el error y frente a los demás comensales le dice; “Huele un poco mal”. A Vlad no le gustó ese comentario, acto seguido, hizo traer el madero mas alto que tenía se lo hizo meter por el traste y una vez empalado a lo alto le pregunto; “¿He, amigo, por allá arriba se huele mejor?”

Drácula fue realmente malvado en los 10 años que duró su reinado. Los relatos de entonces, le dan tanto color a su maldad que dicen que un día se quiso sacar a la gente minusválida de su reino de encima. Porque daban mal ejemplo, según Drácula. Para ello los invito a un gran banquete y una vez reunido los hizo prender fuego a todos.

Para Drácula no se salvaba nadie. Empalaba a los infieles y mujeres promiscuas, Vlad no solo empalaba personas también los mataba cortando sus órganos sexuales o desollándolos vivos y después exponiéndolos en público.

Las crónicas de la época cuentan que con esos mecanismos de empalamiento, Drácula se deshizo de más de 100 mil personas. Era el terror de todos los que caminaban por su reino. Hasta los mercaderes, que aunque lograban su protección, nunca tuvieron la seguridad. Drácula solo los engordaba, cuando creía que el mercader no lograría más riqueza, los empalaba y se apropiaba de todo.

Drácula se jactaba que en su reino todo marchaba a la perfección. Y lo malo de ser tan soberbio fue lo que terminó con este gran depredador de los humanos. Porque a Vlad, no le gustaba delegar nada y de todos desconfiaba. El era rey, guerrero en el campo de batalla y también Embajador. Por lo cual tenía muchísimos enemigos.

Hay muchas historias y crónicas para deleitarse los amantes del horror y del sanguinario Drácula. Desde ancianos, niños, mujeres embarazadas, amigos, familiares gente leales de su tropa y por su puesto enemigos, eran masacrados por cualquier motivo. Es más, las crónicas dicen, que su sadismo llegaba a tal punto, que tenía un sistema de empalamiento de muerte lenta, para todos aquellos que requerían que se les diera un motivo de su ejecución. Todo un malvado.

Las mismas crónicas cuentan, que Drácula hizo empalar al mismo Ceilino, jefe de sus tropas por el simple hecho de no haber satisfecho su monstruosidad en una batalla.
¡Todo un loco! ¿No?

La muerte y el comienzo del mito
A finales de 1476, en una de las tantas batallas contra los turcos, Drácula, que iba siempre al frente, se puso un uniforme de soldado turco y cruzo las líneas para inspeccionar el enemigo y conocer sus debilidades. Una vez hecho el reconocimiento y en el camino de regreso mientras armaba su estrategia se encontró con unos cuantos soldados suyos que al parecer no lo reconocieron, pues estaba disfrazado de turco. Drácula no tuvo más remedio que enfrentarlos y aunque mató por lo menos a seis, lo superaban en número y las flechas de sus propios soldados, insólitamente acabaron con su vida. Fue así, faltaron los bombos y platillos.

Increíblemente una vez derrotado, sus propios soldados, no sabiendo quien era realmente, le cortaron la cabeza como trofeo y se la enviaron a los turcos. Pero el Sultan lo reconoció y exhibió la cabeza de Drácula en las murallas del castillo Topkapi de Estambul. Durante un tiempo la mantuvo para la humillación de sus enemigos.

Este fue el personaje base que como dijimos al principio inspiró a Bram Stoker para armar la historia del vampiro, en lo que se refiere obviamente a su novela. ¿Porqué? Porque coinciden tiempo, lugar y espacio. Bueno, hasta el nombre es el del príncipe es Drácula. Bueno también es Príncipe, un dato no menor.

Espero que le haya gustado a los seguidores del vampirismo este humilde y trabajoso aporte y en especial, a nuestra apreciada Rita, a la cual le prometemos en una próxima entrega contar el otro lado, la otra cara, de este atrapante personaje. Que los que saben del tema, estarán al tanto que no inició su era romántica en el “Crepúsculo” de Hollywood.

Vlad Drácula ejerciendo el poder en su Transilvania

Más artículos en esta Sección:

10 comentarios
Deja tu comentario »

  1. Esta salado ese Vlad….era un HDP en serio…me consiguen el tema del video que esta increíble?

  2. UUUUUUhhhhhh…esta es pa contestar despue!!!!!!!!

  3. Como hay que insistirles algunos no? Pero te quedó DE TERROR DE BUENA y yo tengo que cortar para almorzar!!!!!! YA VEO GENTE EMPALADA POR TODOS LADOS!!!!

  4. Siempre les dedican cosas bonitas a otras menos a mi….todo bier igual la parte que contas…es horrible…pero en la que viene, vas a tener que nombrar a tom cruise, brad pitt y a angel y me la dedicas a mi para que me ponga cachonda’¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

  5. Loco…como es este asunto? Me lo leí hasta el final y me lo mataron con unas flechitas…y todavía sin bombos ni platillos???????????no ibas hablar de los vampiros????? Dejate de trillarte las minas que comentan y contame de alguno que muera decentemente con una estaca!!!!!!!!!
    Estuvo bueno y espero la otro,
    Saludos

  6. Si la historia es esa, el tipo era un demente y hacen que stalin y hitler no se vean tan malos. Pero fue una falsa alarma lo de los espejos, el ajo y las cruces, que hago? los dejo guardados hasta la proxima? el espejo lo necesito…

  7. Dejate de joder con ese dracula de mentira=%&()¿?&@, si no te clavan los colmillos y no te convertis en otro chupasangre, no es un dracula. Este tio era solo un villano poco glamoroso y tu le estas dando vida.

  8. Que locura la de Vlad, medio denso con el tema del empalamiento, como que la gente se tenía que morir colgada. Era una forma de crear miedo. Bueno, ya tengo estacas de madera, agua bendita, espejos cruces y ….

  9. Muchas gracias. Este era una bestia maldita y nada tenía que ver con los vampiros, creo. Hubiera preferido la dedicatoria en el que viene con ‘la otra cara’. Ese lo espero con expectativa.

  10. A mi me gustó. Prefiero mil veces el Dracula de Tapes sanguinario y nos los vampiros que hacen ahora maricones y sensibleros que se enamoran y se vuelven abtemios. O sos vampiro o galán de telenovela, que se decidan, porque a mi me gustaba mas cuando era el malo y había que clavarle una estaca…

Deje su comentario