Contenidos para blogs, sitios y boletines electrónicos

Arzobispo Sturla: No, a la baja de la edad de imputabilidad

13. marzo 2014 | Por | Categoria: Galería

carta_20x15 ima-twit

Síguenos ahora también en Twitter y Facebook

Por Iara Bermúdez y Waldemar García

El pasado domingo 9 de marzo, tomó posesión del cargo de Arzobispo de Montevideo, Monseñor Daniel Sturla. El nuevo Arzobispo tiene un discurso diferente al de su antecesor en las cuestiones que han dividido la opinión de los uruguayos en los últimos meses.

sturla4_435x326La posición de Monseñor Sturla es mucho más progresista en los temas de la homosexualidad, la ley de la marihuana, y el aborto. En cambio su posición en contra de la baja de la edad de imputabilidad es la misma que la iglesia ha venido manteniendo desde que los partidos tradicionales sacaron el tema a debate.

En el acto de toma de posesión del cargo, realizado en una abarrotada Catedral de Montevideo, que contó con la presencia de las más altas autoridades del país, estaban presentes el Presidente José Mujica, el Vicepresidente Danilo Astori, la Intendenta Ana Olivera, varios ministros, diputados, senadores, los jefes de las tres armas, así como representantes del cuerpo diplomático y representantes de otras comunidades religiosas.

En su primera homilía como Arzobispo, Monseñor Sturla no se refirió a ninguno de los temas polémicos. Su discurso estuvo inspirado en dos palabras claves: Amistad y Gracias.
Aludiendo al génesis dijo que “…una ruptura ente Dios y el hombre marcó, desde el comienzo, la marcha de la humanidad. Toda la historia de salvación es la historia de una amistad no siempre fácil, en la que Dios toma la iniciativa, nos “primerea” como dice el Papa, pero donde el hombre, en su libertad, tiene la potestad increíble de poner un freno al Creador Todopoderoso. Porque ser amigos es una elección y una elección mutua, una elección que de nuestra parte es frágil, y necesita siempre renovarse.” “…Amistad que es expresión de la vocación más íntima de todo hombre y que da sentido a su misteriosa aventura. Nuestra vida es amistad…encuentro, mesa compartida, esposos que se eligen, familia reunida, también es compañía en el dolor, mano tendida al que cae, comprensión y perdón. Lo sabemos, los amigos lo son “en las buenas y en las malas”, son los que están en las fiestas y en los velorios, los que “no nos dejan en la estacada”. Los amigos “se hacen el aguante”, como dicen los jóvenes.” Para hacer finalmente una invitación, “La iglesia es casa de puertas abiertas, mate pronto, mesa tendida. No tengamos miedo de ser misioneros y de salir a invitar, vayamos especialmente a los jóvenes y a los pobres. Los vamos a encontrar en tantas esquinas de nuestros barrios donde no siempre lo que reúne, construye. Nosotros les compartiremos nuestra alegría, o mejor aún, queremos ayudarles a que aflore su propia alegría.”

Refiriéndose a la palabra gracias expresó: “Hoy en esta Iglesia Catedral hay creyentes de otras religiones, hay hermanos cristianos, pero también no creyentes que han venido a acompañar. A Ustedes, junto con “el gracias” más profundo por compartir esta celebración con nosotros, la seguridad de nuestra amistad… La Iglesia no es para sí misma. La Iglesia, fiel a Jesús, es experta y servidora de humanidad.”

Hizo luego mención a su convicción de que la Iglesia es una iglesia plural y que ha de convivir y aceptar a toda la sociedad: “Esta catedral testigo de tantos acontecimientos históricos de nuestra patria hoy es lugar de encuentro, y de un encuentro histórico, en el marco plural de nuestra sociedad. La presencia del Presidente y del Vicepresidente son una señal de una laicidad positiva, donde el hecho religioso ocupa un lugar también en nuestra sociedad.”
“Guarda la catedral tumbas de varios de nuestros héroes. Se encuentra la pila bautismal en la que fue bautizado Artigas. El próximo 20 de junio serán los 250 años de ese acontecimiento. En la lápida de Larrañaga, escrita por Pivel Devoto, se dice de un modo hermoso: “el culto a su memoria armoniza los sentimientos colectivos”. Mons. Jacinto Vera, nuestro primer obispo, camino a los altares, murió rodeado del afecto de todo el pueblo y respetado por sus mismos adversarios. Fueron signos de una Iglesia servidora de su pueblo, consustanciada con la Patria. ¡Qué bueno es estar hoy aquí envueltos en la historia y queriendo construir el presente!”

La Iglesia en la sociedad
“A algunos grupos dentro de la Iglesia –aseguró Sturla a Canal 4- les cuesta comprender que estamos en una sociedad plural y que nosotros somos una de las voces. No somos poseedores de la verdad, somos servidores de una verdad que nos trasciende y desde allí compartimos con la sociedad plural lo que es nuestra firme postura.” Remarcó también la necesidad de profundizar en la integración social, “El Uruguay se nos fue fragmentando y ha habido todo este avance económico, y social también, de los últimos años, pero sin embargo hay grupos que se nos van quedando fuera de esta marcha ascendente que los uruguayos hemos tenido.”
En cuanto a la pederastia dentro de la iglesia dice que lo tiene muy claro, se ha de ser implacable. “…no debe haber ningún caso –aseguraba- que quede tapado o no salga a la luz…”
En una carta dirigida a los Presbíteros, fechada en Montevideo, 11 de febrero de 2014 expresa: “Quiero expresarles mi anhelo de estar cerca de Ustedes. Mi deseo es encontrarlos en este tiempo, conocerlos más, escuchar sus inquietudes, compartirles las mías. Sé que sólo con la colaboración de cada uno de los sacerdotes de la Arquidiócesis podremos dar, a nuestra querida Iglesia de Montevideo, un renovado impulso evangelizador y misionero, trabajar junto con los consagrados y los laicos para que “la ciudad se llene de alegría” (cfr Hch 8,8). Nuestra gente, en los distintos barrios y poblados de Montevideo, de un modo especial los jóvenes y los pobres, necesitan que les “contemos la fama del Señor” y que todos juntos en asamblea (eklesía) “cantemos sus alabanzas”.

Baja de la edad de imputabilidad para los menores
Sobre la baja de la edad de imputabilidad, dijo a Canal 4, que no sabe si participará o no en el debate público pero que “…mi postura, que me surge “de piel”, es el no a la rebaja de la edad. Creo que hay otros caminos y no creo que el mensaje positivo para los jóvenes sea este.”

Ley de despenalización del aborto
En una entrevista concedida la semana pasada a radio El Espectador, se le preguntaba sobre la fuerte oposición que ha ejercido la Iglesia a la aprobación de las leyes de despenalización del aborto y la aprobación del matrimonio igualitario, a lo que Sturla respondía: “Obviamente nosotros no cambiamos nuestra mirada, no es que ahora vamos a entender que el aborto está bien ni nada por el estilo. El tema es asumir la realidad como es. Ese es un primer principio. Una de las cosas de las que habla el Papa en este documento es el valor que tiene la realidad, uno no puede ir contra los molinos de viento que uno se imagina que idealmente tendríamos que ser. ¡No! Uno tiene que tomar al hombre como el hombre es, a la sociedad como la sociedad es, y ahí anunciar a Cristo. Entonces esta sociedad uruguaya –obviamente estoy en contra de esas dos leyes– aprobó el aborto, aprobó el matrimonio igualitario: a partir de ahí evangelicemos esta realidad, no sigamos peleando contra lo que ya fue, evangelicemos a partir de esta realidad nueva que se plantea la sociedad uruguaya.”
En referencia al aborto, dijo en un medio televisivo que para él es un paso atrás en materia de derechos, que él como sacerdote comprende el drama humano que hay detrás de cada aborto, y que hay que “leer la letra pequeña”, “para los titulares, el aborto estaba prohibido y ahora está permitido, pero que si se analiza la ley, ni antes estaba totalmente prohibido ni ahora está totalmente permitido.” Para agregar que la ley ya está aprobada, que es una realidad, que hubo un intento de derogarla a través de referéndum al que la amplia mayoría de los uruguayos no apoyó y que entonces hay que mirar para adelante “tomar la realidad como la realidad es y no como nosotros queremos que sea. Y a partir de allí el evangelio”

Ley de matrimonio igualitario
En declaraciones al semanario Búsqueda, Monseñor Sturla afirmó: “Yo tengo amigos homosexuales. He tenido chicos con los que he hablado del tema, les he asegurado que Dios los ama profundamente. Dios te ama por lo que sos y no porque te orientes a un lado u otro desde el punto de vista sexual.”
Explicó que de acuerdo al dogma católico, tener relaciones sexuales fuera del matrimonio es pecado y por lo tanto el matrimonio para personas del mismo sexo acerca a estas personas a los postulados religiosos.
Sturla aseguró que si una pareja homosexual se presenta con su hijo en la Iglesia Matriz éste será bautizado siguiendo el rito católico. “Nadie puede negarle (a un niño) el bautismo porque tenga dos papás o dos mamás.”
“El requisito para que un niño sea bautizado –puntualizaría en Canal 4-es que los padres se comprometan a educarlo en la fe católica. Y el derecho del niño a ser bautizado prevalece por encima de que sus padres sean del mismo sexo.”

Ley de regulación de la comercialización de la marihuana.
Sturla dijo al semanario Búsqueda que tiene dudas acerca de la efectividad de la regulación de la marihuana para combatir el narcotráfico, uno de los argumentos principales del gobierno para aprobar la normativa. Pero también afirmó que: “Está claro que el fracaso de lo que se hace actualmente es muy grande y algo al respecto hay que hacer.”

¿Quién es Daniel Sturla?

Daniel Fernando Sturla Berhouet, S.D.B. nació en Montevideo el 4 de julio de 1959.
Queda huérfano a los 16 años a la muerte de su madre, su padre había fallecido 3 años antes.
Su hermano Martín, 6 años mayor, pasa a ser su tutor. (Martín Sturla se desempeñó como diputado por el Partido Nacional, falleciendo en 1991).
Realizó sus estudios elementales y secundarios (hasta 4º año), en el Colegio San Juan Bautista de los Hermanos de la Sagrada Familia. Obtuvo el Bachillerato en Derecho en el Instituto Juan XXIII de los Salesianos. Realizó los estudios de Filosofía y Ciencias de la Educación en el Instituto Miguel Rúa de los Salesianos, en Montevideo.
Estudió Teología en el entonces Instituto Teológico del Uruguay, hoy Facultad de Teología Mons. Mariano Soler, donde obtuvo la Licenciatura en Teología.
Entró en la Congregación Salesiana, en la Inspectoría(Provincia) del Uruguay, a fines de los años setenta, haciendo el noviciado en 1979 y su primera profesión religiosa el 31 de enero de 1980.

El 21 de noviembre de 1987 fue ordenado sacerdote.
Ha ocupado diversos cargos, tanto pastorales como de gobierno, sobre todo en su Congregación Salesiana. En particular:
– Consejero de estudios en las Escuelas Profesionales Talleres Don Bosco;
– Trabajó en las obras sociales de los Oratorios Salesianos y en los inicios del Movimiento Tacurú, en los años 1981, 1984 y 1985.
– Encargado, a varios niveles, de los novicios salesianos;
– Director del Instituto Preuniversitario Juan XXIII;
– El 28 de octubre de 2008 fue nombrado Inspector Salesiano para el Uruguay;
– Poco después, fue elegido Presidente de la Conferencia de Religiosos y Religiosas del Uruguay (CONFRU);
El 10 de diciembre de 2011 fue nombrado Obispo Auxiliar de Montevideo y titular de Phelbes.
El 4 de marzo de 2012 fue consagrado Obispo.
Dentro de la Conferencia Episcopal del Uruguay (CEU), ocupa los siguientes cargos: es Responsable del Departamento de Misiones, del Departamento de Laicos y Delegado suplente al Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM).
Es profesor de Historia de la Iglesia en el Uruguay en la Facultad de Teología Mons. Mariano Soler y ha publicado diversos artículos sobre su materia y un libro: “¿Santa o de Turismo? La secularización del calendario en el Uruguay”, Instituto Preuniversitario Juan XXIII, Montevideo, 2010.

El 11 de febrero de 2014 ha sido nombrado Arzobispo Metropolitano de Montevideo por el Santo Padre Francisco.
¿Te gustó el artículo? Ayúdanos con tus comentarios. Gracias¡Hola! ¿Te gustó el artículo? Valoramos tus comentarios y nos ayudan. ¡Gracias!

Más artículos en esta Sección:

Deje su comentario