Contenidos para blogs, sitios y boletines electrónicos

Los nuevos super soldados

30. Diciembre 2010 | Por | Categoria: Tecnología - Ciencia

carta_20x15 ima-twit

Síguenos ahora también en Twitter y Facebook

Una segunda ‘piel’ se activa antes de recibir un impacto, brazos y piernas que multiplican las fuerzas humanas, super vista y permanente apoyo de una super computadora son algunas de las mejoras de la ciencia en la guerra.

Ya se, conozco las reglas. La ciencia debería utilizar su sabiduría para mejorar la calidad de vida de las personas y no para destruirlas.

¿Pero en donde se podría aplicar mejor la nanotecnología si no es en la guerra?. Para curar y todo eso es mal gastar plata, por lo menos los que saben y dan el ejemplo así lo demuestran con sus inversiones.

Entonces mas que lamentarnos, diremos que el nuevo traje del soldado es sumamente liviano y flexible y está conectado a una PC, sus sensores están monitoreando permanentemente el terreno y cuando detecta un disparo, inmediatamente el traje se vuelve impenetrable. Y contaremos también otro beneficio de este traje, porque el soldado podrá caminar mas de 5 km en una hora si mostrar fatiga.

Demos entonces un vistazo a los proyectos de tecnología militar actuales nos puede avanzar cómo serán las Fuerzas Armadas en el futuro, no tan lejos de las imágenes futuristas de las películas de ciencia-ficción.

Las iniciativas en materia militar tomadas por el Congreso de Estados Unidos ya trabajan en el soldado del 2020. En el marco del programa «Sistema de Combate del Futuro» los militares no sólo contarán con mejor armamento, sino con una protección individual superior y con un ordenador de a bordo.

Pero los avances más espectaculares los encontramos en materia del rendimiento individual de cada soldado. Diferentes programas trabajan en complementos robotizados para darle más fuerza a los brazos y más velocidad y resistencia a las piernas.

Futuro inmediato
Las campañas de Afganistán o Irak han servido de lección para la industria armamentística. En terrenos o climas adversos, un equipo que a menudo supera los 55 kilogramos es una importante barrera para cualquier traslado. La propuesta para el futuro no supera los 22 kilogramos gracias al uso de nuevos materiales.

La «armadura» integrada en los nuevos uniformes absorbe el impacto de una bala mejor que los actuales chalecos antibalas. La protección, con forma de concha, queda a cinco centímetros del cuerpo del soldado, por lo que si recibe un impacto de bala, la fuerza se distribuye más uniformemente disminuyéndose lesiones como la fractura de costillas.

Ordenadores integrados
Los sistemas informáticos propuestos para el futuro convierten a cada soldado en parte de una red local sobre la que poner en práctica cualquier táctica.

Los soldados compartirán los datos con vehículos, aeronaves y otras tropas. «Si un helicóptero Apache se adelanta a sus movimientos, puede enviarles en tiempo real el vídeo grabado del enemigo con que se encontrará», explica Jean-Louis DeGay, del Centro de Sistemas de Soldado.

El ordenador de a bordo supervisaría también la temperatura corporal, la frecuencia cardíaca, si el combatiente está de pie o boca abajo, y la cantidad de agua que el soldado ha bebido», dijo DeGay.

Un médico, que puede estar a kilómetros de distancia, ahora será capaz de diagnosticar y tratar a un militar que esté a punto de sufrir una insolación, sin necesidad de verlo físicamente. Un mapa dirigirá al paciente hasta encontrar la ayuda necesaria.

Trajes inteligentes
La nanotecnología se refiere a la creación de dispositivos o sistemas con un tamaño a escala reducida de 100 nanómetros o menos. Un nanómetro es una medida equivalente métrico a una mil millonésima de un metro.

«Lo que esperamos obtener de este programa es una armadura que se lleva como cualquier prenda pero impregnada con nanomáquinas conectadas a un ordenador de a bordo. Entonces, cuando se dispara una bala en el sistema uniforme, normalmente es flexible hasta que se detecta la agresión y se vuelve rígida», explicó el experto.

Uniforme robotizado
El programa «Guerrero del Futuro» trabaja en los avances para 2015-2020. La principal propuesta es el esqueleto «HULC», diseñado para aumentar la fuerza de los soldados y la movilidad en terrenos irregulares. Es un sistema modular compuesto por una unidad de la mochila sobre el hombro.

Máscaras protectoras
Más de la mitad de todas las lesiones a las tropas estadounidenses se deben a las explosiones, y un gran porcentaje conllevan daños en la cabeza. Mientras que los cascos ofrecen cierta protección, las ondas expansivas se pueden transmitir al cerebro del soldado a través de su rostro.

Según las pruebas realizadas el estudio, las lesiones con o sin casco apenas diferían, pero con el uso del casco y el complemento de la máscara, los daños se reducían sensiblemente.

La compañía «BAE Systems» desarrolló en 2008 un sensor montado dentro de los cascos de los soldados que indica cuándo se ha recibido la fuerza suficiente para causar una lesión en el cerebro, una circunstancia que, en ocasiones, no siente el propio afectado hasta pasadas varias horas.

Soldado del futuro gana más un aliado

Lo que era ficción hace algunos años está se volviendo realidad. Tras una década de estudios e investigaciones, el Ejército de Estados Unidos anunció que está iniciando tests del equipamiento personal denominado HULC (Cargador Humano Universal de Carga), uno exoesqueleto cibernético cuya finalidad será proporcionar capacidad de desempeño sobrehumana a los soldados.

Criado por el ingeniero mecánico Hami Kazerooni, el sistema está siendo perfeccionado en asociación con el gigante estadounidense Lockheed Martin. El principio de puesta en marcha del HULC está basado en sensores distribuidos por el equipamiento que detectan y anticipan los movimientos del usuario. Los dados colectados por esos sensores son procesados y accionan instantáneamente la musculatura hidráulica (o robótica) del sistema, confeccionada básicamente de titanio. La fuente de alimentación del HULC es constituida de una célula generadora de electricidad de litio con autonomía de una hora instalada en una especie de mochila.

Las cualidades del HULC permitirán que un soldado camine 5 km en una hora sin someterlo al desgaste típico de esa acción o entonces el poder de cargar hasta 90 kg. Además, el sistema puede hacer un soldado correr en velocidades de hasta 16 km/h.

La primera fase de ensayos del HULC será dedicada a la evaluación biomecánica, es decir, dimensionar cuanta energía un soldado irá a desgastar dentro de un sobre pre-determinado de acciones. Además, será evaluado cuanto tiempo el hombre llevará para aprender a controlar el equipamiento cargando variados pesos y se moviendo en diversas velocidades.

Durante el 2011 tendremos mas detalles sobre los nuevos soldados nanotécnicos, hasta este entonces les deseo a todos nuestros lectores un feliz fin de año y mejor comienzo de año.

En el video vemos algunas de las ventajas en resistencia y súper fuerza que brinda el exo- esqueleto.

Más artículos en esta Sección:

3 comentarios
Deja tu comentario »

  1. Ya mismo tengo que saber donde compro eso….te evitas gastos de estacionamiento y multas, me viene barbaro es la nueva politica de locomocion, 5 km en 1 hora!!!!!!!!!! y no se cansa!!!!!!!!!! UNA GRAN SOLUCION EN LOCOMOCION URBANA Y YO SOLITO LA VI PRIMERO!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

  2. Ya te van a inventar una senda solo para el transito con exoesqueleto y por eso vas a tener que pagar un tributo, una patente y seguro….hahaahaha….y solamente podrán circular los que reunan determinados requisitos tecnicos………vos que creías?
    saludos

  3. Bienvenidos señores … A una nueva era de Spartans

Deje su comentario