Contenidos para blogs, sitios y boletines electrónicos

Perra adoptante

5. Diciembre 2013 | Por | Categoria: Insólito

carta_20x15 ima-twit

Síguenos ahora también en Twitter y Facebook

Por Niquita Nipone
Prometí y cumpliré en el próximo número terminar con el artículo sobre los enjuagues del rey de España y familia real o de mentira, pero en estos momentos es más importante para mí y para los lectores esta situación que paso a relatar.

tascha-2_435x326Supe tener un par de cliente alemanes, socios entre sí, uno era netamente alemán y otro Georg-Rolland (me reservo el apellido) que hablaba muy bien el español con un marcado acento alemán, y por su actividad internacional conocía muy bien el concepto que tenemos los latinos de los alemanes y se presentaba diciendo (copio la fonética de su pronunciación) “io ser un alemán gredondo, no soy como esos alemanes cuadgrados” y tenía gran razón, a pesar de su origen teutónico, era sumamente latino mentalmente.

Era de Heildelberg, ciudad que se encuentra en la zona conocida por nosotros como la “Selva Negra”, que de selva en Alemania no tiene nada y de negra mucho menos.
Me quería llevar a su país para que aprendiera los impuestos de su país fue le llevaban más de un 50 % de lo que ganaba.

Por eso vino a establecerse aquí con un campo que compró y cuando quiso acordar Alemania le cobraría impuestos sobre lo que tenía acá y vendió todo y se fue, craso error el suyo porque si hubiera mantenido el campo ese unas 2.000 Hás hoy sería millonario en dólares o en euros.
La única forma que tenían en Alemania de enterarse de lo que tenía en Uruguay era si el lo decía, y como buen alemán hizo una declaración jurada incluyendo sus bienes uruguayos y ahí tuvo que cambiar sus planes.
Esto que narré no parece venir al caso, pero los alemanes son así en todo y si no vean lo que está pasando en estos momentos.
Cientos de alemanes intentan evitar que separen a un niño y una perra, esto sería el hecho visto en forma somera desde los medios.

Dylan Gerzmehlem es un niño alemán de 10 años que está en estado vegetativo desde el día que nació. Pero desde hace seis años, Dylan tiene un ángel guardián que lo cuida y lo protege y las autoridades alemanas quieren separarlos.
Tascha es una perra Staffordshire bull terrier que todas las mañanas lo visita, le ajusta la manta, le lame los pies, se acuesta junto a él y pone su cara cerca del pequeño.
La presencia de Tascha es tan influyente que incluso las máquinas que monitorean la respiración y el corazón de Dylan muestran que los valores mejoran cuando ella está junto a él, e incluso los padres de Dylan, Eckhard y Bárbara, y los médicos, aseguran que entre ambos hay un vínculo que no debería romperse.

Sin embargo, la relación entre Dylan y Tascha podría tener los días contados debido a que la mascota mordió al perro de un vecino en una pelea.
Algo que para las autoridades alemanas es motivo más que suficiente para separarla de Dylan.
Es que además, la raza de Tascha está clasificada como peligrosa en el estado de Brandeburgo, donde se mudó la familia Gerzmehlem para que Dylan tuviera un entorno más tranquilo, alejado de la capital.
La pelea con el perro del vecino ha sido el único episodio problemático en la vida de Tascha, que fue esterilizada, recibió un entrenamiento específico y superó las pruebas de temperamento.
“Cada vez que el perro está con él, nuestro hijo responde.
Es feliz”, dijo Eckhard, el padre de Dylan, al diario Daily Mail.
Y añadió: “Su respiración se vuelve más tranquila, su ritmo cardíaco se cae.
Esto se debe al perro”.
La cosa es tan clara como que el pobre niño no conoce a sus padres pero identifica la presencia de su ángel guardián perruno.

La historia de Tascha provocó una revolución en las redes sociales, especialmente en Facebook, donde miles de personas se han movilizado a través de una página y amenazan con salir a la calle en protestas para mantener juntos al niño Dylan y a la perra Tascha.
Los padres de Dylan tendrán en los próximos días una reunión con el alcalde del pueblo de Schonwalde, donde residen.
Un alcalde de un pueblo, por sobre la familia, los médicos y lo que rompe la vista, porque una perra instintivamente peleó cono otro perro.
Si consiguen demostrar que Tascha es un ‘perro de terapia’, tratarán de encontrar una solución, explicó un portavoz de la alcaldía.

“Ya trataron varias veces de llevársela para matarla.
“Me creeré que Tascha se salva, cuando lo vea.
“Pero es una señal de esperanza”, dijo el padre de Dylan.
El animal, de una raza considerada peligrosa en el estado alemán de Brandeburgo, mordió al perro de un vecino en una pelea.
Por este motivo, las autoridades quieren separar a Tascha de Dylan.
Los padres del niño se reunirán con el alcalde de su localidad.
Si consiguen demostrar que es un ‘perro de terapia’, evitarán la separación.
Los padres de Dylan, Eckhard y Bárbara y los médicos, aseguran que entre ambos hay un vínculo que no debería romperse, pero las autoridades entienden lo que quieren entender, si sacan y matan a la perra, pasan a la historia como que evitaron que la perra en un ataque no mate al niño y ellos salvan su prestigio.

Nadie notaría si el niño muere por la falta de la perra, sería muy difícil de probar.
La raza de Tascha, tiene mala fama, como muchas otras y por lo general los perros se parecen a sus dueños, los crían a los palos y son perros mordedores, así sean un cuzco de mala muerte.
En mi casa voy por la quinta generación de tener dobermann asesinos, como el nombre de la película, aquellos que en las películas de la guerra, usaban para perseguir y custodiar a los judíos en los campos de concentración, esos perros difamados, a tal nivel que los de los carritos los ven de lejos y doblan.
Nunca tuve problema con ninguno de los cinco doberman, bah… tres machos y dos hembras, ni siquiera que le mostraran los dientes a nadie y siempre les quito la comida como símbolo de que el manda soy yo.

Un primo mío tiene una perra rottweiler, también con una fama espantosa y cuando entro a su casa me tengo que cuidar del loro paraguayo porque me puede agujerear un dedo o la nuca si se me sube al hombre y de la señora perra, compartimos el mismo sillón mientras me tomo un whisky, y es pesada como “marlo de chiquero”, por sus más de 50 kgs y por su sed de cariño.
No entiendo y no me cabe en mi cabeza de uruguayo que haya una intromisión tal en la privacidad de una familia con un niño enfermo, ni siquiera contagioso, el cual tiene como único nexo en el mundo a esta perra.
Un imbécil peruano, porque de alguna forma tengo que definirlo, comentó en las redes al tal efecto “Eutanasia ya”, tanto al perro como al niño que ambos son inocentes de una inocencia total.
Claro que este aprendiz de Hitler incaico, es tan liberal con la vida ajena, porque ni el hijo es suyo y nunca debe de haber tenido su perro en su vida de pisco y ceviche.
Tantas cadenas que hay en los medios pidiendo algo, no sería malo iniciar una por Tascha, la perra que adoptó a Dylan, un niño minusválido total, donde hay una relación entre ambos beneficiosa para el niño, que creo que ni médicos ni veterinarios puedan definir.

Me viene a la memoria de la gente sin un techo que no quieren concurrir a los refugios en pleno invierno porque se tienen que desprender del único bien afectivo y material que tienen, su perro.
O el despropósito que hicieron en el Piñeryro del Campo o en la Colonia Etchepare, cuando le quitaron los perros a los alienados, que inclusive les servían de abrigo en el crudo invierno.
El mundo es mundo y como tal es el que se dan estas cosas insólitas en forma gratuita, ni devengar nada positivo a favor de nadie.


¿Te gustó el artículo? Ayúdanos con tus comentarios. Gracias¡Hola! ¿Te gustó el artículo? Valoramos tus comentarios y nos ayudan. ¡Gracias!

Más artículos en esta Sección:

Un comentario
Deja tu comentario »

  1. Que barbaro, el cariño de los animales es incondicional y son un ejemplo para todos.

Deje su comentario