Curtura etílica

Me sorprendió sobremanera una noticia del día de ayer

Salió en todos los diarios Ancap ordena a su personal a comprar ron para popularizarlo y el dinero le será devuelto como viático y las botellas volverán a las góndolas.

Sin meterme a analizar el menjunje tributario que resulta de comprar más caro, más IVA y que les devuelvan la plata, para vender nuevamente la misma bebida al costo inicial, mayorista, dejando por el camino los otros avatares, de que les den las cuentas que se encarguen los contadores.

Eso sí para evitar infidencias no se deberá pedir factura, sino la devolución será con el simple taloncito de la caja, qué prolijidad más prolija, para que no trascienda lo que es vox populii, vox dei (voz del pueblo, voz de Dios).

Claro que se evitan tan bien que nosotros estamos escribiendo este artículo y otros me imagino ya habrán escrito lo suyo y la infidencia ya llegó, sin perjuicio del absurdo de pretender cambiar el mercado consumidor porque 11 personas compren 14 botellas de Ron Espinillar.

Entremos en el tema y aclaremos los tantos.

El ron Espinillar Gran Reserva es el único ron uruguayo con 20 años de añejamiento.

CABA SA (Compañía Ancap de Bebidas y Alcoholes) lo lanzó al mercado a fines del año pasado, junto a las versiones de 3 años y 10 años.

Sigue en pag. 2

2 comentarios en “Curtura etílica

  • el 15 febrero 2013 a las 10:36
    Permalink

    Los abran mandado noma a comprar? el jefe dice queno!!!!!pero para que fueron a comprar una bebida de 1700$$ uruguaya-que ni se sabe que existe-en diferentes lugares y masomenos en las mismas fechas-no me jodan- eso es para que los negocios compren denuevo-como pasa siempre-con alguno no arreglaron y ese fue el estomago refriado que los verndio……….jajajaja……..increíble…………

  • el 16 febrero 2013 a las 13:07
    Permalink

    Este es un truco comercial que utilizan la mayoria de las empresas para que les compren en los lugares de distribución; incitar a la compra a través de ver como compran otros. Para ello contratan a un grupo de personas que visiten y llamen preguntando si tienen el ‘producto’ que lanzas al mercado. Si te lo compran mejor, y es menos sospechoso. Para eso las empresas invierten un porcentaje de sus ganancias proyectadas para comprar en lugares de distribución estratégicos y en horas pico con el fin de generar demanda de sus productos.
    Si se pretende que el Estado sea una empresa genuina(que no utilice subvención del dinero público para subsistir), tienen que saber que ha de competir con empresas del mismo rubro que utiliza todas las herramientas para vender.
    Quienes delataron ANCAP dejaron en evidencia esta técnica que la gente suponía que se hacía pero ahora sabe que es verdad. Vamos a ver como repercute esto a nivel empresarial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *