Día del Patrimonio Nacional

En nuestro país, se celebra anualmente en el mes de octubre el Día del Patrimonio.

Esta costumbre se adoptó siguiendo la experiencia de otros países, como iniciativa que ayuda a difundir los valores nacionales, organizada por la Comisión del Patrimonio Cultural de la Nación que depende del Ministerio de Educación y Cultura.

En esa instancia, todos los edificios gubernamentales, museos, instituciones educativas, iglesias, edificios y hasta casas particulares, que tiene interés histórico o arquitectónico están abiertas gratuitamente al público.
Si bien en sus comienzos el énfasis estaba en el patrimonio arquitectónico, con el devenir del tiempo se comenzó a ampliar la noción de patrimonio para abarcar todo aquello material e inmaterial que se valora en el imaginario colectivo, desde los monumentos históricos hasta los ritmos uruguayos de la murga como por ejemplo la marcha camión.
El día del patrimonio se celebró por primera vez en Uruguay en 1995, siendo una iniciativa del fallecido arquitecto José Luis Livni.

Su popularidad ha crecido año tras año.

En el año 2000, se estima que más de 500.000 personas participaron de las distintas actividades

En las primeras ediciones se dedicó un solo día y fue principalmente en Montevideo.

Posteriormente, al irse agregando más lugares a visitar y viendo el éxito que tuvo esta iniciativa, con gran cantidad de personas que a veces hacían largas colas para poder ingresar a los sitios de su interés, las autoridades decidieron que se extendiera a dos días, sábado y domingo, aunque la celebración mantiene la denominación de día del patrimonio.

Cada año el Día del Patrimonio elige un tema central de celebración y difusión patrimonial.

En el año 1995 fue la primera edición de este evento, ahora tradicional.
En el año 1996, el Día del Patrimonio homenajeó a su fundador, el entonces recién fallecido arquitecto José Luis Livni.
En el año 1997 se homenajeó al profesor Juan E. Pivel Devoto y fundador de la Comisión del Patrimonio Histórico, Artístico y Cultural de la Nación.

En el año 1998 se rindió homenaje a Alfredo R. Campos, militar y arquitecto.

En el año 1999 se dedicó a Luis Andreoni, ingeniero que engalanó la ciudad de Montevideo con arquitectura de gusto europeo.
En el año 2000, con motivo del sesquicentenario del fallecimiento del general José Gervasio Artigas, el Día del Patrimonio se dedicó a la figura del prócer nacional.
En el 2001 el Día del Patrimonio fue dedicado a los arquitectos Mauricio y Antonio Cravotto.

En el 2002 estuvo dedicado al antropólogo Horacio Arredondo, quien recuperó la Fortaleza de Santa Teresa.

En el 2003 estuvo dedicado al musicólogo e investigador Lauro Ayestarán (1913-1966).

En el 2004 estuvo dedicado a Joaquín Torres García (1874-1949), pintor, creador del constructivismo.

En el 2005 estuvo dedicado a Carlos Solé (1916–1975), relator de fútbol, en homenaje al paisaje sonoro del Uruguay y al relato deportivo, como un bien patrimonial inmaterial.
La voz de Solé trajo al Uruguay la victoria del país en el Campeonato Mundial de Fútbol en 1950 en el estadio de Maracaná.

En el 2006 el lema fue «Tradición e innovación Eladio Dieste: El señor de los ladrillos», dedicado a la memoria y a la obra del ingeniero Dieste.

En muchas ciudades y lugares de los distintos departamentos del Uruguay se realizaron actividades relacionadas a esta fiesta.
Se aprovecha para difundir la música, danza, y cultura, con actuaciones de conjuntos, disertaciones, exhibición de videos, etc.

Es interesante señalar que junto con el lema central se generan también otros temas de celebración patrimonial: en este año, por ejemplo se organizó un concurso culinario sobre las tortas fritas, a la vez que 100 baterías de murga rindieron homenaje a la marcha camión uno de los ritmos ya tradicionales de la murga uruguaya en el Carnaval.

En el 2007, fueron homenajeadas las artistas afro-uruguayas Rosa Luna, Martha Gularte y Lágrima Ríos, destacando los aportes de la raza negra a la cultura del Uruguay, una de cuyas manifestaciones más emblemáticas es el Carnaval del Uruguay, con su Desfile de llamadas.

Aunque poco difundido, los aportes de los negros han sido de mucha importancia en la conformación nacional, la independencia, la cultura y la identidad del país.

En el 2008, se homenajeó a Carlos Vaz Ferreira (187-1958), escritor y filósofo uruguayo.

En el 2009, fueron homenajeados los poetas Bartolomé Hidalgo (1788-1822) y Rubén Lena (1925-1995).

En el 2010 el homenaje fue al teatro nacional y a algunos de sus impulsores más importantes: Florencio Sánchez, José Podestá, Trinidad Guevara, Alberto Candeau, Ángel Curotto, Atahualpa del Cioppo y Margarita Xirgú.
Además, en el marco de la fiesta popular fueron recordados los cien años del fallecimiento del dramaturgo Florencio Sánchez y los cien años del nacimiento del actor Alberto Candeau.

Alberto Candeau, García Lorca y Margarita Xirgú

Rubén Yañez, Florencio Sánchez y Atahualpa del Cioppo
En el 2011 estuvieron destinados a la Redota, en el marco de los festejos del Bicentenario Nacional.
En el 2012 el tema es el lenguaje de los uruguayos.
En 2015, la temática fue La arquitectura en el Uruguay y coincidió con el vigésimo aniversario de la incorporación de Colonia del Sacramento.

Un comentario en «Día del Patrimonio Nacional»

  • el 30 septiembre 2016 a las 10:01
    Enlace permanente

    Hay que aprovechar que los días son lindos para salir a recorrer los museos y conocer mas de la historia. Eso me lo digo años tras año….

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.