La Orden de los Illuminati II

En el final del capítulo anterior, decíamos que; Dos consecuencias importantes siguieron inmediatamente como resultado de la aparición de Kinigge en la orden.

Los por tanto tiempo buscados grados mayores, fueron finalmente resueltos con una alianza entre los Illuminati y la Masonería; detalles en anterior post La Orden de los Illuminati.

Knigge, un influyente diplomático de Alemania del Norte y ocultista se unió a los Illuminati en 1780. Aquí se le muestra haciendo el signo de la Mano Oculta.

La influencia de Knigge sobre la Orden fue profunda e inmediata. El nuevo sistema que elaboró atrajo a Masones y otras figuras poderosas, que dieron gran impulso al movimiento. Aquí está el sistema ideado por Knigge:

Knigge mantuvo intactos los grados originales de la Orden pero agregó otros nuevos por encima de ellos. El segundo nivel de los Illuminati incorporaba los grados de la Masonería haciendo por tanto a la Hermandad simplemente una parte de la más amplia superestructura Iluminista.

“El grado Novicio (parte del sistema sólo en un sentido de preparación) se mantuvo sin cambios por Knigge, salvo por la adición de una comunicación impresa para ser puesta en manos de todo nuevo recluta, informándoles que la Orden de los Illuminati estaba en contra de todas las demás formas de Masonería contemporánea como la única de tipo no degenerado, y, como tal, la única capaz de restaurar el oficio a su antiguo esplendor.

Los tres simbólicos grados de la segunda clase parecen haber sido diseñados solamente con el fin de proporcionar una vía por la cual los miembros de las distintas ramas de la gran familia Masónica pueden pasar a los grados superiores de la nueva orden.”

Los grados más altos de la Orden se restringían a unos pocos selectos e incluían poderosos individuos y personalidades influyentes. El grado de Príncipe tenía dentro de sus filas a Inspectores nacionales, Provinciales, Prefectos y Decanos de los sacerdotes. En la cima de la pirámide estaban los Magos (también conocidos como Areopagitas), que componían los jefes supremos de la Orden. Sus identidades eran guardadas en forma segura y aún son difíciles de confirmar hoy.

La estrategia de Knigge dio impresionantes resultados y permitió a los Illuminati convertirse en un movimiento extremadamente poderoso.

“El nuevo método de propagar el Iluminismo a través de su afiliación con las logias Masónicas pronto demostró su valía.

En gran parte debido a la fina estrategia de buscar reclutas entre los funcionarios y otros personajes influyentes de las logias de la Masonería, uno tras otro de esta última en una rápida sucesión se pasaron al nuevo sistema. Nuevas prefecturas fueron establecidas, nuevas provincias organizadas, y los Provinciales comenzaron a reportar un flujo constante y abundante de nuevos reclutas. (…)

Estudiantes, comerciantes, médicos, farmacéuticos, abogados, jueces, profesores de gimnasios y universidades, preceptores, funcionarios civiles, pastores, sacerdotes – todos eran generosamente representados entre los nuevos reclutas.

Pronto aparecieron nombres distinguidos en las listas de las logias del nuevo sistema. El duque Fernando de Brunswick, el duque Ernst de Gotha, el duque Karl Augustde Sajonia-Weimar, el príncipe Augusto de Sajonia-Gotha, el príncipe Carlos de Hesse, el Barón Dalberg, el filósofo Herder, el poeta Goethe, el pedagogo Pestalozzi, se encontraban entre el número de inscritos.

A finales de 1784 los líderes se jactaban de una matrícula total de entre dos mil y tres mil miembros 106. y del establecimiento de la orden sobre una base sólida que parecía ser completamente segura”.

Weishaupt, sin embargo, no disfrutó el éxito de su Orden por mucho tiempo. Surgieron sospechas de conspiración Illuminati contra los gobiernos y religiosos en toda Europa. Viendo una amenaza creíble en contra de su poder, el gobierno de Baviera lanzó un edicto prohibiendo a todas las comunidades, sociedades y hermandades que existieron sin la debida autorización de la ley.

Además, desacuerdos internos entre Weishaupt y los superiores de su Orden condujeron a disputas y disensiones. En medio de todo esto, algunos miembros fueron directamente a las autoridades y testificaron en contra de la Orden, una oportunidad que no fué desperdiciada por el gobierno Bávaro.

iluminat-241-2_350x465

“De la boca de sus amigos, las acusaciones que sus enemigos hicieron contra la orden debían ser justificadas. Por las admisiones de sus líderes, el sistema de los Illuminati tenía la apariencia de una organización dedicada al derrocamiento de la religión y el Estado, una banda de envenenadores y falsificadores, una asociación de hombres de moral repugnante y gustos depravados.”

En 1788, a través del uso de una legislación agresiva y cargos criminales, los Illuminati de Baviera fueron aparentemente dispersados y destruidos por el gobierno. Mientras que algunos ven aquí la conclusión de la historia de los Illuminati, no hay que olvidar que los tentáculos del Iluminismo tuvieron el tiempo para propagarse más allá de los límites de Baviera para alcanzar a las logias Masónicas a través de Europa.

En otras palabras, los Illuminati nunca fueron destruidos, sino que simplemente pasaron a la clandestinidad. Un año más tarde, un evento importante demostraría que el Iluminismo estaba más vivo y potente que nunca: la Revolución Francesa.

La Revolución Francesa El violento derrocamiento de la Monarquía Francesa en 1789, simboliza para muchos la victoria del Jacobinismo y el Iluminismo sobre las instituciones tradicionales de la época. La adopción oficial de la Declaración de los Derechos Humanos recordaba los valores Masónicos e Iluministas dentro del núcleo del gobierno francés. El nuevo lema del país “Liberté, Egalité et Fraternité” (Libertad, Igualdad y Fraternidad) se decía que era un famoso dicho Masónico que se utilizó en las logias francesas durante siglos.

El documento oficial de la Declaración de los Derechos Humanos contiene varios símbolos ocultistas con referencia a las Sociedades Secretas. En primer lugar, el símbolo del “Ojo que Todo lo Ve” dentro del triángulo, rodeado por la luz de la estrella llameante Sirio, se encuentra por encima de todo (este símbolo se encuentra también en el Gran Sello de los Estados Unidos). Debajo del título está representado un Ouroboros (la serpiente que se come su propia cola), símbolo esotérico asociado con la Alquimia, el Gnosticismo y el Hermetismo, las enseñanzas fundamentales de la Masonería. Justo debajo del Ouroboros está un gorro frigio rojo, símbolo que representa las revoluciones Iluministas en todo el mundo. La Declaración toda está escoltada por los pilares Masónicos.

Reacción contra el Iluminismo

Si bien se decía que la Orden de los Iluminati estaba muerta, aún así las ideas que promovieron se volvieron una realidad. Los Masones y los Rosacruces siguieron prosperando, y los Illuminati parecían estar viviendo a través de ellos. Europa estaba experimentando un profundo caos a medida que una nueva clase de personas tomaban las riendas del poder. Los críticos comenzaron a surgir, revelando a las masas las fuerzas ocultas detrás de los cambios que estaban presenciando.

iluminat-241-3-605-148

Leopoldo Hoffman, un masón que estaba convencido de que los Illuminati corrompieron su Hermandad, publicó una serie de artículos en su periódico titulado Wiener Zeitschrift. Afirmó que los grados más bajos de los Illuminati se habían disuelto, pero los grados más altos seguían activos. También añadió que la Masonería estaba siendo “sometida por el Iluminismo” y transformada para servir a sus fines. También afirmó que la Revolución Francesa fue el resultado de años de propaganda Iluminista.

En 1797, John Robinson, médico escocés, matemático e inventor (inventó la sirena) publicó un libro titulado “Pruebas de una Conspiración contra todas las Religiones y los Gobiernos de Europa, llevadas a cabo en las Reuniones Secretas de los Masones, los Illuminati y las Sociedades de Lectura “. Este devoto masón se desilusionó cuando se dio cuenta de que su hermandad había sido infiltrada por los Illuminati. He aquí un extracto de su libro:

“He descubierto que el refugio de la Logia Mason había sido empleado en todos los países para descargar y propagar opiniones sobre religión y política, que no podrían haber circulado en público sin exponer al autor a un gran peligro.

Me pareció que esta impunidad había alentado gradualmente a los hombres de principios licenciosos a volverse más audaces, y a enseñar doctrinas subversivas de todas nuestras nociones de moralidad-de toda nuestra confianza en el gobierno moral del universo-de todas nuestras esperanzas de mejora en un estado futuro de existencia y de toda satisfacción y contento con nuestra vida actual, mientras vivamos en un estado de subordinación civil. He sido capaz de rastrear estos intentos, realizados, en el transcurso de cincuenta años, bajo el especioso pretexto de iluminar el mundo con la antorcha de la filosofía, y de disipar las nubes de la superstición civil y religiosa que mantienen a las naciones de Europa en la oscuridad y la esclavitud.

He observado a estas doctrinas difundirse y mezclarse gradualmente con todos los diferentes sistemas de la Masonería hasta que, al fin, UNA ASOCIACION HA SIDO FORMADA con el expreso objetivo de ACABAR CON TODOS LOS ESTABLECIMIENTOS RELIGIOSOS, y DERROCAR TODOS LOS GOBIERNOS EXISTENTES DE EUROPA. He visto esta Asociación esforzarse a sí misma celosa y sistemáticamente, hasta que se ha vuelto casi irresistible:

Y he visto que los líderes más activos en la Revolución Francesa eran miembros de esta Asociación, y condujeron sus primeros movimientos de acuerdo a sus principios, y por medio de sus instrucciones y asistencia, solicitadas y obtenidas formalmente:

Y, por último, he visto que esta Asociación sigue existiendo, sigue trabajando en secreto, y que no solo varias de sus apariciones entre nosotros muestran que sus emisarios están procurando propagar sus detestables doctrinas, sino que la Asociación tiene Logias en el Reino Unido correspondientes con la Logia matriz en Munich desde 1784. . .

La Asociación de la que he estado hablando-es la Orden de los ILLUMINATI, fundada en 1775 [sic], por el Dr. Adam Weishaupt, profesor de derecho canónico en la Universidad de Ingolstadt, y abolida en 1786 por el Elector de Baviera, pero revivida inmediatamente después, con otro nombre, y en una forma diferente, en toda Alemania. Se la detectó otra vez, y aparentemente disolvió; pero para entonces había echado raices tan profundamente que aún subsiste sin ser detectada, y se ha extendido a todos los países de Europa”

AugustinBarrel, un sacerdote jesuita francés también publicó en 1797 un libro relacionando la Revolución Francesa con los Illuminati de Baviera. En “Memorias para servir a la historia del Jacobinismo”, él rastreó el lema “Libertad e Igualdad” hasta los primeros Templarios y afirmó que, en los grados superiores de la orden, la libertad y la igualdad no sólo se explicaban por la “guerra contra los reyes y los tronos”, sino por la “guerra contra Cristo y sus altares”. También dió detalles relativos a la Iluminista toma de posesión de la Masonería.

“Barruel denunció que no sólo la orden inferior de la Masonería fue engañada por Weishaupt, sino también la de los propios Illuminati de Weishaupt, para la que había dado otro nivel de dirección altamente secreto conocido como el Aeopagus, un reservado círculo de directores de toda la orden, los únicos que sabían de sus secretos objetivos.

Para Barruel, estos líderes revolucionarios como La Rochefoucauld, Lafayette, y el duque de Orleáns, se habían convertido en agentes de los Illuminati y víctimas de radicales más extremos, como Danton, provocadores que desataron la rebelión dirigida por los Illuminati. Barruel acusó más adelante que todo el establecimiento Masónico francés se había convertido a las ideas revolucionarias de Weishaupt, sus logias convertidas en comités secretos que planeaban derramamiento de sangre.”

Propagación en los Estados Unidos

La mayoría de los Padres Fundadores de Estados Unidos formaban parte de Sociedades Secretas, sea que fuese de los Masones, Rosacruces u otros. Algunos de ellos viajaron a Europa y estaban bien versados en las doctrinas de los Illuminati.

De 1776 a 1785 – cuando los Illuminati de Baviera estaban abiertamente activos – Benjamin Franklin estaba en París en calidad de embajador de los Estados Unidos para Francia. Durante su estancia, se convirtió en Gran Maestro de la logia “Las Nueve Hermanas” que estaba asociada con el “Gran Oriente” de Francia.

Se decía que esta organización masónica se había convertido en la sede central francesa de los Illuminati de Baviera. Fue particularmente influyente en organizar el apoyo francés a la Revolución Estadounidense y más tarde fue parte del proceso hacia la Revolución Francesa.

En 1799, cuando el ministro alemán G.W. Snyder advirtió a George Washington del plan de los Illuminati “para derrocar todos los gobiernos y las religiones”, Washington respondió que él había oído “la mayor parte del nefario y peligroso plan y las doctrinas de los Illuminati”. Sin embargo, él concluyó su carta diciendo: “Yo creo no obstante, que ninguna de las Logias en este país estCn contaminados con los principios atribuidos a la Sociedad de los Illuminati”.

En otra carta a Snyder, escrita un mes después, Washington siguió con el tema:

“No fue mi intención poner en duda que, las Doctrinas de los Illuminati, y los principios del Jacobinismo no se habían propagado en los Estados Unidos. Por el contrario, nadie está más realmente satisfecho de este hecho que yo.

La idea de que yo quería transmitir, era, que yo no creía que las Logias de la Masonería en este país hubiesen, como Sociedades, tratado de propagar los diabólicos principios de la primera, o los perniciosos principios de la última (si es que son susceptibles de separación).

Que personas de entre ellos lo pueden haber hecho, o que el fundador, o el instrumento empleado para fundar, las Sociedades Democráticas en los Estados Unidos, pueden haber tenido estos objetivos, y de hecho había una separación de la gente de su Gobierno a la vista, es demasiado evidente para ser questionado”.

Parte de la carta original escrita por George Washington con respecto a los Illuminati.

A juzgar por esta carta, George Washington estaba obviamente, muy consciente de las doctrinas de los Illuminati, e incluso si no creía que las instituciones Masónicas de los Estados Unidos propagaban sus doctrinas, reconoce que individuos podrían haber emprendido esa tarea.

Después de los Illuminati de Baviera

Hoy, el término Illuminati se utiliza para describir vagamente el pequeño grupo de poderosos individuos que están trabajando hacia la creación de un Gobierno Mundial, con la emisión de una moneda única mundial y una sola religión mundial. Aunque es difícil determinar si este grupo desciende directamente de los Illuminati de Baviera originales, o que incluso utilice el término Illuminati, sus principios y métodos son la continuación perfecta de la misma.

Como se mencionó anteriormente, el nombre que se utilice para describir la élite oculta puede cambiar. Y, en última instancia, el nombre es irrelevante, lo que hay que reconocer es la corriente subyacente que ha existido durante siglos.

De acuerdo a Manly. P Hall, los Illuminati de Baviera eran parte de lo que él llama la “Fraternidad Universal”, una Orden invisible en la “fuente” de la mayoría de las Sociedades Secretas Herméticas del pasado.

Ha trabajado durante siglos para la transformación de la humanidad, guiándola a través de un proceso alquímico mundial. De la misma forma en que la Gran Obra alquímica busca convertir metales en bruto en oro, afirma trabajar para una metamorfosis similar del mundo.

De acuerdo con Hall, la Fraternidad Universal a veces se hace visible, pero bajo la apariencia de diferentes nombres y símbolos.

Esto significaría que los Caballeros Templarios,Masones,Rosacruces, y los Illuminati son manifestaciones temporales visibles de una fuerza subyacente que es infinitamente más profunda y poderosa. Sin embargo, siendo los seres humanos lo que son – débiles hacia la codicia y el poder de la lujuria – estos movimientos a menudo se corrompen y terminan conspirando contra las masas para obtener más poder y beneficios materiales.

“Ciertamente había un trasfondo de cosas esotéricas, en el sentido más místico de la palabra, bajo la superficie del Iluminismo. En este sentido, la Orden seguía exactamente los pasos de los Caballeros Templarios.

Los Templarios volvieron a Europa después de las Cruzadas, trayendo con ellos una serie de fragmentos selectos de la tradición ocultista oriental, algunos de los cuales los habían recopilado de los Drusos del Líbano, y algunos de los discípulos de Hasan Ibn-al-Sabbah, el viejo mago del Monte Alamut.

Si había una profunda corriente mística fluyendo bajo la superficie del Iluminismo, es cierto que Weishaupt no era la Fuente de Castalia.

Tal vez los lirios de los Illuminati y las rosas de los Rosacruces estaban, por un milagro de la naturaleza, emanando del mismo tallo. El viejo simbolismo sugeriría esto, y no siempre es prudente ignorar antiguos puntos de referencia. Sólo hay una explicación que satisfaga los obvios y naturales requerimientos de los hechos conocidos.

Los Illuminati fueron parte de una tradición esotérica que había descendido desde la remota antigüedad y que durante un corto tiempo se había revelado entre los humanistas de Ingolstadt. Una de las flores de la “skyplant” estaba allí, pero las raíces estaban lejos en mejor terreno”.

Hall concluye que los Illuminati existían desde mucho antes de la llegada de la Orden de Weishaupt y que todavía existen hoy. Fué bajo el disfraz de la derrota y la destrucción que los Illuminati llevaron a cabo sus más grandes victorias.

“Weishaupt surgió como un fiel servidor de una causa superior. Detrás de él se movió la intrincada maquinaria de la Escuela Secreta. Como de costumbre, no le confiaron su peso completo a cualquier institución perecible. La historia física de los Illuminati de Baviera se extendió por un período de sólo doce años.

Es difícil de entender, por tanto, la profunda conmoción que este movimiento causó en la vida política de Europa. Nos vemos obligados a la comprensión de que este grupo Bávaro era sólo un fragmento de un gran y complejo proyecto.

Todos los esfuerzos para descubrir a los miembros de los grados superiores de la Orden Illuminati han sido infructuosos. Ha sido habitual, por lo tanto, asumir que estos grados superiores no existieron, excepto en las mentes de Weishaupt y Von Knigge. ¿Acaso no es igualmente posible que un poderoso grupo de hombres, resueltos a permanecer totalmente desconocidos, se movieran detrás de Weishaupt y lo empujaran hacia adelante como pantalla para sus propias actividades?

Los ideales del Iluminismo, ya que se encuentran en los Misterios paganos de la antigüedad, eran viejos cuando Weishaupt nació, y es poco probable que estas convicciones largamente acariciadas pereciesen con su experimento de Baviera. La obra que quedó inconclusa en 1785 permanece inconclusa en 1950. Las Órdenes Esotéricas no se extinguirán hasta que el objetivo que las trajo a la existencia se haya cumplido. Las Organizaciones pueden perecer, pero la Gran Escuela es indestructible”.

El Gran Sello de los Estados Unidos muestra la inacabada Gran Pirámide de Giza, símbolo de la obra inconclusa de las Ordenes Esotéricas: un Nuevo Orden Mundial. El Sello fue adoptado sobre el dólar estadounidense por Franklin Delano Roosevelt, Masón de grado 32 y Caballero de Fintias con lazos Manly P. Hall.

Los Illuminati Hoy

Si la Agenda Iluminista sigue viva hoy, ¿qué forma tomaría? Desde el punto de vista esotérico y espiritual, algunas Sociedades Secretas modernas, como la O.T.O (Ordo TempliOrientis) han afirmado ser las herederas del Iluminismo. Otros investigadores afirmaron que existen Ordenes ocultas por encima de los 33 “visibles” grados de la Masonería que conforman los Illuminati. Como son, por definición, secretas, la obtención de detalles acerca de estas órdenes es bastante difícil.

El lado político del Iluminismo moderno es mucho más visible y sus planes son evidentes. A un grupo cada vez más restrictivo y concentrado se le está encargando la creación de importantes decisiones y políticas. Comités y organizaciones internacionales, actuando por encima de los funcionarios electos están creando hoy políticas sociales y económicas que se aplican a escala global.

Este fenómeno es relativamente nuevo en la historia del mundo en tanto que en lugar de reinos o estados-nación, un gobierno en la sombra no electo, compuesto por la élite del mundo, se está convirtiendo gradualmente en el centro del poder mundial.

“En otro plano de la política están los grupos ideológicos como el Consejo de Relaciones Exteriores, o los participantes en el Foro Económico Mundial. Aquí nos encontramos con los líderes en la política, negocios, finanzas, educación y los medios de comunicación que comparten la creencia en el valor de las soluciones globales, están en posición de gran autoridad e influencia, y representan diferentes niveles de implicación con el círculo interno del grupo.

La mayoría de los miembros simplemente le dan la bienvenida a la oportunidad de asociarse con otras bien conocidas luminarias y son honrados al serles ofrecidos privilegios de membresía o asistencia. Además, la ideología en los niveles más altos de estos grupos apoya un gobierno mundial – para ser administrado por una clase de expertos y planificadores, encomendados de dirigir instituciones políticas y sociales organizadas centralmente.

Aunque los miembros pueden ser persuadidos a sumar sus considerables voces a ciertas políticas económicas y políticamente transnacionales, no pueden ser comprensivos (o incluso conscientes) de las ambiciones a largo plazo del círculo ínterno. Si bien estos grupos a menudo tienen sus reuniones en secreto, sus listas de miembros son un asunto de registro público. Es la agenda central la que sí está oculta.”

Los principales consejos y grupos de élite son: el Grupo de Crisis Internacional, el Consejo de Relaciones Exteriores, el Foro Económico Mundial, la Institution Brookings, la Casa Chatham, la Comisión Trilateral y el Grupo Bilderberg. El “Bohemian Club” es conocido por celebrar reuniones informales de la élite mundial salpicado de extrañas ceremonias y rituales. La Insignia del Club es un búho, similar al que se encuentra en el sello Minerval de los Illuminati de Baviera.

Insignia del “Bohemian Club”

Si uno pudiera estudiar cuidadosamente a los miembros y participantes de estos clubes exclusivos, se daría cuenta que allí se mezclan los más poderosos políticos, directores ejecutivos e intelectuales de la época con individuos menos conocidos de nombres famosos. Son los descendientes de poderosas dinastías que llegaron al poder al hacerse cargo de los aspectos vitales de las economías modernas, tales como el sistema bancario, la industria del petróleo o los medios de comunicación. Ellos han estado asociados con audaces eventos de cambio, tales como la creación de la Reserva Federal en 1913.

Este acto modificó completamente el sistema bancario de los Estados Unidos, poniéndolo en las manos de unas pocas corporaciones de elite. Una prueba de esto es la decisión del tribunal en 1982 indicando que “Los Bancos de la Reserva no son instrumentos federales para propósitos de la FTCA [Acta Federal de Demandas por Agravios], sino corporaciones independientes, de propiedad privada y controladas localmente”.

En su libro “Linajes de los Illuminati”, el polémico autor Fritz Springmeier afirma que los Illuminati hoy están conformados por los descendientes de trece poderosas familias cuyos antepasados tenían vínculos cercanos o lejanos con los Illuminati de Baviera originales. De acuerdo con Springmeier, esas 13 líneas de sangre son: los Astor, los Bundy, los Collins, los DuPont, los Freeman, los Kennedy, los Li, los Onassis, los Reynolds, los Rockefeller, los Rothschild, los Russell y los Van Duyns.

No hay duda de que, en virtud de los recursos materiales y políticos que poseen, algunas de estas familias tienen una gran cantidad de poder en el mundo actual. Parece que forman el núcleo de lo que hoy llamamos “los Iluminati”. Sin embargo, ¿están conspirando para crear un Nuevo Orden Mundial? He aquí una cita de las memorias de David Rockefeller, que podrían responder algunas preguntas:

“Durante más de un siglo, extremistas ideológicos en cualquier extremo del espectro político han aprovechado incidentes bien publicitados, como mi encuentro con Castro para atacar a la familia Rockefeller por la excesiva influencia que ellos claman que ejercemos sobre las instituciones políticas y económicas estadounidenses. Algunos incluso creen que somos parte de una conspiración secreta que trabaja contra los mejores intereses de los Estados Unidos, caracterizándonos a mi familia y a mí como

“internacionalistas” y de conspirar con otros alrededor del mundo para construir una estructura política y económica global más integrada- un mundo, si se quiere. Si ese es el cargo, soy culpable, y estoy orgulloso de ello.”

En conclusión

La historia de los Illuminati ha sido reprimida o revelada, desacreditada o expuesta, ridiculizada o exagerada en innumerables ocasiones -, todo dependiendo del punto de los autores y si son “apologistas” o “críticos”. Obtener la verdad absoluta sobre un grupo que siempre debió ser secreto es todo un reto y uno debe utilizar una gran cantidad de juicio y de discernimiento para diferenciar los hechos de las invenciones. Como no es posible responder todas las cuestiones relativas a los Illuminati, este artículo simplemente trató de dibujar un panorama más preciso de la Orden y de presentar hechos importantes relacionados con ella.

La actual atmósfera política es bastante distinta de la época de Weishaupt y los Padres Fundadores de los Estados Unidos, pero todavía hay muchas similitudes. Mientras que los Illuminati de Baviera, supuestamente denunciaban la opresión política y religiosa del Vaticano, un nuevo tipo de opresion está tomando forma.

Ahora que las democracias se funden en un solo gobierno mundial, la privacidad y las libertades se sustituyen por “seguridad” y vigilancia de alta tecnología, las escuelas toman enérgicas medidas contra el pensamiento crítico, los medios de comunicación embrutecen y desinforman a las masas, operaciones secretas llevan a cabo crímenes contra la la humanidad y todas las grandes protestas son violentamente reprimidas por un creciente estado policiaco, es fácil llegar a la conclusión de que un sistema similar de represión está actualmente siendo instaurado.

¿Verdaderamente “liberaron” los Illuminati al mundo occidental de la opresión del Vaticano o simplemente continuaron sus pasos?

“La minoría, la clase dominante en la actualidad, cuenta con las escuelas y la prensa, usualmente también con la Iglesia, bajo su control.

Esto le permite organizar e influir las emociones de las masas, y hacer de ellas su herramienta.”
Albert Einstein

2 comentarios en «La Orden de los Illuminati II»

  • el 19 septiembre 2014 a las 08:59
    Enlace permanente

    Muy bien explicado desde donde salen hasta quienes fueron y que hicieron, la otra es que solo los vemos en peliculas, libros y series, no salen en los diarios ni en los noticieros, la pregunta es donde hay Illuminatis actualmente? hay o no hay? No hay otro …continúa…

  • el 19 septiembre 2014 a las 09:03
    Enlace permanente

    Buena historia la de los Illuminati a mi siempre me llamó la atención esa orden, la gente que la integraba y los intereses politicos que perseguian no en vano tenian entre sus integrantes a varios lideres mundiales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ads Blocker Image Powered by Code Help Pro
Este sitio es seguro. Por favor desconecta el bloqueo de publicidad.

Entra en herramientas > ajustes > extensiones y desconecta bloqueadores de publicidad. Porque la publicidad del sitio hace posible nuestro trabajo. ¡Ayúdanos!. Muchas gracias. 

CierreRefresco