Le sacaron los órganos

Por Niquita Nipone

Al niñito que apareció mutilado en Argentina en la ruta 11 cerca de Miramar, le habrían sacado todos los órganos.

Los detalles de la autopsia del nene que apareció mutilado al costado de la Ruta 11 lejos de aclarar el misterio siguen sumando más horror a la historia. Se pudo determinar que había sufrido la ablación de todos sus órganos y que además, tenía una herida importante en la cabeza que había sido suturada.
Le sacaron el cerebro y volvieron a ubicar la tapa craneal. Es por este detalle escalofriante que los investigadores ya casi no tienen dudas de que su cuerpo fue manipulado por una persona con conocimientos médicos o en el empleo de instrumental. “Parecía que le hubieran hecho una autopsia previamente”, manifestaron los médicos forenses.

Aunque todavía no se pudo establecer el sexo de la criatura ni su edad exacta, se cree que no tenía más de 3 años y todo apunta a que no lo mataron en el lugar donde fue encontrado. Los resultados de las pericias revelaron que la data de la muerte es de 10 días y, en cambio, en el lugar donde lo dejaron llevaba 48 horas.
Las hipótesis por estas horas son muchas y de lo más diversas. Van desde un ritual satánico hasta el tráfico de órganos. Nada se puede descartar. “Nunca vi algo igual”, sostuvo ante los medios Ana Caro, la fiscal del caso.
Qué encontró la policía en la zona donde apareció el nene mutilado
Terminó al rastrillaje que se realizó a la vera de la Ruta 11, entre Mar del Sur y Miramar. Los nuevos detalles de la autopsia.

Un pantalón y una camisa infantil, y restos de una sábana. Ese fue el resultado que dejaron los operativos que la policía realizó en la ruta 11, donde encontraron el asesinado a un nene mutilado que habría tenido entre 2 y 3 años.
Los rastrillajes, además, le permitieron a los investigadores determinar cuál fue el lugar donde se descartó el cuerpo. Ayer, las autoridades en torno a este caso revelaron que el lugar del hallazgo fue la escena secundaria del crimen.
Esta mañana, se conocieron nuevos detalles de la autopsia. Según se pudo determinar, la criatura, de la que aún no lo logró determinar el sexo, sufrió la ablación de todos sus órganos. Tenía también una herida importante en la cabeza que había sido suturada. Le sacaron el cerebro y volvieron a ubicar la tapa craneal, dijeron los forenses.

Tras la aparición del cuerpo mutilado de un nene, confirman que no había denuncias de paradero en Miramar
En TN, el secretario de Seguridad de General Alvarado relató cuáles son los avances en la causa.
Los primeros resultados de la autopsia al cuerpo del nene mutilado en Miramar arrojaron muchas dudas y algunas certezas. Los peritos estiman que lo habrían matado hace al menos una semana, pero no descartan que ese plazo pueda ser mayor. Aún no pudieron determinar el sexo de la criatura debido al estado de descomposición y a la falta de los dientes, manos y pies.
El secretario de Seguridad de General Alvarado, Antonio Centurión, confirmó que no hay antecedentes de este tipo de crímenes en la zona. Centurión además agregó que con los datos preliminares se supo que tiene entre dos años y medio y tres y que como faltan otros detalles por confirmar no se puede sostener ninguna hipótesis.

El funcionario municipal agregó que no hay denuncias de paradero en ninguna de las comisarías de Miramar, Mar del Sur y localidades aledañas y por eso se hizo extensivo el pedido de denuncias en todo el territorio de la provincia de Buenos Aires. Las autoridades requieren la presencia de algún testigo que pueda aportar datos sobre lo ocurrido.

El cuerpo había sido encontrado por un hombre de 45 años que andaba en bicicleta por la zona del río de la Totora. En un primer momento vio cómo un perro mordía un bulto al costado de la ruta 11, pero cuando se acercó se dio cuenta que se trataba del cuerpito de un nene. De inmediato, avisó a la policía que resguardó el lugar. La investigación está a cargo de la titular de la Unidad Funcional de Instrucción de General Alvarado, Ana María Caro e interviene la DDI de Miramar.
Los primeros resultados de los exámenes forenses confirmaron que los restos que encontraron en la Ruta 11 pertenecen a una criatura de entre 2 y 3 años.
Aunque todavía no se pudo confirmar el sexo de la víctima, las autoridades también adelantaron que el lugar del hallazgo fue la escena secundaria del crimen. Es decir: el cuerpo fue abandonado en ese lugar, pero el ataque habría ocurrido en otra zona que tampoco fue determinada aún.
Por su parte, la fiscal de la Unidad Funcional de Instrucción de General Alvarado, Ana María Caro, contó por TN que la causa está caratulada como “homicidio” y que “una de las posibilidades es que el niño haya sido arrojado al arroyo y que los perros lo hayan sacado”.

El cadáver se encontraba a unos 20 metros del arroyo La Totora entre las ciudades balnearias de Mar del Sur y Miramar.
La fiscal Ana María Caro se hizo presente en el lugar y dispuso la realización de una autopsia para determinar las causas de la muerte, mientras que personal de Policía Científica trabaja en el lugar para buscar pruebas.
Un hombre alertado por los ladridos de un perro, se acercó hasta el lugar. Tras ahuyentar al animal constató que se trataba del cadáver de una criatura.
Según destaca el portal de noticias locales 0223, el pequeño tenía las manos y los pies cortados o amputados. Los investigadores tratan de determinar si quienes lo asesinaron le cortaron las extremidades o fue producto de los animales que hallaron el cadáver. Además, fuentes policiales indicaron que en la zona de Miramar no había –hasta el momento– ninguna denuncia por averiguación de paradero de un niño de esas características.

“Esto es un homicidio. Realmente es terrible el estado en que se encontró el cuerpo. Hay ciertas circunstancias y detalles que prefiero esperar, pero es un horror lo que se le ha hecho a la criatura”. (Palabras de Ana María Caro, la fiscal a cargo de la investigación).
El cuerpo fue hallado cerca de las 3 de la mañana. Rápidamente, personal policial y la propia fiscal se hicieron presentes en el lugar y constataron la escena de horror: una criatura de alrededor de dos años, con distintas mutilaciones, yacía a la vera de la ruta.
Tal es así que, a simple vista, no se pudo determinar si se trata de un nene o una nena. El tamaño del cuerpito hace suponer a los investigadores que tenía alrededor de 2 años, aunque harán falta los resultados preliminares de la autopsia para tener más precisión sobre este tema y otros puntos cruciales.
Uno de ellos es saber si la amputación de las manos y los pies es producto del crimen u ocurrió posteriormente, por la aparición de los animales. Una posibilidad es que los criminales se lo hayan cortado para evitar que pueda ser identificado.
“Si la autopsia confirmara esto, por las nuevas reglamentaciones que hay de niños al nacer se identifica con el piecito y con el pulgar del bebé los registros, con lo cual podría ser una manera de que nosotros no podamos identificarlo, aunque existen otras opciones”, explicó la funcionaria judicial, quien agregó que dispuso “medidas urgentes” a fin de establecer la identidad de la víctima.

“Se va a seguir extendiendo la búsqueda a otros lugares. Sin perjuicio de eso pensamos que si el chiquito tiene esa edad y no tenemos novedad, puede tener que ver con la proximidad de la familia que está implicada en esto”, analizó la fiscal, aunque tampoco descartó que sea de otro lugar más lejano.
“Este fin de semana hemos tenido la Fiesta Provincial de la Papa que ha trasladado mucha gente por las rutas, no solo del partido, sino de otras localidades”, señaló Caro.

El cuerpo de la criatura estaba completamente desnudo y los investigadores no hallaron ninguna prenda o manta con la que pudiese haber sido envuelto en cercanías. La hipótesis es que el o los homicidas lo arrojaron al arroyo que pasa por ese lugar y de allí fue sacado por los perros.
Por su parte, la fiscal marplatense Ana María Caro advirtió este martes que “es terrible el estado en que se encontró el cuerpo” del niño mutilado en las afueras de Miramar y estimó que en el crimen puede haber “proximidad de la familia” como “implicada en esto”.
“Esto es un homicidio”, ratificó Caro, y remarcó que “es un horror lo que se le ha hecho a la criatura”.

“Hay ciertas circunstancias y detalles que prefiero esperar”, añadió la fiscal.
Caro también señaló que “por las nuevas reglamentaciones que hay de niños al nacer se identifica con el piecito y con el pulgar del bebé los registros, con lo cual podría ser una manera de que nosotros no podamos identificarlo, aunque existen otras opciones”.
Asimismo, dijo que no había denuncias por averiguación de paradero en General Alvarado, Mar del Plata o Necochea, por lo cual señaló que “se va a seguir extendiendo la búsqueda a otros lugares”.
“Pensamos que si el chiquito tiene esa edad (dos años) y no tenemos novedad, puede tener que ver con la proximidad de la familia que está implicada en esto”, advirtió.

Puede ser uno de los casos más aberrantes de ritos satánicos de los que hubo varios en la historia criminal argentina, que podrían ser objeto de otro artículo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.