Contenidos para blogs, sitios y boletines electrónicos

Daniel Ortega

1. octubre 2018 | Por | Categoria: Los mitos y la historia

carta_20x15 ima-twit

Síguenos ahora también en Twitter y Facebook

Por Nico Medes
Se presentó por primera vez a la presidencia en 1990. Luego de cuatro intentos fallidos, y tras haberse dividido sus adversarios, en el 2006 llega a la presidencia.

Daniel Ortega Saavedra, es uno de los líderes más importantes del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), formando parte del directorio que se asumió el poder luego del triunfo de la Revolución Sandinista, que derrotó a la dictadura que la familia Somoza mantenía con apoyo de Estados Unidos desde 1934. Fue el jefe de Estado desde 1979 hasta 1990, año en que el FSLN perdió las elecciones ante la Unión Nacional Opositora (UNO), una coalición de 14 partidos que llevó a la presidencia a Violeta Barrios de Chamorro; fue derrotado también en las elecciones presidenciales de 1996 y 2001, pero triunfó en las del 2006 realizadas el cinco de noviembre y desde entonces ha sido reelegido en dos oportunidades más: en las elecciones generales de 2011, el 6 de noviembre y en las de 2016.

Primeros años
Daniel Ortega nació en una familia de clase media en La Libertad, Chontales, el 11 de noviembre de 1945. Sus padres, Daniel Ortega y Lidia Saavedra, fueron opositores al régimen de Anastasio Somoza García. En 1963 ingresó a la Universidad Centroamericana en Managua, donde se identificó con las tendencias políticas de los sandinistas. Ese mismo año abandonó sus estudios de Derecho y se unió al Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN).
Como militante sandinista realizó varias actividades contra la dictadura de Anastasio Somoza Debayle. Fue detenido el 18 de noviembre de 1967 por el asalto a un banco; acusado de robo con intimidación, pasó 7 años en la cárcel, hasta que fue liberado de la Cárcel Modelo de Tipitapa junto a otros presos del FSLN en un intercambio por altos funcionarios del gobierno de Somoza, tomados como rehenes por un comando armado.
Miembro de la Junta de Gobierno de Reconstrucción Nacional (1979-1985)

Revolución sandinista
Durante la revolución de 1978 y 1979, Ortega se refugió en Costa Rica. En 1978 se une de hecho con Rosario Murillo, con quien luego se casaría hasta el año 2005, también militante sandinista a quien había conocido con anterioridad, con quien tuvo siete hijos. El 17 de julio de 1979, el presidente Anastasio Somoza Debayle dejó el país debido al avance del FSLN que entraría en Managua el 18 de ese mismo mes, poniendo fin a la saga de gobiernos controlados por la familia Somoza. Tras la efímera presidencia de Francisco Urcuyo Maliaños, la guerra civil llegó a su fin con la entrada triunfal de los sandinistas a Managua y la rendición de la Guardia Nacional (GN). Como miembro de la Junta de Gobierno de Reconstrucción Nacional (JGRN), llegó desde Costa Rica a la capital provisional de la nación, León, para formar parte de la Junta de Gobierno de Reconstrucción Nacional.
En reemplazo de la derrotada Guardia Nacional, el Ejército Popular Sandinista ocupa esa posición, integrando a las milicias del FSLN y a miembros de la Guardia Nacional que hubiesen mostrado buena conducta. El primer y único comandante en jefe del EPS fue Humberto Ortega Saavedra, hermano de Daniel Ortega.

Presidente de Nicaragua (1985-1990)
El 4 de noviembre de 1984, Ortega llamó a las elecciones generales, las cuales ganó con una mayoría del 63% de los votos. Inició su mandato el 10 de enero de 1985. Durante su gestión puso en práctica muchas de las ideas del partido. Partes del programa sandinista estaban inspiradas en el sistema socialista, marxista y leninista de Fidel Castro en Cuba, mientras que otras mostraban la influencia de los partidos socialistas europeos, llevando a cabo una política progresista con una total intervención del Estado, opuesto con el mantenimiento de la libertad de mercado y comercio del sector privado. Esto sumió al país en una guerra que acarreó una de las más grave crisis económica y política en la historia del país. La presión de los países del área Centroamericana, el llamado internacional a la paz en la región, el desgaste económico así como el fin de la guerra fría forzaron a Daniel Ortega a convocar elecciones democráticas generales en 1990, en las que fue derrotado por la candidata Violeta Barrios de Chamorro de la Unión Nacional Opositora (UNO), que se estableció como una alianza que integraba las principales fuerzas de oposición conformadas por fuerzas de derecha, centro derecha, centro izquierda e izquierda del país.

Perdidas las elecciones generales del 25 de febrero de 1990 Daniel Ortega siguió al frente del partido. Así que comenzó a modificar su estrategia, acercándose a sectores sociales en busca de un mayor apoyo que le permitiera la vuelta al gobierno.. Apoyó al Movimiento estudiantil del 6% en Nicaragua asegurando el 6 % del presupuesto constitucional que no recibe por completo el estudiantado, que menciona el artículo 125 de la Constitución Política de Nicaragua, que cada año se le da a las 10 universidades miembros del CNU.
Junto a su compañera, Rosario Murillo ha llevado al partido por una línea muy discutida, que ha sido denunciada por muchos de sus antiguos compañeros, para quienes el sandinismo revolucionario se ha ido diluyendo en un populismo. Su actuación fue criticada por muchos de los miembros del FSLN que le acusaron de imponerse y perpetuarse en la presidencia. Por otra parte recibió toda clase de acusaciones (desde abusar sexualmente de su hijastra Zoila América Narváez hasta de adueñarse de bienes del partido, y acumular poder y fortuna) que no hicieron mella en su liderazgo. Las actuaciones políticas del FSLN pasaron a ser más negociadoras llegando a acuerdos con los partidos rivales en diversos ámbitos, desde la derogación de la ley del aborto, que había sido uno de los logros del propio FSLN, hasta pactar con el expresidente Arnoldo Alemán para aliviar las penas impuestas por la justicia en contra de este último. En estos años de oposición, el Frente Sandinista pasó por luchas intestinas y escisiones. Solo quedan en el FSLN dos de sus comandantes que fueron miembros de la original Dirección Nacional: Ortega y Bayardo Arce Castaño, ya que el 30 de abril de 2012 murió Tomás Borge. Otros tres ex dirigentes, junto con otros destacados militantes (como Carlos Mejía Godoy) fundaron un nuevo partido: el Movimiento Renovador Sandinista (MRS). Humberto Ortega, ex responsable del ejército y hermano de Daniel, se ha dedicado más a la actividad empresarial y no se muestra cercano a él. Ortega, intentó llegar a la presidencia, representando al FSLN, durante las elecciones del 20 de octubre de 1996 y del 4 de noviembre de 2001, perdiendo en las dos frente a Arnoldo Alemán y Enrique Bolaños Geyer, respectivamente.

Denuncia de Zoilamérica Narváez Murillo
En los primeros días de marzo de 1998 Zoilamérica Narváez Murillo, hijastra de Daniel Ortega, entonces diputado ante la Asamblea Nacional de Nicaragua, denunció por medio de una carta publicada en varios medios de prensa, que éste le había infligido abusos sexuales y diversas agresiones físicas y psicológicas desde los 12 años hasta fecha reciente a la denuncia. Zoilamérica Narváez Murillo es una socióloga y militante del FSLN que ejercía como directora del Centro de Estudios Internacionales de Managua, hija del matrimonio Jorge Narváez Parajón y Rosario Murillo. El 15 de junio de 1998, Daniel Ortega presentó un escrito respondiendo ante el Juzgado I de Distrito del Crimen, solicitando al juez que rechazara la querella, alegando que gozaba del privilegio de inmunidad por su condición en el momento del conflicto de diputado ante la Asamblea Legislativa de Nicaragua, apoyándose en el artículo 139 de la Constitución Política de Nicaragua. Además, negó las imputaciones hechas y alegó la prescripción de la acción penal en varias de ellas, ya que los hechos denunciados habían sido presuntamente cometidos solo entre 1978 y 1982, con lo que los delitos habrían prescrito. El 17 de junio la juez del Juzgado Primero del Crimen revocó la admisión de la querella y remitió lo actuado a la Asamblea Nacional para que se procediera conforme a la ley de inmunidad tomando en cuenta las pruebas que supuestamente lo incriminaban.

El 22 de junio, 21 de agosto, 9 y 11 de septiembre y 8 de octubre de 1998 Zoila América Narváez y su representante legal presentaron solicitudes de desafuero contra Ortega ante la Asamblea Nacional. De las solicitudes de desafuero no recibieron una resolución hasta que se inició el caso ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. El 27 de octubre del 1999 la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) recibió una petición presentada por la señora Zoilamérica Narváez Murillo, en calidad de víctima, y por Vilma Núñez de Escorcia, como su representante legal y presidenta del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, en contra del Estado de Nicaragua, en la cual se alegaba que «además de haber sido violada y aguantado por tantos años esa situación, el Estado violó su derecho a ser oída por un juez o tribunal competente». El 15 de octubre del 2001 la CIDH admitió que se habían infringido varios artículos de la Convención Americana sobre Derechos Humanos. El 19 de diciembre de 2001 la juez del Juzgado I de Distrito del Crimen, Juana Méndez, dio como prescrita la acción penal solicitada por Daniel Ortega, librándolo de las acusaciones.

Presidente de Nicaragua (2007-2012)

Ortega se postuló por quinta vez como candidato a Presidente de la República de Nicaragua por el Frente Sandinista, para las Elecciones generales de Nicaragua del 5 de noviembre de 2006. Durante la campaña presidencial, Ortega logró efectivamente mejorar su aceptación popular al enarbolar un mensaje pacifista y solidario, con abundantes referencias a Dios, al amor, a la reconciliación y a la paz. También incorporaron una serie de elementos novedosos en materia de comunicación política, tales como: la utilización de colores vistosos, el rosa, el amarillo y el celeste; una versión en español de la canción «Give Peace a Chance» de John Lennon, titulada «Trabajo y Paz». El cambio que ha experimentado el FSLN en estos días se adjudica a una estrategia diseñada para lograr la obtención del voto de aquellos sectores de la sociedad nicaragüense más desencantados hacia el centro del espectro político. Así mismo, El FSLN todavía mantiene que entre sus prioridades se encuentra la derrota de la injusticia social y la libertad de los ciudadanos nicaragüenses. Este período no estuvo falto de controversias. La Comisión Permanente de Derechos Humanos de Nicaragua vertió acusaciones contra Ortega y otros miembros del régimen sandinista referidas a la matanza de indígenas miskitos entre los años 1981 y 1982, e incluye las figuras de genocidio y crímenes de lesa humanidad. Este organismo ha venido manteniendo posturas contra los Sandinistas desde el triunfo revolucionario de 1979, en referencia a ellas el sandinista Enrique Figueroa ha manifestado que es:
… «Lamentable» que un organismo de derechos humanos «cada vez que se presenta una campaña electoral es instrumentalizado por los adversarios del FSLN para organizar campañas de desprestigio para afectar la imagen de sus candidatos y del partido.»

Resultados electorales
En las elecciones del domingo 5 de noviembre de 2006, Daniel Ortega logró obtener los votos necesarios para asumir nuevamente la Presidencia, contando con el 37,99% de los votos válidos, un porcentaje discreto si consideramos otras elecciones en Latinoamérica.
Daniel Ortega rompió con el protocolo de acudir vestido en traje y corbata, en cambio recibió la banda presidencial con su acostumbrada vestimenta, la misma que había utilizado durante la campaña, de camisa blanca y pantalón negro. Una vez jurado el cargo, las primeras acciones del nuevo mandatario fueron las de juramentar a su Gabinete, jefe de las Fuerzas Armadas y de la Policía Nacional y crear la Medalla por la Unidad Latinoamericana «Nicaragua Libre». Esta medalla fue entregada a cada uno de los mandatarios que asistieron al acto de investidura por jóvenes vestidas con trajes típicos nicaragüenses y que bailaban al compás de La Mora Limpia. Por una mala organización las jóvenes encargadas de condecorar a los presidentes, pusieron las medallas en el cuello de dos personas que no eran Jefes de Estado latinoamericanos, lo cual dejó sin medalla al presidente venezolano, Hugo Chávezy al presidente mexicano, Felipe Calderón Hinojosa. La embajadora mexicana, Columba Calvo inmediatamente solicitó una explicación a la primera damaRosario Murillo. Murillo debió extender el baile de las jóvenes y buscar las medallas que hacían falta para luego imponerlas a Calderón y Chávez como correspondía.

Destitución de MacArthur

Los asesinatos de Flores y Berro

Mayo de 1810

Domingo Sarmiento

La participación de Churchill en la segunda guerra mundial

Emiliano Zapata

Cuál es la religión más grande

Alquimia, el origen

¿Te gustó el artículo? dejá tu comentario. ¡Gracias!

Más artículos en esta Sección:

Un comentario
Deja tu comentario »

  1. “La plaga de estos tiempos en los que los locos guían a los ciegos” decía el pais de madrid cuando gano Trump acusando con mentira a Hillary clinton. Claro cuando gana dice no tener nada que ver y que las acusaciones se la pasaron y el las creyo pero la clinton perdio las elecciones.
    La justicia no puede acusar a la prensa porque se haga eco de rumores. ¡Que culpa tiene la justicia si la gente cree todo lo que la prensa dice!

Deje su comentario