A 22 años, del atentado a la AMIA

Por Nico Medes
Argentina pide la extradición de un ex canciller iraní. La orden de detención fue enviada a Singapur y a Malasia contra Alí Akbar Velayati, ministro de Relaciones Exteriores de Irán cuando ocurrió el atentado a la mutual judía.

El juez federal Rodolfo Canicoba Corral envió a Singapur y a Malasia un pedido de detención con fines de extradición del ex canciller iraní Alí Akbar Velayati, uno de los acusados en Argentina de ser autor intelectual del ataque terrorista a la AMIA en 1994.
El pedido se hizo efectivo luego de que Teherán informara que el funcionario iraní que ahora se encuentra el frente del Centro para la Investigación Estratégica viajaba para participar de una conferencia en el sudeste asiático.

La orden de detención con fines de extradición fue emitida en las últimas horas por Canicoba a través de la Cancillería. Esta medida se toma cuando no hay convenios de extradición bilaterales por los cuales si un país detecta en su territorio a alguien que es buscado por el otro debe actuar en función de sus compromisos.
Irán siempre negó que sus ciudadanos estuvieran involucrados en el atentado a la AMIA.
El año pasado, el canal C5N entrevistó a Velayati, canciller iraní al momento del ataque a la mutual judía el barrio porteño de Once.
En ese nota, el funcionario advirtió que no declarará ante nadie por el ataque de 1994. “Es una acusación infundada, falsa, una mentira. Argentina no está en posición de interrogar a funcionarios de un país independiente. Lamentablemente muchos funcionarios argentinos están bajo presión sionista y de Estados Unidos”, señaló.

amia-337-2-435x450Seguirán investigando a Timerman por “encubrimiento” en caso AMIA
La Justicia rechazó un planteo de nulidad que había hecho el ex canciller, denunciado tras la filtración de un audio en el que dice que los iraníes “hace 22 años que pusieron la bomba”.
La Cámara Federal porteña ordenó seguir adelante con una investigación por supuesto encubrimiento del atentado a la AMIA contra el ex canciller Héctor Timerman y avaló la posibilidad de reabrir la denuncia del fallecido fiscal Alberto Nisman en caso de surgir un nuevo elemento de prueba.

Los camaristas de la Sala II, Horacio Cattani y Martín Irurzun, con la disidencia de Eduardo Farah, rechazaron una nulidad planteada por los abogados del ex canciller, Alejandro Rúa y Graciana Peñafort.
La causa se inició a raíz de una denuncia presentada por distintos ciudadanos contra Timerman, la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, y los diputados y senadores que aprobaron el Memorándum de Entendimiento con Irán, haciendo hincapié en que, según audios que trascendieron públicamente, el ex canciller había admitido la autoría de Irán en el atentado.
Se trata de una conversación telefónica entre Timerman y el ex presidente de la AMIA, Guillermo Borger, en la que el ex canciller habría aludido a Irán como responsable de la voladura de la AMIA el 18 de julio de 1994.
“Hace 18 años que pusieron la bomba. Vos no me decís con quién negociar, me estás diciendo con quién no negociar, qué vivo que sos ¿Con quién querés que negocie entonces?”, le dijo Timerman a Borger en el año 2012, según un audio difundido por radio Mitre.
De acuerdo con la denuncia, el ex canciller “habiendo negociado con ese país (Irán), buscó encubrir el atentado traicionando no sólo a la comunidad judía en Argentina sino también a su propio país”.
La defensa de Timerman había pedido anular todo lo hecho en la causa por entender que se originó en la difusión ilegal de una conversación y que además la denuncia era similar a la hecha por Nisman, desestimada por el juez federal Daniel Rafecas. Pero los camaristas descartaron ambos argumentos.
Con relación a la denuncia de Nisman, sostuvieron que “la jurisprudencia reiteradamente ha sostenido que la desestimación y el archivo de las actuaciones no causan estado, pues aquellas pueden reactivarse cuando -como en el caso- existen elementos o alegaciones no valoradas anteriormente”.
Sobre la grabación que originó la denuncia sostuvieron que “la hipótesis objeto del caso no se limita al contenido de la grabación, sino que refiere a hechos diferentes, ejecutados antes y después de concretada la supuesta llamada”.
Advirtieron además que “para un correcto abordaje de tal discusión debería procurar averiguarse las circunstancias en que se obtuvo el audio, algo todavía no realizado”.
La denuncia fue presentada por el abogado Santiago Dupuy Delome y la investigación fue impulsada por el fiscal federal Eduardo Taiano.

El ex canciller Héctor Timerman aparece en un audio de 2012 admitiendo que sabía la responsabilidad de Irán en el atentado a la AMIA, que dejó un saldo de 85 muertos, en 1994.
“Hace 18 años que pusieron la bomba. Vos no me decís con quien negociar, me estás diciendo con quien no negociar, que vivo que sos. ¿Con quién querés que negocie entonces?”, le pregunta el ex ministro de Relaciones Exteriores y Culto al entonces vicepresidente de AMIA, José Scaliter, en una charla telefónica revelada por radio Mitre.

En otro tramo del audio, se escucha a Timerman hablar con el ex presidente de AMIA Guillermo Borger, quien le dice que desde la entidad judía “invalidan la figura de Irán” por “mentiroso, no creíble y negacionista”.
“Pero no tenemos otro con quién negociar, porque sino, negocio con los EEUU la entrega de los iraníes. Bueno, decime con quién querés que negocie”, explica el ex funcionario nacional.
Borger le responde que “ojalá pudieras negociar con otro”.
“Si fuera otro, no hubiera puesto la bomba. Entonces volvemos a lo mismo. ¿Tenés otro para negociar?”, le pregunta Timerman.

Afirman que Israel eliminó a los autores de atentados en Argentina
Los autores de los dos cruentos ataques antisemitas realizados en Buenos Aires en la década del `90 fueron eliminados por Israel, reveló el ex embajador del Estado hebreo en Argentina, Itzhak Aviran.
Pienso que estando el Mossad en la cosa no tengo por qué creerlo ni por qué dudarlo.
“La gran mayoría de los culpables ya está en el otro mundo y eso lo hicimos nosotros”, respondió Aviran a la Agencia Judía de Noticias, que informa sobre hechos relacionados con la comunidad judía en Argentina, una de las más numerosas de América Latina, con 300.000 miembros.
Aviran fue interrogado sobre la impunidad que pesa sobre los ataques con bomba perpetrados en marzo de 1992 contra la embajada de Israel con 29 muertos y 200 heridos y en julio de 1994 contra la mutual AMIA con 85 muertos y unos 300 heridos.

Las afirmaciones del ex diplomático supondrían una operación de los servicios secretos israelíes similar a la organizada para matar a los terroristas palestinos que asesinaron a once atletas israelíes durante los Juegos Olímpicos de Munich en 1972, aunque negada por el Estado de Israel.
Fuentes del gobierno israelí desmintieron al diario La Nación los dichos de Aviran. “El individuo en cuestión (por Avirán), hace mucho que no está conectado a nada, no está al tanto de lo que pasa en Israel y ahora, por razones que desconocemos, formula declaraciones sin sentido que no son más que tonterías”, dijo la fuente.
El gobierno argentino, en tanto, acusó a Israel de ocultar información sobre los atentados. “Las declaraciones (de Aviran) son de una extrema gravedad”, dijo el canciller Héctor Timerman.
Se “ocultó la información a la Justicia argentina, impidiendo que surjan nuevas evidencias al esclarecimiento del caso”, dijo oportunamente Timerman en la cuenta
Twitter de la Cancillería.

Críticas.
Aviran, destinado en Buenos Aires desde 1993 a 2000, cuestionó en sus declaraciones al canciller Timerman por el acuerdo firmado con Irán, por el cual Teherán se comprometió a colaborar con la Justicia argentina, que acusa a ese país de ser autor intelectual del ataque a la AMIA.
“Timerman tiene una historia bastante problemática con nosotros (los israelíes): antes su padre (Jacobo), a quien salvamos (de la última dictadura argentina y a cambio) solo recibimos de él injurias, y después el hijo, que hace estas cosas, que son antiisraelíes y antijudías”, dijo.
El padre del canciller, proveniente de una familia judía de Ucrania, fue un reconocido periodista, fundador entre otros medios gráficos del diario La Opinión, y fue secuestrado y torturado durante la dictadura (1976/83).
El exdiplomático recordó en la entrevista que el día del atentado a la AMIA tenían previsto reunirse con otros dirigentes de la comunidad en la sede de la mutual y que a última hora habían cambiado el lugar, pero a pocos centenares de metros.
“Todavía necesitamos una respuesta de todo lo que pasó”, dijo el diplomático, y agregó que no la habían obtenido ni durante los gobiernos de Carlos Menem (1989/99) ni de Fernando de la Rúa (1999/2001), ni “con los que vinieron después”.
La Justicia argentina imputó por el ataque a la AMIA a ocho iraníes, entre ellos al exministro de Defensa, Ahmad Vahidi, al expresidente Alí Rafsanjani (1989-1997) y al exconsejero cultural iraní en Argentina Moshen Rabbani.

El ex embajador criticó el memorando firmado por la Argentina e Irán para tratar de esclarecer el ataque, que calificó de “farsa”.

Un comentario en «A 22 años, del atentado a la AMIA»

  • el 22 julio 2016 a las 09:14
    Enlace permanente

    Dicen que no los apretaron a los iranies por un tema de negocios con el gobierno argentino. Una infamia; ¿Quien puede pensar que un gobierno argentino pudo poner los intereses del dinero antes que a los de la justicia?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.