A 5 décadas del descubrimiento

Dos científicos españoles a través de imágenes y artículos, recientemente registraron en la revista Nature Astronomy, 50 años desde el descubrimiento histórico del primer pulsar.

Para conmemorar este hallazgo, la revista Nature Astronomy recoge varios artículos, entre ellos uno de Bell y otro de Andrew Lyne, pionero también en estudiarlos, además de imágenes y vídeos.

Estos objetos se llamaron púlsares, por estrellas pulsantes, aunque en realidad son estrellas de neutrones en rotación muy rápida.

Los púlsares son estrellas de neutrones en rotación muy rápida y hoy, hace 50 años, la astrónoma norirlandesa Jocelyn Bell Burnell halló el primero, un descubrimiento que está considerado como uno de los mayores del siglo XX en astronomía.

Participan asimismo en este número dos investigadores del español Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), Nanda Rea y Santiago Serrano, con un artículo y un vídeo que recogen la evolución de los últimos 50 años de conocimiento y plantean nuevas vías de estudio.

En una nota de prensa, el CSIC recordó que Bell se encontraba cursando en 1967 el doctorado en Cambridge (Reino Unido) cuando descubrió una señal en los datos de su telescopio; la emisión se repetía periódicamente cada 1’33 segundos.

Ella, junto a otros investigadores del equipo dirigido por el profesor Antony Hewish, descubrió que en ciertas zonas del cielo se emitían pulsos de energía en frecuencias de radio a intervalos extremadamente regulares.

La publicación de la investigación obtuvo el Premio Nobel de Física, pero solo se lo dieron a Hewish y al investigador Martin Ryle, mientras que Bell quedó excluida, sin ni siquiera una mención, recuerda en su web la Sociedad Española de Astronomía.

Muchos astrónomos destacados mostraron su indignación por esta omisión, uno de los casos más controvertidos sobre la exclusión de una mujer de los Premios Nobel.

No obstante, esta investigadora ha sido distinguida con muchos premios prestigiosos en astronomía: la medalla Herschel; Jansky Lectureship del Observatorio Radioastronómico Nacional de EEUU o el Dame Comander of the Order of the British Empire, entre otros.

La profesora Bell fue condecorada por el CSIC con la Medalla de Oro en 2015, máximo galardón que concede este organismo.

En los últimos 50 años de estudio sobre los púlsares se han descubierto más de 2.500 estrellas de neutrones y su investigación ha avanzado en el conocimiento de la física bajo campos magnéticos y gravitatorios extremos.

«Ahora sabemos que muchos de los fenómenos explosivos observados en la galaxia están relacionados con estrellas de neutrones: entre los más comunes, las erupciones magnéticas de púlsares, así como los procesos de acreción de materia en sistemas binarios con púlsares y estrellas comunes», detalló Nanda Rea, del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, University of Amsterdam.

A través de los púlsares descubiertos, se obtiene la capacidad de utilizarlos como detectores de ondas gravitacionales, algo que se pronostica esencial para un futuro próximo.

«Será fundamental para viajes en el espacio donde los púlsares podrán utilizarse como si se trataran de un GPS; en los próximos años se espera descubrir más de 25 mil púlsares con el telescopio Square Kilometer Array, que está en construcción, es decir, diez veces más de los descubiertos hasta el momento», subrayó Rea.

Un comentario en “A 5 décadas del descubrimiento

  • el 8 diciembre 2017 a las 10:16
    Permalink

    Como cambia todo porque lo primero que se pensaba de los pulsares es que eran estrellas en la etapa de extinción, luego la tecnología logró descubrir el error . Creo que se conmemora un poco es eso o alguien que esta pasando factura sobre ese error.

Deja tu comentario