Al cuerpo diplomático en general

Por COMOUSTÉ
Para que se sirvan comunicar a sus respectivos Presidentes y en especial al de España, Italia y Austria, porque la culpa la tiene mi bisabuelo, italiano de origen, con pasaporte austríaco por lo del Imperio Austro Húngaro, compartida con mi padre, y a pesar de mi madre (hija de gallegos), porque me puso el nombre de él, porque me regaló un anillo con sus iniciales, y si me hubiera puesto José, en vez de Radamés, porque le gustaba Aída, y el hacía el bajo, no el de las locas no, el registro de bajo en la compañía de ópera italiana con que se vino a quedar acá, capaz que por el apelativo, en sapagnuolo Giuseppe, sería Beppe, como le llaman a los de acá Pepe, podía sacar un palito verde por el Fiat Balilla.

elcuerpo-248-7_435x326Balilla, nombre tan caro per noi, Opera Nazionale Balilla, movimiento de la giovinezza italiana, destinado a instruir a la infancia y adolescencia en las doctrinas del fascio, ilfasciolittorio, el mazo de ramas que era nuestro símbolo, en las juventudes fascistas.

Claro que ahora ser fascista no es tan malo, porque les dicen fascistas a los de derecha, a los de izquierda y creo que a los independientes y no se si a ese que defiende los charrúas, que no me quedó el nombre, si el de las excursiones a Salsipuedes.
Volviendo al auto, este es de 1930, un poquito más viejo del auto del pueblo alemán, como 30 años, pero también es un símbolo semejante.
El auto del pueblo alemán era el Volkswagen, Volks, pueblo, wagen , auto, pero si no arreglamos por esa plata podemos llegar a un acuerdo con el topolino, ratoncito, que es de 1947, pero también funciona y gasta mucho menos que el Fiat Balilla y que el Volkswagen.

Ambos son simbólicos de la juventud de un pueblo muy querido por nosotros y con ellos hice mis primeras aventuras, recuerdo una vez por la farola de Punta Carretas, de noche, que estaba en lo mío y pasaron unos reos y dijeron, viejo pero todavía sirve!!!.
Otro ordinario, me tocó la ventanilla y me dijo que tenía un bidet de ocasión para venderme.
Que lindas eran esas aventuras juveniles, si las de la giovinezza, claro que hoy no se puede parar más ni en la Farola, ni en el besódromo, porque puedes ser boleta, bah… cualquiera de los dos, al que le toque, marchó.

El Fiat topolino, ratoncito, tenía solamente dos asientos adelante, y atrás nada, si algún sufrido soportaba los cables de la batería, allá donde la espalda pierde su gentil nombre, podría andar perfectamente, claro que con algo que evitara el ácido de la batería, porque no hay pantalón que aguante, al día siguiente está agujereado..
Una vuelta con mi hermano y una dama amiga de él, fuimos a Punta del Este, yo arrollado como un perro chico, porque el automóvil atrás se achicaba, mejor dicho se angostaba, tenía que acomodar el cuerpo a pesar de ser un flaco perchento y más en aquella época que íbamos por el camino Maldonado, bajábamos por Abra de Perdomo, pasábamos por San Carlos y llegábamos a la Punta.
Si “abra” sin h porque es un accidente geográfico y no del verbo “haber”.

Por este aviso, señores Diplomáticos, sírvanse hacer llegar la oferta a sus superiores gobiernos, que si bien no me llamo Beppe, pero por tantos recuerdos familiares que teníamos, del 47 o sea, antes de Maracaná, y yo conocí al Chueco Romero y a Juancito López en la chupadora del Barrio Palermo, muchos amigos anduvieron en el topolino, pero para que les voy a mentir, ni Juancito ni el Chueco anduvieron, por este y por el otro también si salen los dos mejor y podemos tener una atención, o podemos hacer un descuento o negociar entre nosotros el precio, téngase presente que el producido será donado íntegramente a la barra de Rampla Juniors Fútbol Club, que tanto hace para y por la villa del Cerro, y que el domingo le vamos a ganar a Cerro que es el cuadro del que es hincha Mujica, que se llama José y le dicen Pepe, entre otras cosas.

Ya le vendí otro Topolino a un alemán en uno cuantos dólares y se lo llevó para Alemania, pero no estaba de moda la exportación no tradicional de coches usados y en buen estado de conservación y mantenimiento.
Ahí, cuando el alemán, no pude llevarme la mía porque se lo mostré en una estación de servicio y yo iba manejando y el alemán se bajó del auto e hizo el negocio él por él.
Dicen que las Operas Balilla eran como la Asociación Cristiana de Jóvenes, pero las masculinas las llamaban Avanguardisti y estaban para el deporte pero más para la instrucción premilitar y excursiones, que en definitiva era todo uno y las femeninas, las enseñaban a la administración eficiente del hogar y la familia.
Lo de las purgas con aceite de ricino no sé en qué lugar se les enseñaba a los afiliados.

Es un crimen que los gobiernos extranjeros se pierdan estas joyas históricas, tan representativas de un período tan especial, que sin perjuicio de funcionar sirven, como ejemplo de un movimiento que valió como instrucción preliminar de otros regímenes de gobierno.

Esta oferta se tendrá por vigente y válida hasta principios del año venidero en que tendremos que desistir por causas de fuerza mayor.
Que todo sea para bien…

2 comentarios en «Al cuerpo diplomático en general»

  • el 7 noviembre 2014 a las 08:42
    Enlace permanente

    Ja . Vos de envidioso porque a tu reliquia no la ofertaron 1 millon como a la del pepe. Fijensen en mercado libre cuanto subieron los fuscas ja

  • el 7 noviembre 2014 a las 09:37
    Enlace permanente

    A sos hincha de rampla??? despue que natalia oreiro dijo que era hincha de rampla se hizo de moda y aparecieron un monton de tapados pero me temo quel sabado cerro los va a clavar…
    al topolino no lo queres vender poque no le pusiste precio nadie te ara una oferta por una cachila de esas si no te llamas pepe, fuiste tupa, te comiste la cana, te encajaron 6 balazos y al final fuiste presidente.
    Pa mi que es eso lo que sale 1 palo verde y no la chatarra d mierda que dice que sta pensando si vende.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.