Apple Watch Vs. Microsoft Band

Mientras uno cuesta 5 mil dólares el otro no llega a 200 dólares y; monitorea tu salud, se conecta a internet para atender las redes sociales y revisar tu corre. Puedes recibir tus mensajes de texto y hablar por teléfono…a, algo más, da la hora.

Gif_RELOJ-250-435x326El Gigante de la manzana, presentó su Apple Watch y es de oro. Mientras su directivo Tim Cook manifestó que costaría aproximadamente 349 dólares, pero al parecer el precio se ha elevado llegando a 5.000 dólares, pero el estándar sale 10 veces menos.

El llamado modelo básico está hecho con una correa de aluminio deportiva y su costo es de 500 dólares; sin embargo, hay otro modelo dirigido a personas de un cierto nivel adquisitivo.

Se trata del Apple Watch Edition, el cual estará bañado en oro. Será un cuerpo en oro, cristal de zafiro y unas correas muy lujosas. Se bajara que el costo de este modelo oscilaría entre los 4000 y 5000 dólares.

La compañía de la manzana ya exhibió varios modelos de su reloj de lujo en una selecta boutique durante la Semana de la Moda en París.

Por otro lado, Microsoft, la competencia de siempre, lanza su pulsera cuantificadora BAND. Una pulsera que hace la competencia a las primeras marcas del momento con un hardware más completo y un precio inferior.

Últimamente, millones de personas se están ciñendo brazaletes registradores de actividad física, y eso está muy bien. Cualquier cosa que contribuya a mover y mejorar el sueño de una población que come demasiado y duerme poco es un gran invento. Pero la mayoría de esos brazaletes son instrumentos motivacionales, no científicos. La mayoría de las pulseras de Jawbone, Nike y Fitbit contienen acelerómetros, sensores de inclinación, podómetros de lujo. Te indican cuántos pasos has andado cada día y qué proporción de la noche te has pasado dando vueltas en la cama, pero eso es todo.

Además de todo eso, la Microsoft Band es un reloj inteligente. Su pantalla táctil, clara, brillante y legible a la luz del sol, muestra los mensajes de texto y de correo electrónico, las llamadas telefónicas (nombre y número), los posts en Facebook y Twitter y otras notificaciones del teléfono. Una leve vibración en la muñeca nos avisa de que hay algo que ver.

El diseño de la Microsoft Band recuerda en cierto modo al de la Gear Fit de Samsung. Pero hay grandes diferencias entre ambas. Una es que Microsoft -sí, Microsoft- está haciendo su iniciativa de salud tan abierta como puede. Los otros grandes rivales te atrapan en sus gamas de producto: el reloj de Apple necesitará un iPhone. Los relojes de Samsung necesitan teléfonos de Samsung.

En cambio, la aplicación para la pulsera de Microsoft está disponible para iPhones, teléfonos con Android y Windows Phones.

Tus datos de forma física ni siquiera quedan atrapados en dicha aplicación de Microsoft: también se pueden compartir con aplicaciones populares de otras empresas, como MapMyFitness, RunKeeper y MyFitnessPal.

De hecho, Microsoft asegura que el objetivo último es que la Band y su aplicación vinculada Health funcionen con todo lo que hay por ahí. Hasta con las aplicaciones Salud de Apple y Fit de Google. “Pronto tendremos más cosas que contar en ese aspecto”, afirma la empresa.

Se trata de una medida increíblemente hábil, refrescante y respetuosa con el cliente. Tanto, que me pregunto quién es esta Microsoft y qué habrá hecho con la mayor empresa de software del mundo.

La versión Microsoft de un reloj inteligente es ingeniosa, refinada y discreta. El usuario puede controlar qué tipo de alertas deben hacer vibrar su muñeca, sin perderse en ningún momento. Si tiene un Android o un Windows Phone, puede responder a los mensajes de texto con respuestas enlatadas. Y en el caso de tener un Windows Phone, incluso puede dictar notas y recordatorios al teléfono con la voz.

La agenda también se ve en la pantalla. Entre las opciones hay hasta una ‘baldosa’ de Starbucks. Al tocarla, muestra el código de barras de una tarjeta de Starbucks, de modo que se puede pagar el café sin tener que sacar la cartera ni el teléfono.
La elección de las ‘baldosas’ que aparecen aquí, y el orden de las mismas, es cosa de cada cual. Se puede configurar en la aplicación:

La aplicación también es fácil de navegar. Las baldosas se tocan para ampliarlas y examinar sus datos.

El único problema es que la aplicación se queda corta. Por ejemplo, el gráfico de Sueño es sumamente informativo,

Un comentario en “Apple Watch Vs. Microsoft Band

  • el 21 noviembre 2014 a las 08:28
    Permalink

    El reloz de bill gate es compatible con todos los sistemas y sera mas barato y probablemente lo fabricaran los chinos pero se estara pegando un tiro en las bolas porque nunca se le ocurrio hacer uno de oro que cueste mucha plata y ostente ser el mejor. Los chicos de Steve Jobs siguen a su maestro….

Deja tu comentario