El nuevo plato volador de la NASA

platill-279-9_435x300

Falla en su segundo intento, la nueva nave con tecnología LDSD y forma de platillo volador, que debe bajar una tonelada de equipamiento en Marte, incluyendo astronautas. Luego de alcanzar una velocidad del sonido de 4 punto 5 Mach3, en el descenso el paracaídas se infló tras su despliegue y se desgarró. El video muestra, 3 minutos, con el accidente, y de qué forma, los técnicos iban cambiando su estado de ánimo a medida que la nave descendía.

El paracaídas era una de las tecnologías claves del LDSD previstas para demostrar su capacidad de depositar suavemente una misión tripulada en la superficie marciana.

¿Película de ciencia ficción?
Siempre se dijo que la ciencia ficción, adelantaba en el tiempo en aquello que trabaja la ciencia real. Esta nueva nave de la NASA, es una muestra más, y para ser realidad se está probando la forma más suave para tocar el suelo del planeta rojo. Aunque se cuenta el segundo fracaso en conseguirlo, los problemas anteriores ya están resueltos, y los técnicos aseguran, que ésta última falla estaría casi resuelta.

¿Cuál fue la falla del segundo intento del descenso de LDSD?
Por fin la innovadora nave llamada ‘Desacelerador Supersónico de Baja Densidad’ (siglas en inglés LDSD, Low-Density Supersonic Decelerator), más conocido como “platillo volador” incluso dentro de la NASA, fue lanzado este 9 de junio, a las 17:45 GMT desde la isla hawaiana de Kauai, adherido a un globo gigantesco, tras una semana de continuos retrasos debido al mal tiempo, según informó la NASA.

La prueba de este año, que estaba prevista para el 2 de junio, no pudo cumplirse en fecha, pues las olas del Pacífico eran demasiado altas a principios de la semana pasada y, cuando se calmaron, los fuertes vientos pasaron a ser la preocupación.

La misión tiene por objetivo, desarrollar los sistemas necesarios para aumentar las cargas que pueden transportarse de manera segura a Marte, hasta ahora de una tonelada, a fin de que puedan llevarse ingenios más pesados y, eventualmente, humanos a la superficie de Marte.

La NASA hizo la primera prueba del LDSD el 28 de junio del año pasado, un ensayo que concluyó con éxito cuando la enorme nave con forma de disco cayó en el lugar esperado en el Océano Pacífico.

El director del proyecto, Mark Adler, informó que se han presupuestado 230 millones de dólares para desarrollar el sistema de descenso en los próximos tres años.

La NASA planea hacer próximamente más vuelos para seguir probando la resistencia del aparato.

2 comentarios en «El nuevo plato volador de la NASA»

  • el 12 junio 2015 a las 09:26
    Enlace permanente

    Era cierto entonces los que decian que la Nasa desde tiempo atras probaban platillo voladores? me podes explicar de donde sacaron que las naves redondas podian tener mas ventajas que las cilindricas? porque antes se decia que no servian para nada que rompian con la aerodinamica y resulta que ahora la propia Nasa hace los platillos voladores para viajar a matrte con tripulacion.
    Es muy loco , no???

  • el 12 junio 2015 a las 10:04
    Enlace permanente

    No entendi encontraron ese plato volador o estan haciendo un plato volador? jeje

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.