Estúpido o similar

En la comida a que hago referencia se le cayó el ojo de vidrio en la sopa y el párpado quedó como semáforo descompuesto haciendo guiñadas los cambios al santo botón, parecía un culo de gallina con contracciones, que eran las pasadas de los párpados.

El hecho lo solucionó rápidamente, agarró el ojo de vidrio con la cuchara y se lo metió en la boca y para “presuntamente” limpiarlo y se lo chupeteó y volvió a meter en el agujero, que ya dejó de ser la parte opuesta del pico de la gallina.

A nadie le dio el estómago para ver si le había entrado queso en el ojo junto con el ojo de vidrio.

Cuando muchacho siempre fui muy recorredor de la feria de Tristán Narvaja, Yaro como le decía mi viejo, y al parque Rodó, parque Urbano y a la plaza de los Bomberos, no le decía plaza de los treinta y tes, sino Plaza Artola.

En la vereda del lado Este, a la altura entre Colonia y Mercedes, vendían cosas que fueron prótesis de alguno, que donde estaba en ese momento no las precisaba más, en el campo de los ñatos y se probaban los ojos de vidrio, las dentaduras postizas, en definitiva era el lugar donde la ley de Lavoisier, se aplicaba al pie de la letra, nada se destruye, nada se tira, todo se transforma.

Las pelucas con un par de lavados y unas buenas cepilladas, hasta los piojos secos se caían, esa si era tarea del comprador.

Si los piojos de las pelucas morían por deshidratación, no tenían a quien chuparle la sangre.

Volviendo al tema del artículo el artículo tiene en sus nombretes varios orígenes, por ejemplo, elementos de forma fálica o parecida a eso, también versiones en forma diminutiva que son más agresivas, más despectivas, por lo general, que en las formas aumentativas.

Para empezar, el lunfardo es tan rico que incorpora formas internacionales y de lenguas no latinas.

Belinún, viene del genovés, belín, forma con la que se le designa al órgano sexual masculino en la forma dialetal, porque en italiano seríacazzo.
Pero como belinún, muchas veces, no colma las expectativas del que está agraviando al estúpido, le dice “belinún con tuco”, ahí se ratifica en todos sus términos el origen en la vueltita de la bota itálica, y no le ponen queso, porque los que estropeamos la comida con queso somos nosotros, ellos comen buena pasta.

Otra forma es el pájaro, cuando un niño es chico le dicen donde está el pajarito y cuando tiene la braqueta desprendida, le dicen que tiene la jaula abierta, de ahí en más, a un estúpido se le dice pajarón, y si no tiene mucho arreglo, le dicen pásula, a ese gorrión que no tiene las manchitas negras en la cabeza, claro que gorrión en italiano se dice passero, y de ahí al pásula criollo, no hay nada y cuando un tipo es muy bobeta, el término pásula le cae como anillo al dedo, aunque el gorrión es un parito muy vivaz.
Sin darme cuenta al definir al estúpido, dije el que dice pavadas sin inmutarse y pavadas quienes las hacen, los pavos, una pavada además equivale a un montón de pavos.

Estimado, Ud. alguna vez en esos días de verano no tuvo la desdicha de tener que fumarse un pavo tratando de llamarle la atención a las pavas, que como tales no se dan mucho por aludidas y el bicho, se manda ese sonido, cada dos o tres minutos, que voy a tratar de traducirlo en letras, haciendo “puff…tralarraslarapur…” acompañado ese sonido con el abrir las alas y el ruido que hacen las plumas contra el piso.

Además el pavo es bien pavo, porque en el gallinero, cuando excepcionalmente lo dejan adentro, porque por lo general lo dejan que se alimente a campo y no a ración, se pasa todo el tiempo de un lado para el otro del tejido tratando de salir y cuando en un vuelo bastante sonoro cae afuera del gallinero, empieza el camino torpe de recorrer desesperadamente el tejido del gallinero en toda su extensión tratando de volver a entrar, es tan pavo que no se da cuenta que salió al cohete y ahora quiere volver a entrar al cohete por si las moscas.

Otra de las virtudes que tiene el pavo es que le arrancan las plumas de la cola y hacen plumeros, que los venden como plumas de ñandú, que hay que encontrar alguno bien pavo, para que lo compre pensando que es ñandú, cuando su venta estaba prohibida por ser una especie protegida, aunque ahora legalizaron el consumo de su carne, con la letra de que se producen en criaderos, en mi cabecita siempre estará la semilla de la duda, como cuando ingiero un bizcochuelo en el interior me costará mucho creer que no le robaron un huevo (equivale a una docena de gallina) al ñandú macho que es el que incuba los huevos.

Otra de las cosas que le hacen al señor pavo, antes de faenarlo, lo emborrachan con caña, para que se le ablande la carne, claro que los chambones lo degüellan antes de que esté bien mamadito el bicho, no es por la cantidad sino por el tiempo, pero por lo menos muere en curda y no se entera.

Hay otro pavo de dos patas, pero de nuestra raza, el timbero, que piensa que va a fundir al casino, a la computadora, o a la palangana loca, esa que un insigne matemático llamó ruleta.

Está todo calculado y el que la inventó no lo hizo para perder plata salvo las que están en los casinos municipales.

Antes los mafiosos que tenían las rulas clandestinas en los clubes de barrio y otros lugares poco altruistas, y a la misma le habían puesto un cero y un doble cero, cosa que si era difícil ganar con un cero, agregando otro número más, como es el doble cero la hacía mucho más redituable para la banca.
Claro que cuando dije mafia me refería a la rula clandestina, ahora las ruletas, o llamémoslas más finamente roulettes, instaladas en los hoteles cinco estrellas que se construyeron simplemente para poder levantar juego, claro que no sólo con esa máquina infernal, sino con las computadoras en las que el aleas que conlleva el juego, no existe porque están calculadas para ganar siempre, menos las municipales.

El las timbas clandestinas hay otro pavo que despluman, al otario que cae en ellas, las maneja un tahúr, que gracias a la riqueza de nuestro idioma y a pesar de que la H no suena, en el vesre o al revés, les “hurta”, claro que la cosa no queda ahí.

Tahuería, viene a ser una casa de juego, que al vesre vendía a ser hurtarería.

Claro que el tahúr es lo opuesto al estúpido.

Se diferencia con la carne abombada que el olor apesta de lejos, como la imagen del abombado, claro que a la carne la lavan con vinagre y queda rosadita y sin olor a abombada y el abombado será el abombado que es la coma con olor a vinagre, que al cocinarla se le va.

Estúpido tiene un montón de acepciones, la mayoría como ya dije ut supra, referente a órganos sexuales masculinos y por extensión a todo lo que tenga forma fálica.

Los porteños no comen chinchulín de cordero envuelto en si mismo, porque no existe el choto comestible para ellos, sino que tiene el órgano sexual que lo llaman así y al estúpido o idiota, que también ellos le endilgan el “croto” que acá no se usa mucho.

Pero basta largar un montón de palabras equivalentes a idiota y cada cual las va colocando en la lista de a que le dio su nombre.

Abombado, dormido, gil, chaucha, chauchón, chavón, asoleado, batata, chirulo, choclo, chorizo, choripán,croto, cuadrado, opa, pajarón, pastenaca, tronco, turro, zanahoria, salame.

Me faltó una hortaliza que hizo famosa el presidente Mujica, nabo, pero también funcionan sus primos como la nabiza, zapallo, zapallito de verdeo, porro (validado por la RAE, no como insulto sino como hortaliza).
Huevo, huevón, chorlito, turrito, salamín, pajarito.

Los diminutivos son más despectivos que los aumentativos, claro que estos últimos son más groseros, más fuertes, nabón, pajarón, zapallón.

Y hay otros que por sus olores también tienen lo suyo y merodean el hábitat de los órganos sexuales femeninos, como el descalificativo “mejillón de bidet”, claro que en Europa no correspondería utilizar ese aparato higiénico porque no usan el bidet.

He salido de la rutina y me faltaron un montó muy importante, porque una lista que tenía en una planilla electrónica hecha durante muchos años, no la pude agregar, porque no la puede abrir, pero no se preocupa amigo, que no faltará oportunidad… que todo sea para bien…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.