Ex de Weinstein aterrada

Suspendió el desfile de su colección, para la Semana de la Moda de Nueva York. Georgina Chapman, es la consagrada diseñadora de la marca Marchesa, y acosada por los escándalos sexuales que le atribuyen a su ex marido, ha tenido que cancelar la presentación de esta temporada desde las pasarelas internacionales.

Abrumada por tanta exposición mediática adversas, la diseñadora Georgina Chapman, exesposa de Harvey Weinstein, optado por hacer una presentación digital de su nueva colección. Así lo aseguran varios medios estadounidenses, que recogen los testimonios de algunos expertos de la industria de la moda que confirman que la diseñadora de Marchesa está “demasiado asustada” tras la ola de denuncias por acoso y agresión sexual que ha salpicado al productor de Hollywood desde el pasado mes de octubre. Un escándalo que acabó con su matrimonio.

“Estaba emocionada, pero a medida que se fue acercando la fecha se agobió”, aseguró un especialista a The New York Post. El desfile de Marchesa, que ha sido uno de los pilares de la Semana de la Moda de Nueva York en la última década, estaba previsto para el próximo 14 de febrero y, tras conocerse su cancelación, desde la marca han anunciado que se mostrará el trabajo final de su nueva línea de manera digital. “Marchesa está ansiosa por presentar su colección Fall’18 en un formato actualizado esta temporada”, dijo un portavoz a ET Canadá.

No resulta extraño que la diseñadora, de 41 años, no quiera ser el centro de todas las miradas en un momento en el que su exmarido —con el que ya ha llegado a un acuerdo de divorcio tras 10 años de matrimonio y dos hijos en común— ha sido acusado de abuso sexual por más de cien mujeres de la industria de Hollywood. La diseñadora, que apenas se ha dejado ver desde que saltó la noticia, anunció en octubre que se separaba de su marido. «Mi corazón se rompe por todas las mujeres que han sufrido un tremendo dolor a causa de estas acciones imperdonables. He decidido dejar a mi marido. Cuidar a mis hijos pequeños es mi primera prioridad y le pido a los medios de comunicación privacidad en este momento «, decía en una declaración a la revista People tras conocerse las primeras denuncias contra Weinstein, de 65 años.

El productor y la diseñadora británica se conocieron en una fiesta en Manhattan en 2004, el mismo año en el que Chapman cofundada su firma de ropa y poco después de que Weinstein se divorciara de su primera esposa, Eve Chilton Weinstein, con quien estuvo casado 17 años. En tan solo tres años, sus diseños ya los lucían algunas de las grandes estrellas de Hollywood en las alfombras rojas. A raíz de que saliera a la luz el escándalo sexual, fueron muchas las voces que aseguraron que el productor también utilizó su influencia y sus contactos para que las actrices de sus producciones vistieran la firma Marchesa en las alfombras rojas, con amenazas a intérpretes de no invertir en sus promociones de lo contrario.

La baja de Marchesa de la semana de la moda neoyorquina se suma a la estampida que otras marcas de renombre han hecho de Nueva York. Delpozo, Desigual, Alexander Wang, Public School o Victoria Beckham son algunas firmas que este año no desfilarán en la próxima cita de la Gran Manzana.

Deja tu comentario