Formas de tortura en la humanidad

Por Lorenzo Olivera
La imaginación humana es incalculable en materia de desarrollar la crueldad a su mayor exponente para ingeniarse en las formas de hacer sufrir a otros seres humanos.

Tenemos un ejemplar muy especial en Corea del Norte, que en la materia es un especialista, desde hacer morir a un tío suyo en una jaula mordido por un centenar de perros famélicos o nuestros gauchos en la época pretérita con el enchalecamiento que consistía en faenar una res vacuna y cuerearla y envolver con dicho cuero fresco a un enemigo y dejarlo al sol, de forma tal que cuando el cuero se iba secando apretaba a la víctima y se le iban fracturando poco a poco los huesos hasta que alguno le interesaba un órgano vital y moría el enchalecado.

Deberíamos considerarnos muy afortunados por haber nacido en una época donde existen derechos humanos que nos amparan y protegen de cualquier tipo de violencia física.
Porque si bien no vivimos en un mundo libre de violencia ni tampoco reina la paz, es probable que hoy este tipo de torturas no se implementen ni en el rincón más infernal de la Tierra.
A lo largo de la historia se han creado todo tipo de formas de castigar y torturar a la gente. Pero, sin lugar a dudas, las que verás a continuación fueron de las más dolorosas y desesperantes:

La rata torturadora
Estar encerrado en un cuarto con ratas es un sufrimiento más que suficiente. Pero al parecer, en la Edad Media no pensaban así. Es por eso que crearon uno de las peores formas de torturar a cualquier ser humano: colocar sobre el pecho de las personas una pequeña jaula abierta de un solo lado con una hermosa rata adentro.
Del lado contrario de la jaula se colocaba un foco de calor intenso, de esta manera, la rata rascaba el cuerpo de la persona para escapar… hasta conseguirlo.

Zapatos de cemento
La mafia norteamericana fue la pionera en este método que utilizó para hacer pasar un muy mal momento a sus enemigos y a aquellos que los traicionaban y espiaban.
Esta tortura consistía en colocar los pies de sus víctimas en dos bloques vacíos y luego rellenarlos con cemento fresco.
Una vez que se secaba, arrojaban a la persona con vida a un río para que se ahogara. Suena como una no muy agradable forma de morir.

La bañera
Conocido como el castigo de «sentarse en la bañera», la persona era sentada en una especie de bañera con solo su cabeza hacia afuera y sin poder moverse.

Una vez allí, colocaban leche y miel sobre su cabeza y rostro para atraer moscas y abejas. La persona era alimentada a diario, pero al no poder moverse terminaba bañándose en su propio excremento.
Al tener tanta suciedad y estar inmóvil, los gusanos y buitres llegaban para gradualmente devorarse a la persona viva.

El tenedor

Esta forma de tortura se trataba de una pieza de metal con peligrosos pinchos en ambos lados. Uno de sus extremos se colocaba debajo de la pera de la persona y la otra parte sobre el esternón.

A su vez, se colgaba a la persona del techo o se lo colocaba en una posición que le impidiera dormir.
Si la persona se quedaba dormida y se movía…

La cuerda
Una cuerda es la herramienta de tortura más sencilla y antigua a la que se podía acudir. Además de colgar a las personas, también se las ataba a un objeto como un árbol en medio del bosque y dejarlo expuesto y desprotegido de cualquier animal o amenaza que se presentara.

Lágrimas de lengua
Esta era una pieza muy similar a una tijera, pero con un mayor tamaño que se creó para literalmente cortar la lengua de las víctimas.

Se mantenía la boca de las personas abierta con otro artefacto llamado «el abridor de lenguas» y luego, con la tijera tamaño XL, se retorcía la lengua hasta cortarla por completo. Suena realmente doloroso solo de pensarlo.
Si tuviera que elegir una de estas formas de morir, realmente no podría. Sin lugar a dudas le dedicaban muchísimo tiempo a la creación e ideación de este tipo de sangrientas actividades.
Deberíamos agradecer no haber nacido en esa época, ya que no hubiera sido en absoluto agradable presenciar una de estas formas de tortura.

Un comentario en “Formas de tortura en la humanidad

  • el 16 septiembre 2016 a las 11:04
    Permalink

    En el cine esta bueno pero esto ocurria de verdad…que salado¡?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *