Lo que Buda nunca quiso

El video muestra a dos monjes, arreglando sus diferencias a las trompadas.

El increíble suceso ocurrió esta semana en República de la Unión de Myanmar, también conocida como Birmania, es uno de los nueve países que componen el continente asiático.

Este inimaginable hecho surge en momentos que dos monjes budistas no encontraron mejo modo de sus problemas que a trompadas limpias, en plena calle y fue filmado por un transeúnte, informa ‘The Daily Mirror’.

Los religiosos comenzaron su enfrentamiento al bajarse del colectivo y prosiguieron su discusión mientras caminaban. De repente, el otro le golpeó por la espalda con un paraguas cerrado que tenía en la mano.

Mientras los monjes se intentaban infringir golpes y dolor por quien sabe qué causa o conflicto, Buda decía: “En este mundo el odio nunca ha disipado al odio. Solo el amor disipa al odio. Esta es la ley, ancestral e inagotable”. Obviamente estos discípulos, con sus acciones desoyeron a su sabio maestro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.