LOS FONDOS BUITRES, LOS LIDERES JUDIOS, CRISTINA Y NISMAN

Por Niquita Nipone

Cuando se aplica la política del conventillo, de que me dijeron, que le dije, que hizo, pero no lo hizo, y me lo contó Fulano o Zutano, esa es la norma de estilo que utiliza cierta gente que oportunamente le sirvió pedir dineros a troche y moche y cuando hay que pagarlos los prestamistas siempre son usureros y mala gente y en este caso no se sabe a quien pudieron llegar a matar.
fondos-272-1-605x250

Se utilizan para difundir los dichos y diretes twiters, redes sociales por doquier y redes sociales por doquier.
Estamos ante un modus operandi de carácter global, que no sólo lesiona severamente las soberanías nacionales sino que genera operaciones políticas internacionales de cualquier tipo, forma y color, escribió la presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner en su página web y en redes sociales.
Se refirió así a una serie de hechos que conectan a Paul Singer, cara visible de los especulativos fondos buitre que actúan contra Argentina, con el fallecido fiscal Alberto Nisman y dirigentes de organismos de la comunidad judía local.

La mandataria, quien viajó a Rusia para entrevistarse con el presidente Vladimir Putin, con quien firmará importantes acuerdos, se basó en una columna publicada el sábado por Jorge Elbaun, ex director ejecutivo de la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA), en el diario Página 12, titulado “Buitres, Nisman, DAIA, la ruta del dinero”.
Fernández de Kichner señaló que Nisman dijo que pediría ayuda económica a personas vinculadas a los fondos especulativos para frenar la publicación del Memorándum de Acuerdo entre Argentina e Irán a comienzos de 2013, para establecer la verdad sobre el ataque a la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), ocurrido en 1994.
Si es necesario Paul Singer nos va a ayudar, dijo Nisman, refirió la presidenta.
También hace referencia a organizaciones no gubernamentales (ONG) estadunidenses “que actúan como grupos de presión financiadas por los mismos fondos buitre”, que –como se denunció- han constituido una Fuerza de Tarea en Argentina para hostigar al gobierno que se niega a pagar intereses usureros sobre bonos comprados aquí, aprovechándose de la crisis de 2001.

En el impactante texto, Elbaum relata las reuniones del canciller Héctor Timerman con la DAIA, y la AMIA y familiares de las víctimas del atentado de 1994 para explicar el Memorándum de Mutuo Entendimiento con Irán.
En ese momento el presidente de la DAIA Julio Schlosser, ante la aprobación de los familiares dijo que si para estos era positivo, la opinión de los dirigentes está de más.
Sin embargo, el 27 de diciembre de ese mismo año “el secretario general de esa entidad, Jorge Knoblobitz, manifestaba a sus allegados que había recibido una llamada telefónica del periodista José Pepe Eliaschev (recientemente fallecido) quien le advertía –indignado– que la recepción cordial al canciller Timerman iba a ser taxativamente condenada y repudiada por la comunidad y las embajadas norteamericanas e israelí”.
Poco después el vicepresidente de la DAIA, Waldo Wolff, advirtió que existía una clara presión telefónica orientada a cuestionar cualquier negociación con Teherán y que un acuerdo con los funcionarios iraníes los convertiría en actores de política internacional cuando en realidad debían ser etiquetados, frente a la opinión pública nacional, como belicosos terroristas incapaces de llegar a ningún acuerdo diplomático, y da cuenta de cómo actuaron algunas personalidades que conforman la más dura elite de las organizaciones judías aquí, los mismos que luego encabezarían la marcha del 18 de febrero pasado.

Entre los datos más importantes revela que el entonces fiscal Nisman se reunió con dirigentes de DAIA y AMIA y les informó estar dispuesto a poner dinero de sus propios recursos para tratar de demoler el acuerdo con Irán y que Paul Singer, estaría dispuesto a ayudar.
También recuerda que luego de ser aprobado el Memorándum por el Congreso argentino el 11 de marzo de 2013 se realizó una reunión en el barrio de Arlington, en Washington, en la cual los miembros del Fuerza de Tareas Estadunidense sobre Argentina de los fondos buitres decidieron usar este tema como un ariete más para condicionar a nuestro país a negociar de forma más vulnerable frente a los fondos especulativos,
Comenzó entonces una campaña negativa con aparición de cartas contra los acuerdos y contactar a dirigentes y políticos locales para que actúen contra el tratado ofreciendo todo tipo de colaboración para defenestrar al gobierno argentino.
De allí surge la publicación de una solicitada en junio de 2013, por la Fuerza de Tarea financiada mayoritariamente por Paul Singer, titulada Aliados vergonzosos y que muestra una fotografía de la presidenta argentina junto a su entonces colega iraní Mahmud Ajmadineyad.
Ha llegado el momento de impedir que Argentina siga transgrediendo la ley estadunidense y la ley internacional, dice en dicha solicitud.

Elbaum ofrece datos y fuentes concretas, incluyendo el tema de las cuentas de Nisman en Nueva York, demostrando una red de complicidades en todos los sucesos que intentaron crear una grave crisis en este país desde enero, hasta ahora, con intervenciones de representantes estadunidenses, el lobby y empresas judías de Estados Unidos, e incluso con medios masivos de comunicación locales opositores al gobierno.
La presidenta publica el largo texto de Elbaum que menciona los financiamientos de estos fondos buitre y la relación del titular de una de esas ONG, como Foundation for Defence of Democracy, Mark Dubowitz, con Nisman, de quien se decía amigo, advirtiendo sobre la serie de acciones que pueden realizar esos lobbys como ataques financieros, operaciones mediáticas internacionales simultáneas, o lo que es peor, acciones encubiertas de distintos ´servicios destinadas a desestabilizar gobiernos.

Todo tiene que ver con la geopolítica y el poder internacional.
Algunas veces sus efectos pueden ser globales sobre la paz, como por ejemplo impedir la posibilidad de un Acuerdo entre Estados Unidos y otras potencias con Irán en materia nuclear, o colaterales como imposibilitar acuerdos que contribuyan, a que después de 21 años pueda haber Verdad y Justicia para las víctimas de la AMIA.
Viene entreverándose la madeja de una forma tal que se entiende poco y nada, aunque paradojalmente lo insólito de una presidente que dispone de la cadena nacional de emisoras, termine haciéndolo por las redes sociales, si como la culpa no la quiere nadie, lo mejor es endosársela a un muerto.

Un comentario en “LOS FONDOS BUITRES, LOS LIDERES JUDIOS, CRISTINA Y NISMAN

  • el 24 abril 2015 a las 09:45
    Permalink

    Todo fue una comedia bien argentina donde el denunciante paso a ser el delincuente y la denunciada paso a ser la victima de un complot organizado por fuerzas que no quieren gobiernos populares…
    El asunto es que el caso Nisman esta cerrado y a la presidenta quedo mas libre que nunca de todo lo que se le acusaaba.
    A veces uno se cuestiona para que se hace tanta mala sangre.

Deja tu comentario