Michelle marca la moda y un récord

Se agotaron en menos de 1 hora. No es nuevo que la primera dama de los Estados Unidos es muy coqueta, le gusta seguir la moda y juega al límite en las elecciones de sus atuendos en relación al protocolo.

  • Historial del Covid-19 de Wuhan
    El temible virus que ha causado 52.000 muertos y más de un millón de personas contagiadas
  • Los más cotizados del 2019
    Ryan Reynolds y Emily Blunt son los que están en la cima en sus géneros, como las estrellas mejores pagas
  • Lali Espósito super hot en cuarentena
    La artista elige una forma muy audaz para estar cerca de sus fans. La cantante publica una serie de videos para el deleite
  • Baphomet II
    En el número anterior habíamos estudiado esta creación del esoterismo que con cuernos de chiva aparece en los lugares más imprevisibles, como ser hasta en el…
  • La amistad y similares
    Las palabras amigo y fraterno no quieren decir lo mismo, aunque la mayoría de las veces, una cosa suele llevar a la otra, es valor sabido, pero no siempre es…

Ella hace que sus apariciones junto a su marido, tengan grandes repercusiones en internet, recordemos que la señora de Obama tiene tantos seguidores en las redes sociales al mismo nivel que las artistas de Hollywood, o las estrellas del pop.

Lo nuevo de Michelle Obama

Desde que llegó a la Casa Blanca en 2008, Michelle Obama ha destacado por su buen gusto a la hora de vestir y se ha convertido en toda una ‘influencer’ para las americanas. Esta semana la primera dama asistió al discurso de su marido sobre el Estado de la Unión con un vestido de Narciso Rodríguez.

En solo 50 minutos, el diseño se agotó en todas las tiendas del diseñador en Estados Unidos, una situación inédita. Miles de seguidoras de la primera dama decidieron comprarse el vestido amarillo de crepé de lana y sin mangas que tenía un precio de 2.000 dólares (1.825 euros y que pertenece a la colección otoño-invierno 2015).

No es la primera vez que Michelle Obama confía en el diseñador Narciso Rodríguez, pero hasta ahora nunca había provocado tal reacción en la industria de la moda. Michelle también decidió lucir un vestido de este diseñador la noche en la que Barack Obama se convirtió en presidente de los Estados Unidos en 2008 por primera vez. Una manera simbólica de cerrar la etapa política de su marido de la mano de la moda.

Hasta ahora, su diseñador de cabecera había sido Jason Wu, en quien llevaba confiando para vestir en los momentos más importantes durante los más de siete años que lleva en el centro de atención mediática, pero esta vez decidió apostar de nuevo por Narciso Rodríguez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *