No me molesta que me llamen gay

Cara Delevingne nunca tuvo problemas en decir lo que piensa, ni comportarse a su manera

En la preparación para su próxima portada, ella no habla solo de la moda sino de la cantante St. Vincent, de quien está super-enamorada.

Para las mal pensados, y pensadas, que piensan que esto no es hablar de modas, que le critiquen a la revista ‘Vogue’, la cual estrena su portada del mes hablando de estos temas.

La modelo y también actriz habla sin reparos de todos estos temas en la nueva edición del Vogue británico. “Estoy completamente enamorada. Antes de que conociera lo que es el verdadero amor, no era capaz de entender lo profundo que puede ser. Solía pensar que en la vida eras tú contra el mundo. Ahora entiendo el significado del amor. Ya sea por ti, por el mundo o por tu pareja”, confesó la modelo a la revista. La británica, de 23 años, comenzó a salir con Annie Clark, la cantante de 32 años más conocida como St. Vincent, en abril de 2015.

En la entrevista, Delevingne también reflexiona acerca de los tabúes y el rechazo que existe en cuanto a la homosexualidad. “De pequeña utilizaba la palabra gay como sinónimo de un insulto”, recuerda. Pero con el paso del tiempo todo cambió y hoy por hoy no le molesta que la llamen gay. “Mis padres han sido un gran apoyo en mi vida”. Y asegura que su sexualidad no es una “fase” en su vida, como se insinuó en entrevistas anteriores. “Soy lo que soy”.

Para esta importante edición de Vogue, la británica ha posado para la cámara del reconocido fotógrafo peruano Mario Testino. La maniquí aprovechó también para hablar del cambio de rumbo en su carrera, ahora que sus proyectos están más enfocados en la interpretación. “Sigo aprendiendo. Actúo por amor. Doy todo de mí, seguramente seguiría actuando aunque no me pagaran por hacerlo”, reconoce Delevingne, quién se encuentra en plena promoción de la película Escuadrón Suicida.

Aunque asegura que actúa por pasión y no precisamente por el sueldo, lo cierto es que ella, al igual que otras actrices de Hollywood, exige igualdad de condiciones en una industria que en los últimos meses ha sido señalada continuamente por sus decisiones machistas. “Desde el punto de vista de igualdad financiera, creo que debo ganar lo mismo que gana un chico que hace mi trabajo. De lo contrario no lo haría. Si aceptas que te paguen menos, estás contribuyendo a que ese círculo vicioso siga existiendo”, reclama.

Y si de temores se trata Delevingne reconoce que tiene uno que le quita el sueño. “Me da miedo que me contraten únicamente por la cantidad de seguidores que tengo en las redes sociales”, dice la modelo, que solo en su cuenta de Instagram acumula más de 31 millones.

Un comentario en «No me molesta que me llamen gay»

  • el 5 agosto 2016 a las 09:46
    Enlace permanente

    quedate tranki Cara que a los que manejan los desfiles y las peliculas no les da miedo contratar a alguien con mas de 30 millones de seguidores que puede promover los que hace en las redes sociales
    che que pena son las dos muy bonitas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *