Para Isabel no era tan redonda

Recientes estudios afirman, que la Reina Isabel no habría financiado con sus joyas la aventura de abrir otra ruta marítima hacia la India. Realmente fue el pueblo español quien confiaría que la Tierra era redonda y a través de un impuesto habría financiado a Colón.

El catedrático de Historia Moderna de la Universidad de Huelva y presidente de la Asociación de Estudios Iberoamericanos y Colombinos Rábida-, David González, ha publicado una investigación que vincula la financiación del primer viaje realizado por Cristóbal Colón hacia el Nuevo Mundo con el pago de nuevos impuestos en los puertos del río Tinto: Huelva, Palos de la Frontera, Moguer y San Juan del Puerto.

Bajo el título “Contribuciones y estrategia fiscal de los Reyes Católicos en el entorno de los puertos del río Tinto durante el proceso de gestación y de financiación del primer viaje colombino”, el catedrático expone una tesis no explorada hasta ahora por la historiografía, señalando que una parte significativa de la financiación de los preparativos del primer viaje colombino -superior a los fondos aportados por los prestamistas- podría haber procedido, según se desprende del análisis de la documentación consultada, de contribuciones coetáneas y del crecimiento de la presión fiscal ordenada por los Reyes Católicos sobre los vecinos de las localidades ribereñas del río Tinto en las que tuvo lugar la gestación de esta empresa descubridora.

El estudio, publicado en el número 49 de la revista científica Historia, desvela la estrategia de la Corona destinada a obtener nuevos ingresos económicos que podrían haber posibilitado a Colón y a la hacienda del reino de Castilla costear una parte de la infraestructura necesaria para la expedición, incluida la compra del puerto de Palos de la Frontera.

La investigación esclarece los nuevos ingresos económicos obtenidos por la Monarquía en las localidades ribereñas del río Tinto, especialmente en los años 1491 y 1492, precisamente cuando la reina Isabel necesitaba conseguir fondos para financiar el primer viaje a América. A este respecto, el análisis de la secuencia cronológica manifiesta que la firma de documentos que garantizaban el compromiso de la hacienda castellana con el proyecto de Cristóbal Colón coincidía en fechas con otros que suponían la exigencia de contribuciones a los habitantes de estos puertos onubenses y, por ende, mostraban su vinculación.

Según informa la Universidad de Huelva, este trabajo de investigación prueba que la aportación al descubrimiento de América de los puertos del río Tinto no se redujo al reclutamiento de marinos expertos y a la participación de dos carabelas, sino que además sus habitantes tuvieron un protagonismo sustancial en la financiación del primer viaje de Cristóbal Colón al Nuevo Mundo a través del aumento de los contribuciones fiscales demandadas por la Corona.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.