Una sola mala palabra

Si estimado lector voy a escribir un montón de palabras usando una mala palabra, sólo una vez. Resulta que con el tan mentado progreso, aquellos televisores que Ud. prendía y funcionaban de primera, que a veces tenían que calentarse un poco, otras el que se calentaba era uno, cuando la imagen se veía a rayas horizontales o en bandas como si uno tuviera una jaqueca oftálmica y no pudiera enfocarla bien, o la nieve en la imagen, pero con un poco de imaginación y paciencia uno se remediaba.

Fueron apareciendo los dinosaurios de los Tv que un niño los puede levantar, pero vienen con dos controles remotos, que también un niño los puede manejar perfectamente, pero el suscrito no, uno de los controles para el Tv y otro para la canalera.

Hete aquí el problema, tendrían que venir con un niño incorporado para que los hiciera funcionar sin inconvenientes o sea prender ver y apagar no ver, sin que queda el audio funcionando por cuenta propia o ver sin que se congele la imagen o como no soy ambidiestro con los idiomas , algo que me impide entender qué es lo que pasa cuando se congela la traducción o el fútbol y la pelota queda suspendida en el aire con el golero que no llega porque no se mueve y el útil no entra porque no se mueve y sentimos el grito del público por la ventana cuando estamos cerca de la cancha.
Los avisos ya vienen en ese idioma que le dicen que es español neutro, si ese que “aparca el carro” y “vacuna la carpeta”.

Bueno esto viene a ser así, aparcar viene de parking, estacionamiento, y carro, que era lo que usaba el verdulero cuando yo era chico, pasó a ser auto y el carro del verdulero a ser una tracka, si de track camión y tracka, viene a ser camioneta.
Lo de vacunar la carpeta es más técnico, vacum es la máquina de producir vacío y se produce aspirando de ahí podemos llegar a aspiradora y carpeta, aquel trapito bordado que ponían nuestras madres o abuelas, depende de la edad del consumidor, en las mesitas ratonas o aquello de cartulina, hoy cartón de platico acanalado con elástico en las puntas para guardar papeles, documentos y otras cosas que después no sabemos dónde las guardamos, carpetas, pues hoy se las llama así a las alfombras, pero en la Tv en casa sigue siendo alfombra con perro o sin perro con gato o sin gato, pero alfombras al fin, persa puede ser el gato las alfombras desde la época de tata con mama no nos más persas en este país, salvo casas de gente con paladar negro, no afrodescendientes, sino con buen resto.

Muy interesante, vacunar la carpeta no es darle ninguna inyección a la alfombra, sino simplemente pasarle la aspiradora para sacarle el polvo.
Resulta que cada año, yo siempre el mismo exagerado, a cada rato salen generaciones nuevas de televisores, se reproducen más que los chinos e indios al mismo tiempo, le cambian una perillita y ya sale un nuevo modelo, para hacerla más sencilla, las pulgadas se miden en diagonal, entonces tenemos que con una regla lo suficientemente larga o con el metro de modista que está en el costurero, medir en sentido diagonal el vano de la pantalla y luego dividirlo entre 0.025, y nos da las pulgadas de la pantalla, pero tenemos pulgadas inglesas, americanas, alemanas, son todas casi iguales, dije casi, pero no paga la pena entrar en ese detalle porque entre el fabricante y el vendedor alguna martingala hicieron entre ellos.

Con este cálculo podemos calcular las pulgadas de la pantalla.
También van cambiando en cuanto a la definición de la pantalla y llegamos al HD, alta definición, en inglés, alta en español no lleva H muy señor mío.

Ahora se vienen los LEDS y el que quiera estar con el de última moda u onda, deberá trabajar exclusivamente para cambiar el televisor.

El primer televisor color lo pagué un poco más de mil dólares de aquel entonces, hoy los de ultimísima generación, van costando en ese entorno o algo menos.
Qué ha pasado en nuestra casa con los televisores, exactamente lo mismo que con nosotros cuando éramos chicos en casa e íbamos creciendo, llegar a determinada edad nos iba corriendo de cuarto en cuarto hasta que optábamos por el dulce camino del matrimonio, en aquel entonces no se estilaba lo de irse con la compa sin los anillos de rigor, ni traer a la compa a casa a ocupar un cuarto, con el criterio de que donde comen 5 comen 6 y que todos somos una familia.

Aquello del casado casa quiere era de antes, ahora los hijos no se despegan de los padres ni con disán con la letra de “y la cosa está difícil”, en “que sucucho se van a ir a meter” mejor en casa que tenemos todos y ellos no tienen nada.
Nos metí a nosotros como ejemplo para complicarnos la vida, si en realidad estábamos hablando de televisores, con los televisores pasaba y pasa lo mismo que con nosotros, los más nuevos al living, los anteriores al comedor, los tras anteriores al dormitorio, tal vez de los viejos o de los hermanos mayores y así sucesivamente.
Cosa similar ha ido pasando con la programación de los canales de aire, porque los por cable quedan para los televisores más modernos y los canales de aire para los televisores más viejos, esos que quedaron en la pieza de servicio o en los lugares donde se cumplen las tareas domésticas y hete aquí que la programación de ciertos canales de aire se transformó en programación para sirvientas, si señor, en que cabeza cabe que salvo caso de enfermedad los patrones vayan a estar mirando televisión de mañana en la casa.

La única que ve televisión a esa hora es la doméstica mientras realiza las tareas propias de su ocupación, porque los chicos estudiando y los en edad de producir produciendo.

De ahí en más tenemos comedias mexicanas, argentinas o de similar procedencia, a horas de la mañana, al almuerzo después de los informativos, a la hora del té (léase mate) mientras la empleada plancha como una zombie haciéndole tallarines a los cuellos y los puños de las camisas, sacándole brillo a los pantalones y las piernas como los cuadernos de primer año escolar, doble raya en los pantalones.

Ah me olvidaba, la mala palabra que puse fue “sirvienta”, que todo sea para bien…

3 comentarios en «Una sola mala palabra»

  • el 3 octubre 2014 a las 08:35
    Enlace permanente

    Preefiero la tele de ahora si te calentas en tu casa por el futbol te la pones bajo el braso y podes hasta dar un portazo cuando te rajas y no le dejas ni el control con las teles de antes presisabas un flete.

  • el 3 octubre 2014 a las 09:28
    Enlace permanente

    Me parece a mi o me estas comparando la historia de los artefactos de television de tu casa con la funcion de la empleada doméstica? es de loco pero me parece que es eso noma!

  • el 4 octubre 2014 a las 11:51
    Enlace permanente

    HAY QUE SE EDUCADO____******MALAS PALABRAS NUNC_____JEJEJEJE______LO MIO ES ______CORRETE UN POQUITO MI AMOR QUE ME PIERDO EL GOL________TA MAL????????

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *