La casa Moschino desfila con Barbie

La muñeca más famosa de todos los tiempos, estuvo en las pasarelas de la semana de la moda de Milán.

La marca de prendas italiana unisex, habría acaparado la pasarela italiana mostrando su nueva colección tomando al personaje americano de los 60’.

La muñeca Barbie, fue creada en 1959, por Ruth Handler esposa de Elliot Handler, dueño de la fábrica Mattel, donde fue industrializada. El nombre de la muñeca, es el nombre de la hija de la pareja que se llama Barbara, que en su infancia prefería jugar con muñecas con características de adulta. Al observar esta preferencia de la niña, Ruth puso en práctica a la Barbie, que encantó primero a su hija y luego, se vendieron más de mil millones en 150 países en el mundo. También estuvo en el cine, en los dibujitos animados, en series de televisión, en los video juegos y ahora, es representada en sus diseños por Moschino, en las pasarelas de la semana de la moda en Milan.

Esta es la segunda temporada de Moschino con Jeremy Scott al frente creativo, en ambas oportunidades el diseñador ha expresado su gusto por la cultura pop y ha continuado la línea de diseño que hizo famosa a la marca, es decir, innovadores y excéntricos diseños.

Barbie se apoderó del runway de la casa de modas italiana. El tema Barbie Girl de la agrupación noruega Aqua, sonaba, mientras que las modelos fueron transformadas en muñecas Barbie con pelucas que simulaban largas cabelleras, vestidas en mini faldas, vestidos cortos y ceñidos, maxi sweaters, conjuntos deportivos, jeans con lentejuelas, chaquetas tipo motociclista. Las telas lucieron estampados en corazones, símbolos de la paz, el nombre de la marca en la tipografía de la muñeca de mattel, además de texturas patentes y colores brillantes azules, verdes, amarillos, naranjas, dorados, pero sobre todo mucho rosa.

Los complementos Loli pop fueron la apuesta de Moschino tanto en carteras, bolsos, maletas, lentes de sol con apliques brillantes, botas vaqueras, sandalias de plataformas, tacones aguja y tipo chinela, pesas para ejercitarse, gorras, sombreros, maxi aretes, collares, cadenas, cinturones y hasta unos patines que la modelo Charlotte Free usó a la perfección sobre la pasarela.

Moschino presentó el closet completo de Barbie, evocó siluetas de los años 70, 80 y 90. Esas piezas plásticas con la que muchas jugaron, otras juegan y algunas jugarán, fueron llevadas a tamaño humano real por Jeremy Scott, por lo cual ahora están disponibles para todas aquellas mujeres que siempre desearon lucir como la icónica muñeca introducida al mercado desde 1956.

La marca ya había colaborado con Mattel para crear un conjunto especial para vestir a Barbie. El año pasado la colección de la temporada otoño-invierno 2014 estuvo inspirado en McDonalds y Bob Esponja.

Un diseñador con gustos extravagantes

Jeremy Scott hizo su debut en febrero para Moschino, en un espectáculo en Milán, en el cual, mantuvo a la audiencia a la expectativa total una hora antes de lanzar una colección sobre comida rápida y ready to wear. Había jerséis adornados con arcos transformados, bolsas que parecían cajas de la cajita feliz y un vestido estampado con una bolsa de papas crujientes de McDonald. Realmente desagrado a mucha gente. Algunos periódicos informaron que los empleados de McDonald se sintieron humillados por la colección.

Así que fue una sorpresa cuando se anunció en noviembre pasado que Jeremy Scott se convertiría en el director creativo de de Moschino. El ajuste superficial es evidente: la marca, fundada en 1983 por Franco de Moschino, tiene un enfoque igualmente irreverente. Sus grandes éxitos incluyen una chaqueta con “cintura de dinero”. Al igual que Scott, Moschino vio la moda como una forma de protesta.

Los trajes extravagantes de Jeremy Scott son tan ingeniosos como son indignantes. Este diseñador, ha vestido de Katy Perry a Rihanna, ahora está haciendo más de los suyo para Moschino.

Esta entrada se publicó en Alta costura, José Luis Colmenter, Moda y está etiquetada con Barbie, Charlotte Free, Jeremy Scott, Mattel, Milan Fashion Week 2014, Moschino en septiembre 24, 2014.

Diego Revuelta

Crítico de cine

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.