“Una tupita del hortelano

Porque no estudia ni deja estudiar”
Por Niquita Nipone
El senador suplente del Partido Nacional, Sebastián Da Silva, criticó a la diputada del IR. El dirigente de la lista 40 del Partido Nacional, Sebastián Da Silva, calificó a la diputada del IR, Macarena Gelman, de “tupita del hortelano porque no estudia ni deja estudiar” y señaló que la legisladora es la “quintaesencia de la ineficacia en el gasto universitario”.

Da Silva, quien es senador suplente de Javier García, notó que -según consta en su biografía de Wikipedia, Gelman estudió en la Facultad de Ciencias y en la Facultad de Química de la Universidad de la República aunque no terminó sus estudios.

Gelman y su sector, el IR, fueron los impulsores de la propuesta, adoptada por toda la bancada del Frente Amplio, para eliminar las exoneraciones fiscales a las donaciones que reciben las universidades privadas.
“Gelman pasó boyando en facultad solventada por el dinero que pagan los más humildes. Me imagino que por eso se querrá reivindicar con el organismo que, infructuosamente, gastó plata en ella”, dijo Da Silva a El Observador.
Macarena Gelman: “Mi padre me pidió perdón antes de morir y no sabía por qué era”
La diputada electa por el sector Ir del Frente Amplio habló de su historia y de cuando se enteró que era hija de desaparecidos

Macarena Gelman, diputada electa por el sector Ir del Frente Amplio, expresó que su padre adoptivo le pidió perdón “insistentemente” días antes de morir, mientras estaba internado en el CTI por algo que en ese entonces “no sabía qué era”.
Entrevistada en el programa Pisando Fuerte de Metrópolis FM, la diputada dijo que se enteró tres meses después de la muerte de su padre que era hija de desaparecidos. “Estoy segura que su último año de vida mi padre (adoptivo) sabía cosas, porque cuando mi abuelo (Juan Gelman) empezó a buscarme y empieza a investigar, llega un momento en que eso empieza a ser público (…) Entonces empezaron a haber movimientos en mi casa, en 1998 mi papá es internado por primera vez, está como tres meses y en 1999 estuvo como un mes y pico internado de nuevo, y es cuando fallece. Pero días antes de eso, me pidió perdón varias veces, y un día en particular insistentemente, cuando él estaba en el CTI pero estaba consciente, y me pedía perdón por algo que yo no sabía que era”, relató Macarena Gelman.
A su vez, contó que su madre adoptiva “desconocía” su historia. “La parte de la verdad que había en mi casa es la que pude obtener hasta ahora y no hay más. Yo creo sí que mi padre (adoptivo), si no tuvo información de mi procedencia antes (que era hija de María Claudia García y Marcelo Gelman), de alguna manera, algún dato de mi procedencia debía tener, que era hija de detenidos. Y creo el hecho de que me dejaron en un canasto en la puerta de la casa de mis padres adoptivos, porque hay todo tipo de testimonios, de vecinos que lo vieron, fue así”. “Creo que papá no sabía que era nieta de Gelman, pero sí que tenía datos de que era hija de alguien que estaba detenida”, agregó.

Macarena Gelman habló sobre indemnización
Los puntos sobre las íes
Macarena Gelman consideró que el acto en donde el Estado uruguayo reconoció su responsabilidad en la muerte de su madre, María Claudia García de Gelman, significa “dar la cara” y “hacerse cargo”. Aclaró que ella nunca habló sobre el destino que le dará al dinero que el Estado uruguayo le pagó en base al dictamen de la CIDH. “Tampoco voy a expresarlo públicamente como si hubiese ganado la lotería”, subrayó.
Macarena Gelman consideró que el acto en donde el Estado uruguayo reconoció su responsabilidad en la muerte de su madre, María Claudia García de Gelman, significa dar la cara “y hacerse cargo. O al menos manifestar la voluntad de hacerse cargo. Claro que esto después tiene que estar acompañado de otras acciones. No basta con decir que lo reconozco y no voy a hacer nada. Pero realmente se están dando pasos en ese sentido muy importantes”.
El acto fue encabezado por el presidente José Mujica y tuvo lugar en el Palacio Legislativo. El mismo fue encomendado por el fallo de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, que también condenó al Estado a pagar a Macarena Gelman U$S 513.000 como indemnización.
En declaraciones a Radio Nacional, al programa “Puesta a punto”, Gelman explicó que había “un rubro que consideraba la Corte que lo que fuera por ese rubro iba a ser donado y que había una institución planteada. Pero eso era muy concreto. En ningún momento dije qué iba a hacer (con el dinero), de hecho no se qué voy a hacer y tampoco considero que eso tenga que expresarlo públicamente como si hubiese ganado la lotería, porque no es así. Implica un poco más que todo eso”.

“No es cierto que yo dije que el dinero iba a ser donado a instituciones benéficas. Y más allá que eso puede ser muy bien recibido, no voy a llenarme de elogios por cosas que no dije”, agregó Gelman.
ISRAEL, EL JUDAÍSMO Y PALESTINA POR JUAN GELMAN

“¿Qué tienen que ver con el judaísmo esas políticas de Israel? Los judíos siempre fuimos perseguidos, nunca perseguidores; discriminados, nunca discriminadores; marginalizados, nunca marginadores; sitiados, nunca sitiadores.
Nada tiene que ver a estas alturas el Estado de Israel con la tradición judía, la más democrática del mundo, creada desde abajo en la diáspora y conservada a lo largo de los siglos.
Sé que estas opiniones serán calificadas de antisemitas por quienes no quieren oír, ni ver, ni hablar, como los tres monos de la India.
La táctica de confundir las críticas al Estado de Israel con el antisemitismo me recuerda la pretensión de la más reciente dictadura militar argentina, que llamó “campaña anti argentina” a toda denuncia de sus crímenes.
Sólo me explico la tristeza particular que las políticas genocidas del Estado de Israel me causan porque soy verdaderamente judío.
Porque una vez, de niño y con fiebre altísima, mi padre se sentó junto a mi cama para leerme en idish un cuento de Sholem Aleijem.

Se llamaba ´Das messerl´ (El cuchillito) y hablaba de los dolores del ghetto.”

2 comentarios en «“Una tupita del hortelano»

  • el 5 agosto 2016 a las 11:47
    Enlace permanente

    Esa chica vivio una infancia rara porque debe ser dificil saber quien sos y en que crees y despues a los 20 años te cambien todo hasta de nombre y apellido. Tiene cara de buena mina!

  • el 6 agosto 2016 a las 09:56
    Enlace permanente

    Mis padres no anduvieron atentando contra el estado y cuando murieron los hijos pagamos el entierro. Esta fue criada y mantenida por personas de bien a las que no les reembolso nada y ella se embolsó más de medio millón de dólares, más la herencia del abuelo judio Gelman y de yapa le regalaron una diputación y ella se opone a las donaciones a las universidades privadas para becas a estudiantes no pudientes y ella anduvo vagando en dos facultades sin recibirse de nada y ocasionando gastos al estado o sea al pueblo uruguayo. Sendic no tuvo título pero fundió a ANCAP entre otras cosas pero es tan inútil como esta, pero se lo bancaron los cubanos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *