Acosan a un profesor

Por Nico Medes

Por afirmar que las relaciones homosexuales son ‘antinaturales’. Como es muy uruguayo opinar sin leer, lea todo el artículo y luego si lo cree necesario opine.

A título aclarativo el ecompilado y El Reporte no han tomado ni tomarán posición alguna con referencia a este tema en especial, ni al tema de la pedofilia ni de la pedofobia.
Alrededor de un centenar de estudiantes se concentraron el pasado miércoles en el instituto Samuel Gili i Gaya de Lleida para protestar contra un profesor de filosofía que dijo que una relación con una persona de un mismo sexo no es natural.

Nuevo caso de acoso a un profesor en su lugar de trabajo por atreverse a cuestionar los “dogmas” de la ideología de género.
Alrededor de un centenar de estudiantes se concentraron el pasado miércoles en el instituto Samuel Gili i Gaya de Lleida para protestar contra un profesor de filosofía que dijo en clase que las relaciones homosexuales no son naturales. Una afirmación que le ha costado ser acusado de “homofobia”.
Según la carta de una de las alumnas difundida por las redes sociales, el profesor afirmó que una relación con una persona de un mismo sexo es “antinatural”. Ante estas palabras, dos alumnas lesbianas decidieron levantarse y denunciar al profesor ante la dirección del instituto.
La directora del centro, Carme Panadés, por su parte, se puso en contacto con el Departamento de Enseñanza para pedir que la Inspección evaluara el caso.

El docente, de 64 años y con una larga trayectoria, no acudió a clase el día de la protesta al padecer del corazón y estar afectado por lo sucedido. La directora del centro ha anunciado que, después de hablar con él, éste enviará una carta de disculpa a los alumnos, ya que su intención no era ofender a nadie.
También Miquel Àngel Cullerés, director territorial de Enseñanza en Lleida, ha explicado que el profesor le comunicó que no quería ofender a nadie, ya que respeta cualquier tendencia sexual.
Sin embargo, el Observatorio contra la Homofobia (OCH), se ha lanzado rápidamente a declarar que las afirmaciones del profesor podrían estar vulnerando la Ley 11/2014, que garantiza los derechos de lesbianas, gays, bisexuales, transgéneros e intersexuales y establece medidas para erradicar la “homofobia”.
El calvario de Alicia Rubio por denunciar la ideología de género

El Consejero De Educación Ha Guardado Silencio Ante El Acoso De Podemos

Cesan a la profesora Alicia Rubio como jefa de estudios por contradecir la ideología de género
Se consumó el atropello ante el acoso de Podemos y el silencio del PP.
Esta mañana el claustro del instituto en el que trabaja ha cesado a la profesora Alicia Rubio como jefa de estudios.
Dos consejales de Podemos participaron en un ‘escrache’ contra la profesora
A mediados de marzo Podemos organizó un “escrache” contra esta profesora en su lugar de trabajo, en el que participaron dos concejales del partido de ultraizquierda. La excusa de los podemitas para intentar intimidar a esta profesora es que es la autora del libro “Cuando nos prohibieron ser mujeres… y os persiguieron por ser hombres”, una obra en la que desmiente los postulados de la ideología de género desde campos tan diversos como la antropología, la neurofisiología, la anatomía y, sobre todo, la realidad, el sentido común y la experiencia cotidiana. Alentados por el acoso de Podemos, el claustro de profesores y el AMPA intentaron hacer dimitir a Alicia por motivos puramente ideológicos, una dimisión a la que la profesora se negó. De hecho, ya ha señalado que tiene la intención de poner una denuncia contra Podemos por acoso.
La Comunidad de Madrid, en manos del PP, se calla ante el acoso podemita
Al día siguiente, HazteOir.org dirigió una petición a Rafael van Grieken, consejero de Educación de Madrid, para que diese su apoyo a la profesora ante la campaña de acoso de Podemos. La petición fue firmada por más de 42.000 personas, pero el Consejero guardó silencio, dejando a Alicia Rubio sola ante la campaña de acoso orquestada por Podemos. El PP tampoco ha dado su apoyo a la profesora, pues la actual dirigente del PP de Madrid, Cristina Cifuentes, la cúpula nacional del partido y el ejecutivo de Rajoy están plenamente inmersos en una campaña de imposición en las escuelas de esa ideología que critica Alicia en su libro. Al final, los que decían que nos iban a proteger de Podemos han dejado actuar impunemente a la ultraizquierda.
Una campaña de acoso “por escribir un libro”
Esta misma noche he hablado con Alicia y me ha comentado que está siendo “víctima” de una campaña de acoso por “por escribir un libro” y por criticar la ley de adoctrinamiento sexual impuesta por el PP y por Podemos en Madrid, con el respaldo de PSOE y Ciudadanos. Lo que está sufriendo es “un linchamiento ideológico”, denuncia, y apunta que todo empezó cuando accedió a participar en un debate sobre la libertad de expresión en la Facultad de Derecho de la Universidad Complutense de Madrid, precisamente animada por la campaña de acoso desatada por Podemos contra ella. Ese debate en la UCM fue impedido por violentos de ultraizquierda, que bloquearon el acceso a la Facultad con el beneplácito de su Decano. Como ha ocurrido con el acoso a Alicia, el PP guardó un complaciente silencio ante ese ataque a la libertad de expresión, a pesar de que la enseñanza universitaria es competencia de la comunidad autonóma, gobernada por Cristina Cifuentes.
En vez de denunciar el acoso, el claustro cesa a la acosada
Ya al margen de la discusión sobre la ideología de género, el verdadero problema es cómo se permite montar un escrache contra una profesora en su centro de trabajo, y cómo se manipula a menores para llevarlo a cabo por parte de un partido político y con presencia de dos concejales. Y ante ese acto de acoso, cabe preguntarse cómo es posible que el claustro no se haya enfrentado al escrache, y que haya pedido el cese de la acosada en vez de defender su libertad de expresión. En este punto debo recordar la famosa cita de Voltaire: “No estoy de acuerdo con lo que dices, pero defenderé con mi vida tu derecho a expresarlo”. ¿En qué ha quedado el derecho a la libertad de expresión en España? ¿Hay ideologías que ya no se pueden cuestionar?
Víctima del acoso de Podemos y de la complicidad del PP
En fin, desde aquí manifiesto mi total apoyo a Alicia, y mi absoluto rechazo a esta persecución ideológica de la que está siendo objeto, algo propio de una dictadura. También quiero señalar que esta represalia se ha consumado no sólo por el acoso de Podemos, sino también por la complicidad del PP, que está valiéndose de los podemitas para que le hagan el trabajo sucio de apartar de su camino a quienes discrepan del nuevo rumbo ideológico tomado por el PP. Acordaos de casos como el de Alicia cuando el PP os vuelva a pedir el voto para frenar a Podemos.
Este profesor de Filosofía no es el primer docente que se ve perseguido en su lugar de trabajo por quienes no toleran opiniones contrarias a la ideología de género.
Alicia Rubio, profesora y autora del libro Cuando nos prohibieron ser mujeres… y os persiguieron por ser hombres, fue cesada como jefa de estudios del IES Arquitecto Peridis de Leganés por contradecir la ideología de género tras meses sufriendo una terrible persecución ideológica.
El ‘delito’ de Alicia Rubio, al igual que el de otras víctimas de la persecución fomentada por el lobby gay, fue alzar la voz contra la imposición de la ideología de género en los colegios y en la vida pública.
Como ya hiciera en una entrevista en La Gaceta, Alicia Rubio relata en una entrevista en la Contra TV el calvario al que está siendo sometida por denunciar la ideología de género: “Lo estoy pasando francamente mal, pero hay veces que uno se encuentra con que alguien tiene que decirlo.”
“No podemos seguir pensando que esto es una democracia en la que no se puede hablar de ciertos temas, no podemos seguir dejando derivar dinero público en políticas que dañan a miles de personas, no podemos dejar que adoctrinen a nuestros hijos como pretenden y como están empezando a adoctrinarlos”, concluye.
La Generalitat archiva sin sanción alguna el caso del profesor que dijo a su alumnos que la homosexualidad es “antinatural”

La reacción inicial de la Generalitat nos hacía temer lo peor, y así ha sido. El Departamento catalán de Educación ha decidido no sancionar al profesor de Secundaria de un instituto público de Lleida que aseguró en clase que la homosexualidad es “antinatural”, al considerar suficiente que se haya disculpado por sus palabras. El Observatori contra l’Homofòbia ve inadmisible la decisión, al estimar que el profesor vulneró la ley catalana contra la LGTBfobia. El colectivo leridano Colors de Ponent, por su parte, estudia ya realizar acciones de protesta ante lo que considera una “insoportable muestra de impunidad”. Por encima del caso sobrevuela la sensación de que la ley catalana contra la LGTBfobia es hoy poco más que papel mojado.
Recordamos los hechos: el profesor, que estaba dando clase a un grupo de 4º de la ESO del Instituto Samuel Gili i Gaya, aseguraba este lunes, en respuesta a una pregunta de un alumno en el contexto de un debate, que mantener relaciones con alguien del mismo sexo es “antinatural”. “Ser homosexual es antinatural, es como un cojo o un tuerto, es inexplicable. No debería de existir, os están imponiendo la creencia de que hay que respetar a los homosexuales, de la reproducción, que uno no nace homosexual, etc.”, afirmó, según difundía en redes sociales una de las alumnas. Al ser preguntado sobre qué opinaba sobre que hubiese personas que podían llegar al suicidio debido a afirmaciones de ese tipo, su respuesta fue que estas personas lo que tienen es “un problema psicológico”.

Los alumnos abandonaron el aula en señal de protesta y pusieron el hecho el conocimiento de la directora del centro, Carme Panadés, que a su vez elevaba lo sucedido a la dirección territorial de Educación de Lleida.
Su titular, Miquel Àngel Cullerés, explicaba, tras hablar con el profesor el martes, que este no había tenido intención de ofender y que respeta “cualquier tendencia sexual”. Los alumnos, por su parte, organizaban el miércoles en una concentración contra la LGTBfobia con banderas arcoíris y carteles reivindicativos, con el apoyo del Sindicat d’Estudiants dels Països Catalans y del colectivo LGTB Colors de Ponent. La protesta trascendía a los medios de toda España, y pese a que el Departamento de Educación de la Generalitat reconocía que las palabras del profesor eran “reprobables”, insistía en mediar entre el profesor y los alumnos para “reconducir” la situación.

Desde el Observatori contra l’Homofòbia, que ya ha denunciado en diversas ocasiones el escaso empeño de la Generalitat por desarrollar y aplicar la ley 11/2014 contra la LGTBfobia, avisaban de lo que podría pasar. “La Generalitat archiva muchos expedientes argumentando que no hay testigos, pues bien, en este caso hay toda una clase para atestiguarlo”, declaraba su presidente, Eugeni Rodríguez. Pues bien, parece que a la Generalitat le ha dado lo mismo la abundancia de testigos: el expediente ha sido también archivado, después de que el profesor se haya disculpado ante la directora del centro y ante los inspectores de Educación, y de que estos hayan mediado ante los alumnos para que aceptasen su disculpa. El profesor se encuentra mientras tanto de baja.
Un cierre que ha sido denunciado por el Observatori contra l’Homofòbia, que en un comunicado emitido este sábado ha expresado su convicción de que los hechos denunciados no solo suponen una vulneración del artículo 12 de la ley catalana contra la LGTBfobia sino que además han creado una fuerte alarma social, que exige la adopción de medidas cautelares (tal y como recoge el artículo 24 de esa misma ley).
El Observatori ha pedido además al Síndic de Greuges (Defensor del Pueblo catalán) que inste al gobierno catalán a sancionar estos hechos. La Plataforma LGTBIcat, que integra a diversos colectivos y asociaciones LGTB de Cataluña, ha pedido por su parte una reunión con la consejera Trabajo, Asuntos Sociales y Familia, Dolors Bassa, para pedirle explicaciones, mientras que Colors de Ponent estudia ya llevar a cabo acciones de protesta.
¿Es la ley catalana contra la LGTBfobia papel mojado?
De la misma forma que en octubre de 2014 nos felicitábamos por la aprobación por el Parlamento catalán de la histórica ley 11/2014, hoy no podemos sino sentirnos alarmados por el hecho de que el Gobierno catalán se resista a su aplicación efectiva. Como bien expresaba en Twitter el presidente del Observatori contra l’Homofòbia, Eugeni Rodríguez, se hace necesario que el Gobierno catalán aclare qué artículo de la ley dice que la mera petición de perdón exime de las sanciones, cuyo objetivo (artículo 35.5) no es otra que “la prevención, la disuasión, la reparación y la corrección de los perjuicios que haya causado o pueda causar la discriminación”:

El propio Gobierno catalán, actuando de esta forma, estaría convirtiendo la ley 11/2014 en papel mojado. Algo muy grave en unos momentos en los que los episodios de LGTBfobia en Cataluña están creando una considerable alarma, como venimos recogiendo en estos últimos meses. No está de más recordar, además, que según el informe sobre delitos de odio que acaba de ser presentado por el Ministerio de Interior, Cataluña es la comunidad autónoma con el mayor número de delitos motivados por la orientación o identidad sexual de las víctimas. No parece desde luego el mejor momento para mirar hacia otro lado.
(Fuente Dosmanzanas)

2 comentarios en «Acosan a un profesor»

  • el 16 junio 2017 a las 11:35
    Enlace permanente

    Por mas leyes en contra o a favor lo que hay que cambiar es la cabeza de la gente retrigarada y carcamana…

  • el 3 julio 2017 a las 18:40
    Enlace permanente

    LO que dijo el profesor y la profesora es algo verdadero asi no quieran admitir los que estan a favor de los pervertidos y degenerados que hay en el mundo, alguien tiene que luchar contra esta corriente de podredumbre que esta alienando al mundo y los niños y jóvenes que son normales, lo de los gays es una conspiración mundial,para que la humanidad termine sus dias sumidos en la mas grande de las enfermedades los virus que apareceran despues de todo esto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.