Atuendo para la privacidad

Quienes sospechan que la tecnología lo persigue, tienen la solución; línea de ropa para evitar la mirada de los drones.

El detective privado, cargado de planillas y cámara de fotos carísimas con lentes extra zoom, ya está pasado de modas. ahora el seguimiento es a distancia, ni te enteras; ¿Cómo defender la privacidad de esa manera?

Los drones están provistos con cámaras térmicas. Ellos pueden hacer seguimiento de sus víctimas y verlas, gracias a esta tecnología. Estas prendas tienen el antídoto de sus sistema, el dron verá la silueta pero, sin cabeza.

Su ojo artificial graba la calle morada e identifica a los viandantes como bultos naranjas y amarillos. Un dron, provisto de una cámara térmica, vigila gracias a esa técnica la vía pública. Sin embargo, detecta a un transeúnte sin cabeza. Es incapaz de reconocerle. El viandante está a la última en moda para proteger la privacidad y lleva puesto un hiyab invisible para la máquina voladora. Una prenda que evita la mirada de los indiscretos drones que ha comprado por 550 dólares en una tienda “online”, la Privacy Gift Shop.

En este exclusivo comercio también se puede añadir al carrito una interpretación algorítmica de la camiseta “I Love NY”, especialmente diseñada para evadir el reconocimiento óptico de caracteres, una funda para bloquear las comunicaciones inalámbricas de nuestro móvil e impedir que nos rastreen o carteles que defienden la privacidad y aspiran a ser obras de arte.

Al fin y al cabo, detrás de esta tienda virtual hay un artista real, aunque sin rostro en su perfil de Twitter. “A pesar de que la lucha contra la vigilancia masiva es una lucha constante, veo nuevas oportunidades. Contra la adversidad, se fortalece la creatividad”, explica Adam Harvey, el fundador de esta singular tienda de regalos, a HojaDeRouter.com.

A Harvey le inquietó la ausencia de privacidad en internet mucho antes de que Edward Snowden confirmara al mundo el espionaje masivo de la Agencia de Seguridad Nacional estadounidense (NSA). La aprobación de la recientemente reformada Ley Patriota, el polémico texto aprobado tras los atentados del 11-S que otorgó amplios poderes al gobierno para vigilar a los ciudadanos, le hizo convertirse en un activista. “En ese momento discutir algo relacionado con la privacidad era calificado como ser un paranoico”, asegura este diseñador.

“La inteligencia artificial está hecha de ti. Está hecha de tus datos personales. Tú ayudas a crear el producto”, señala Harvey, criticando que alimentemos las redes de Google o Facebook sin tener acceso a su funcionamiento o a sus datos. “Sin embargo, a cambio no obtienes el beneficio. Solo consigues el producto”.

Un comentario en “Atuendo para la privacidad

  • el 23 octubre 2015 a las 18:24
    Permalink

    Es horrible la ropa esa , yo no me pongo esa capa ni para ir a la esquina..jajajaja lo que pasa es que si sabes que hay una camara en tal lado y no queres tener lio no pases y listo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *