Crean Comisión de Verdad y Justicia

Por Iara Bermúdez y Waldemar García

El pasado domingo comenzó una nueva legislatura en nuestro país con el acto protocolario de toma de posesión de los escaños de los senadores y diputados que salieron electos en las elecciones de octubre del pasado año.
El parlamento de cualquier manera no funcionará hasta después del 1º de marzo, fecha del cambio de presidente, en que asumirá la presidencia de la República, por 2ª vez, el Dr. Tabaré Vázquez.

cvyj-263-1-605x250
Una legislatura que tiene una importancia simbólica muy importante, ya que se cumplen 30 años desde la vuelta a la democracia después de la dictadura cívico-militar que padeció el país entre 1973 y 1985. En estos 30 años todavía no se ha aclarado que ha pasado con los detenidos desaparecidos durante el período dictatorial, tampoco se ha podido juzgar a la mayoría de los culpables de los crímenes de lesa humanidad perpetrados durante la época del terrorismo de Estado y dentro del marco de la Operación Cóndor. El pasado viernes 12 de febrero el presidente electo presentó la Comisión de Verdad y Justicia, que comenzará a funcionar a partir del 1º de marzo y estará integrada por representantes del colectivo de Madres y Familiares de Detenidos Desaparecidos, representantes de las diferentes confesiones religiosas, también integrarán la comisión la diputada Macarena Gelman (hija de desaparecida), Felipe Michelini (hijo del asesinado senador Zelmar Michelini) y que será presidida por Graciela Jorge y contará con el apoyo de la Presidencia de la República.
Esta es una muy buena noticia a priori, teniendo en cuenta que la legislatura anterior terminó con una fuerte polémica entre el ministro de Defensa, Huidobro, que continúa en el cargo, y algunas entidades de DD.HH.

El colectivo de Madres y Familiares de Detenidos Desaparecidos he emitido un comunicado al respecto que nos parece muy importante dar a conocer y que transcribimos completo a continuación.

Madres y Familiares de Uruguayos Detenidos Desaparecidos
COMUNICADO DE PRENSA -13 de febrero 2015-
Ante el reciente anuncio del Sr. Presidente electo, Dr. Tabaré Vázquez, referido a la conformación de un Grupo de Trabajo por Verdad y Justicia – de carácter honorario – en la órbita de la Presidencia de la República al cual ha sido convocada nuestra Asociación, se entiende que corresponde informar los términos en los cuales ha considerado y resuelto su participación:
1 – En nuestro país, por más de cuatro décadas se ha recorrido – con dignidad y fortaleza – un largo y dificultoso camino por todas y cada una de las víctimas del Terrorismo de Estado para, superando la estigmatización, obtener su reconocimiento, proclamar la imperiosa necesidad de la búsqueda de la verdad frente a un sistema represivo que operaba desde el propio Estado, forjar una memoria colectiva y exigir, sin claudicaciones, una justicia integral que hiciera frente a las distintas formas en que la impunidad opera.

Tal camino trasciende las individualidades: sus postulados involucran la construcción de una comunidad consciente del rol preventivo que debe asumir en la vigilancia de sus libertades y derechos, para que el “Nunca Más” no permanezca como mera consigna y la impunidad ante graves violaciones a los derechos humanos no se consolide en nuestro país y comprometa su futuro.
2 – Desde el retorno a la democracia a la fecha, muchos han sido los obstáculos que la lucha por Verdad y Justicia enfrentó, entre otros:
Se le acusó reiteradamente de “tener los ojos en la nuca” e hipotecar la estabilidad democrática;

Se le negó el acceso a la justicia utilizando eufemismos para consagrar la impunidad jurídica;
Se elaboraron muchos y reformulados discursos que han pretendido revertir roles entre víctimas y victimarios, e incluso se presentó trivialmente la dimensión del dolor padecido por las víctimas y sus familiares;
Se brindaron “verdades” falsas toleradas y complacientes a la impunidad;
Se intentó desdibujar las responsabilidades estatales e institucionales en la violación sistemática de derechos esenciales asentada en la Doctrina de la Seguridad Nacional, construyendo un “relato” que, con sus variantes, llega hasta nuestros días.

3 – Madres y Familiares ha demostrado cabalmente su voluntad de contribuir responsablemente en todas y cada una de las iniciativas recorridas, actitud que implica tanto reconocer avances cuando han existido, como reclamar legítimamente, desde el lugar que le es propio, las falacias, carencias e insuficiencias de las mismas. Hoy por hoy pretende seguir manteniendo esa actitud de colaboración consciente de su responsabilidad y apostando a que aún es posible la construcción de un auténtico “Nunca Más” en nuestro país.

4 – Por ello, ante la convocatoria propuesta contribuirá designando un representante de su seno para aportar en la generación de un espacio que, desde los ejes de accesibilidad y transparencia en el actuar, asuma un rol proactivo en la búsqueda de la verdad, sin límites ni prejuicios en relación al universo que debe investigar e interpelar, procurando asentar la credibilidad de las diversas institucionalidades que deben asumir cabalmente su responsabilidad frente a las graves violaciones a los derechos humanos.

5 – Sin duda, la verdadera consolidación de un Grupo de Trabajo por Verdad y Justicia exige, como condición ineludible de su propia consolidación, que sea acompasado y respaldado por una clara y firme voluntad política en la materia.
Así deben existir mensajes inequívocos en la elaboración de las políticas públicas en materia de derechos humanos, debe mediar la construcción de un proyecto integral orientado principalmente al desmantelamiento de las entrañas del aparato represivo que actuó durante el período del Terrorismo de Estado y de su “cultura institucional” y, sobre todos los núcleos problemáticos, debe ser claro en el discurso e implementación de las políticas de defensa – nacional e internacional -, y el rol que compete a las Fuerzas Armadas en una sociedad democrática.
Resulta crucial una actitud gubernamental firme que implique no tolerar, en forma alguna, discursos de actores públicos que desdigan la conducción de esas políticas, ya sea por la desacreditación de las víctimas y los interlocutores de la sociedad civil, ya sea por revivir discursos trasnochados, ya sea por la vía de los hechos cuando meramente se niega o se limita la accesibilidad a los archivos estatales que contienen elementos claves para avanzar en la búsqueda de la verdad o se esgrime sin más la existencia de un “pacto de silencio” como obstáculo insalvable desde el poder civil.

En tal sentido la Asociación ya ha expresado su honda preocupación por la permanencia en el cargo de Ministro de Defensa del Sr. Fernández Huidobro y, recientemente, se ha manifestado respecto de los alcances de las declaraciones públicas del Sr. Comandante en Jefe del Ejército, General Manini Ríos.

6 – A casi veinte años de la Marcha del Silencio, Madres y Familiares de Uruguayos Detenidos Desparecidos entiende que la lucha por Verdad y Justicia permanece vigente.

Deja tu comentario