Descreimiento en la NASA

 

Las piedras que han caído desde el espacio últimamente en diferentes lugares del planeta, no han sido detectadas por la Agencia espacial. En los últimos dos años se detectaron 439 objetos cercanos a la Tierra, de los cuales 72 eran desconocidos.

Parte de los investigadores, están cuestionando los informes de la NASA a la luz de fenómenos de meteoritos de gran tamaño que impactaron, hasta en el propio suelo estadounidense como el que cayó en el 2015, que fue visto en Illinois, Indiana, Kentucky, y Tennesee. Y que también fue viralizado por videos domésticos en youtube.

Por ello todos los informes que provienen de la NASA están ahora bajo sospecha de inexactitud. Un estudio publicado por un magnate de la tecnología acusa a la agencia de equivocarse en la estimación del tamaño de 157 mil asteroides que, de conocer sus características, podría determinarse su posible acercamiento a nuestro planeta.

El principal querellante en esta polémica es Nathan Myhrvold, ex director de tecnología de Microsoft, quien en 2013 ya había corregido a Nature sobre las tasas de crecimiento de los dinosaurios. Tal como informó Science, Myhrvold denunció a los investigadores de “ignorar el margen de error de ciertas mediciones”. Señalando además que la misión Wise y su programa Neowise, encargado del estudio de asteroides, tiene fallas en sus estadísticas que generaron desaciertos que van del 10% al 300%. Y si bien aún no hay una fórmula probada para evitar el impacto de un asteroide, otra supuesta acusación a Neowise es que olvidaron aplicar la Ley de Kirchhoff, sobre la radiación térmica, herramienta crucial para anticipar su llegada.

Estas opiniones no fueron bien recibidas por la agencia espacial. Lindley Johnson, responsable de la NASA en investigaciones sobre asteroides, tildó de “simplista” el estudio de Myhrvold y añadió: “Es un hombre muy inteligente, pero eso no lo hace experto en todo”. Ned Wright, investigador principal de Wise, sostuvo que los datos de los telescopios espaciales de la NASA son similares a los de aparatos AKARI y IRAS, en Japón. Entre los argumentos que emplea la NASA para descalificar a Myhrvold es que su investigación no fue sometida al debate por otros especialistas.

El llamado de atención no pretende alarmar a la población sino alertar sobre los peligros del espacio. Los impactos de asteroides PHA no son frecuentes –el último registro importante tuvo lugar en Tunguska, Siberia, en 1908– pero cuando suceden, suelen tener como consecuencia grandes catástrofes. No es casualidad que en enero la NASA haya inaugurado la Oficina de Coordinación de Defensa Planetaria, un centro de intercambio de información que trabaja en colaboración con otras agencias espaciales. Se prestará especial atención a los campos de asteroides orbitando en torno a Marte y Júpiter; a la formación de cometas y al cinturón de asteroides, que tiene entre 1,1 y 1,9 millones de objetos de más de un kilómetro de diámetro.

Un comentario en “Descreimiento en la NASA

  • el 3 junio 2016 a las 10:38
    Permalink

    Pero es que el mundo hoy cuestiona todo lo que diga la NASA, si ellos no pueden por si mismos aún mandar un astronauta al espacio. ¿Cuando fue la ultima vez que mandaron una nave tripulada al espacio? Son los rusos los que envian los astronautas americanos al espacio…
    La NASA no confía en su tecnología y por eso arreglo con SpaceX del epresario Elon Musk para mejorar los desastres anteriores pero todavia tienen miedito. Y si la NASA no confia en su tecnologia como el mundo les va a creer?

Deja tu comentario