Días muy especiales

Por COMOUSTÉ
Ayer me levanté con el pie izquierdo. Empecé leyendo a una idiota uruguayo criticando mal a Obama desde Nueva York. O sea, que el tipo vive a 8.604 kmts de Montevideo, sin contar las distancias de las casas a los aeropuertos, gana en verdes y gasta en verdes, nos manda mails para relajar a Obama, para eso se hubiera quedado en Uruguay, bailando con la fea como hacemos nosotros y tenía materia prima gratis en español y se ahorraba el viaje, si está limpiando letrinas le pagan en verde por limpiarlas, acá te pagan en pesos y pocos.

Por lo que veo los uruguayos somos bastante molestos, en USA le pegamos a Obama aunque esté en Cuba o en Buenos Aires.
Acá le damos al oncólogo, al hijo del finado sin empezar ni terminar la carrera, o a la esposa del ex presidente, la vuelta que di para no nombrarlos y los elegimos nosotros, no digo que los haya votado yo, pero asumo la responsabilidad del 100% de los votantes y no digo nada y me jodo.
Pago los impuestos de mala gana pero los pago.

Admiro al personal trainer de Obama y el que le hace los discursos, ambos son unos cracks.
Invocar “Cultivo una rosa blanca” en La Habana en homenaje a Martí y hacerse sacar fotos con la foto del Che atrás es una alegoría muy sutil y fuerte y haberle dicho a Raúl, que él había nacido el mismo año que la frustrada invasión yanky a Bahía Cochinos, fue muy como quien lo quiere la cosa, pero mirá, que este negro hizo todo lo que hizo, tomar la teta y llegar a Presidente, mientras que Fidel cortaba el estofado en Cuba y se peleaba con los Kennedy, cuando no había nacido y como Raúl aceptó la herencia lisa y llanamente y no bajo beneficio de inventario, a Raúl por ser el número uno de Cuba, le comprenden las generales de la ley, tanto por acción como por omisión.
Barak Hussein Obama nació en 1961 en Honolulu, el segundo nombre tiene un cierto tufillo islamita o árabe.
La pregunta del “inocente” periodista no fue nada inocente o la gilada gringa no sabe que Las Damas de Blanco existen en Cuba, lo mismo que las madres de la Plaza de Mayo en Buenos Aires, la única diferencia es que las madres argentina son una legión ex oficialista de los Kirchner, que hicieron una fortuna con los muertos vivos o los vivos que viven de los muertos, que de 30.000 iniciales, bajaron a 15.000 y ahora no llegan a 5.000, claro que aunque fuera uno, un muerto es un muerto, y alcanza y sobra, pero esa vieja de 87 años, la Hebe Pastor de Bonafini, al igual que la letra del tanto, no perdió al marido ni a sus hijos, los cuales los vendió como desaparecidos y cobró todas las indemnizaciones habidas y por haber, el marido murió divorciado en España y los hijos de España se mudaron después a vivir en París.

Qué va a saber Raúl Castro de presos políticos en Cuba, cuando le dijeron pidió que le nombraran uno que lo largaba enseguida, no es que se tuviera fe en que no había ninguno, porque tanto él como Obama no tienen la menor idea del número, ni de quienes son, ni por què, pero si lo hubiera como supremo de la isla lo largaba y chau y si eran 500 también, porque además serían 500 bocas menos para alimentar.
Pero tampoco Obama tiene la menor idea de cuantos presos hay en Guantánamo, sin debido proceso, ni nada que se parezca, ambos en esa materia, como en muchas otras, las tienen en el debe, porque USA es una empresa monstruosa que ni la computadora más grande del mundo puede controlarla y Cuba está manejada por su pobreza como un puesto de feria, en que la contabilidad la llevan en el bolsillo y la sienten en el estómago cuando chifla.
Obama criticó las pocas libertades políticas y civiles en Cuba, lo que despertó la euforia de muchos cubanos, que no están habituados a escuchar críticas a su gobierno en la televisión estatal.

Como lo sabemos hasta el cansancio La Habana se encuentra tan solo a 90 millas de la Florida, pero para llegar hasta Cuba tuvieron que recorrer una gran distancia: no física, sino burocrática y política, derribar las barreras de la historia y la ideología; las barreras del dolor y la separación.
Dijo he venido aquí para enterrar el último resquicio de la Guerra Fría en el continente americano, linda frase si fuera de verdad o realmente sentida tanto por Obama como por el que lo siga, como por el propio Raúl o su heredero.
Trajo a colación una relación parentenal en la cual Estados Unidos y Cuba son como dos hermanos, que han estado incomunicados durante años.
Llegó a reconocer que sus gobiernos se convirtieron en adversarios, a pesar de que sus pueblos siguieron compartiendo pasiones comunes recordó que en Miami y en La Habana se pueden encontrar lugares para bailar los mismos bailes como el chachachá o la salsa y comer las mismas comidas como la ropa vieja.
Ese estado de cosas que estaba haciendo Estados Unidos no funciona.
Y dijo que había que tener el valor de reconocer esa verdad.

Una política de aislamiento diseñada para la Guerra Fría no tiene sentido en el siglo XXI.
Manifestó que siempre ha creído en lo que Martin Luther King, Jr. llamaba “la urgencia feroz de ahora”.
No se debe temer el cambio, se debe recibir bien.
Y cree que el pueblo cubano es tan innovador como cualquier otro pueblo en el mundo entero.
En Estados Unidos hay una gran ciudad que muestra lo que pueden construir los cubanos: se llama Miami.
En La Habana, se ve ese mismo talento en cooperativas y autos viejos que aún funcionan: el cubano inventa del aire y de la nada hace algo.
Desde 1959, han sido como boxeadores con un contrincante imaginario en esta batalla de geopolítica y personalidades.
Conoce la historia, pero se niega a verse atrapado en ella.
Dejó claro que Estados Unidos no tiene ni la capacidad ni la intención de imponer cambios en Cuba y lo que cambie dependerá del propio pueblo cubano.
De ahí marchó a otro mundo distinto, latinoamericano también, pero muy distinto.
Ahí Obama elogió la gestión de Mauricio Macri, prometió colaborar con el país antes de dejar su mandato y reconoció algunos errores.

Barack Obama consideró que Mauricio Macri es un «ejemplo de liderazgo para la región» y puso sobre el tapete el desafío de trabajar para alcanzar un tratado de libre comercio.
Consideró a Argentina «Como una de las naciones más poderosas de la región, la cual debe ser un aliado crítico» de Estados Unidos y «los EEUU están listos para trabajar con la Argentina».
«Dado el interés del presidente Macri, la reforma económica, la transparencia», -entre otras medidas-, «es un ejemplo para otros países en este mismo hemisferio».
Obama consideró beneficioso para ambos países que en adelante se entablen «relaciones francas y abiertas sobre temas como el cambio climático; eso puede aumentar las posibilidades de Argentina a nivel internacional, como en el G20».
En lo que se refiere al acuerdo con los holdouts (fondos buitres), consideró que «una resolución sobre este tema en efecto podrá estabilizar la relación financiera a nivel internacional de tal modo que pueda acelerar muchos de los otros temas que preocupan de alguna manera».
Prometió «lanzar un esfuerzo para desclasificar archivos y registros de inteligencia militar -sobre la última dictadura militar que tuvo lugar en dicho país-, en la medida que la Argentina siga adelante como una nación unida.
Esperamos que se pueda reconstruir la fe y la confianza entre nuestros países», agregó.
«Elaboraremos un acuerdo de libre comercio». «Me entristece que él empiece y yo termine», apuntó Obama antes de indicar que igualmente trabajarán en conjunto durante este último periodo.
«Vamos a derrotar al terrorismo», dijo Obama. «Con el Presidente Macri decidimos trabajar juntos para terminar con el terrorismo».

«Me alientan mucho sus esfuerzos (los de Mauricio Macri) para combatir la droga».
Como autocrítica del papel que tuvo Estados Unidos durante la dictadura militar argentina, el mandatario norteamericano consideró que desde entonces han madurado en sus relaciones internacionales.
«Yo opino que ha cambiado de una manera positiva. Estados Unidos tiene mucha autocrítica.
Me critican desde izquierda y derecha por razones diferentes.
Es cierto que todo lo que hacemos en el día de hoy, ha sido concebido para favorecer los derechos humanos», detalló.
Además valoró positivamente su visita a Argentina, tanto como la que hizo previamente a Cuba.
«Yo creo en la libertad de reunión, en la libertad de expresión.
La democracia es mejor que la dictadura de una persona.
Y lo digo en Cuba, en China o en Rusia».
Muy positivas las aparentes ideas de Obama en ambos países, claro está que el no estará para continuarlas y no dependerán sólo de la voluntad del continuador, porque los argentinos recién empiezan y tienen una mochila muy pesada y el futuro de los gobernantes del “Largo lagarto verde” de Nicolás Guillén, no será tan sencillo porque es un país arrasado por años y años donde hicieron lo que buenamente podían y prácticamente con nada y hasta donde les daba.
Y en especial después de la disolución de la Unión Soviética.
A Obama le queda muy poco hilo en el carrete y los vientos allá no están muy claros, claro que en esta apuesta nosotros vamos y vamos, porque si le va bien a Argentina a nosotros también nos irá bien.
Y terminando la frase inicial de que me había levantado con el pie izquierdo, al belinún de Nueva York lo bloquee y a otra cosa.
Asimismo también aparece una dama, con ciertas vicisitudes y veleidades tontas cosa que también me calentó y por ende fue bloqueada.

Luego fui a la Tienda Inglesa a hacer unas compras, saco las cosas del carrito y las pongo en el asiento de atrás del auto y en una bajadita de morondanga y de poquitísimos grados de inclinación el carrito se va despacito y toca sin golpear el auto, con su conductora adentro.
La cual airadamente me dijo de todo y que yo le había empujado el carro para aboyarle el auto y bla bla bla, a los gritos como manda una desacatada de estas, entonces me arrimé a la ventanilla para no caer en la grosería de gritarle yo también y le dije, digame: “vieja, gorda y fea, hoy no tomó la pastilla que anda alborotando a los gritos” y me di vuelta y me fui para mi auto, arranqué, me fui y la veía por el espejo retrovisor como saltaba como pelota dentro de su auto.
Eso lo aprendí de mi viejo, no calentarme yo, sino calentar al otro y dejarlo bien caliente y sin que pueda descargar su bronca e irme.
Se la habrá tenido que fumar el marido.

Espero que todo sea para bien.

5 comentarios en “Días muy especiales

  • el 26 marzo 2016 a las 13:20
    Permalink

    Es un genio el negrito se preparo en todo para la gira, hasta tango bailo…no me vengan que los pasitos pal costado son de salsa o de otra cosa mirenlo y van a ver que se preparo….

  • el 26 marzo 2016 a las 21:20
    Permalink

    Todo lo que pone COMOUSTÉ es informacion de lo que pasa pero no pone opinion pero la deja entrever. Yo lo que le digo es que no venda las uñas del oso antes de casarlo porque si estudia la historia de la pareja Obama-Michele, encontará que no cuaja con el paladar conservador.
    Obama-Michele lograron brillar por ellos mismos, pelearon por sus propias convicciones y en muchas ganaron. Porque la politica de estado de los EEUU no la hace solo el presidente, hay otros intereses. Ahora le queda a los que vienen, reconocer y pagar por las cosas mala que hicieron, porque Obama representa hoy lo nuevo de los EEUU. No va ser nada fácil para el que viene. Imaginen que sea Trump? que hace?
    Saludos a COMOUSTÉ que debería opinar así discutimos que es mas entretenido que decir lo que pasa.

  • el 26 marzo 2016 a las 21:53
    Permalink

    JAJAJAJAJAJAJAJAJA_______LOS BANCOS SON DE LOS JUDIOS____LA PRODUCCION ES DE CHINA:_________EL MERCADO ES EUROPEO_________LA MATERIA PRIMA Y LOS SERVICIOS SON DE AMERICA_______EL ENEMIGO_______BUENO _____TODOS___LA CAGASTE AL DECIR QUE TE LEVANTASTE CON EL PIE IZQUIERDO—JAJAJAJA

  • el 27 marzo 2016 a las 14:05
    Permalink

    Estimada Vale: Todavía no te enteraste que yo escribo sobre vida y costumbres y tú quieres leer la veta política que es exclusivamente mía.
    Te desafío a que el jueves próximo le mandes un artículo tuyo al reporte para publicar en Entretiempo, a las 18 hrs a nombre de Carlos Olariaga.
    Me comprometo a hacerte una respuesta especial y a full para ti, claro que será publicada.
    Si no lo haces dejaré de escribir definitivamente en El Reporte porque veo que no paga la pena. Hay que politizar todo y pudrir todo.
    Por esta vez pon tu auto delante del mío y yo te toco bocina detrás, casa saber qué linda sensación.
    El Chacho en tren de solfa tiene más criterio, claro que el Chacho piensa y dice lo que piensa él y no libretos retorcidos.
    Para mí será muy entretenido y tú tienes todo este tiempo para pensar sobre qué vas a escribir, cosa que vengo haciendo todas las semanas desde el 2009.
    Ha sido un placer conocerte y dedicarte por completo mi último artículo.

  • el 28 marzo 2016 a las 23:20
    Permalink

    Hola COMOUSTE te pido mil disculpas porque después de leer mi comentario veo que se puede malinterpretar lo que escribi parece que la embarré porque me escribieron a mi correo desde el reporte una larga carta enojados. Y no puedo escribir un articulo sinceramente como me pedistes porque no se hacer lo que haces tu, es muy difícil para mi ilbanar ideas y obvio que me vas a matar con tus comentarios y después de esto todos los que te siguen desde hace años se la van a recobrar obvio conmigo.
    Te explico que yo nunca dije que lo que escribis no me gustara porque siempre te leo y esta columna tiene cosas muy interesantes. En este di mi idea es lo que pienso sobre Obama y Michele y no sobre tu artículo en sí nada mas, aparte aquí yo no recuerdo que hayas escrito otras veces sobre política y no creo que mi modo de pensar sea tan importante como para armar tanto lio. Tu columna la seguire leyendo pero me cuidare mas en escribirte lo que pienso. Fue publico mi comentario anterior y este con mis disculpas también lo es.
    Saludos Valeria Pereyra

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *