Futuros médicos…¿dijo?

Por COMOUSTÉ
En mi época cuando se recibía alguno, alguna fechoría se le hacía. Los peores eran los de medicina y los de ciencias económicas. Ciencias Económicas estaba en el Edicifio de la Universidad de la República, compartido en ese entonces por Derecho y Notariado, Ciencias Económicas y Administración, y carreras no tan estensas pero vinculadas.

futuro-276-435x510-Cuando me recibí, la saqué barata, porque pintarrajeado, me pasearon en una carretilla de obra por todo el barrio y edificios de la zona de adyancencia., pero por lo general era el clásico menjunge de harina y huevos rotos mezclados en el cabello.

En Derecho hubo una excepción con uno que era muy salado y le había hecho de todo a todo el mundo y en este mundo las cosas se pagan y previa transacción económica con los empleados de AFE, lo embarcaron en un vagón de ganado vacío y expreso hasta 25 de Agosto, totalmente desnudo y con un candado de portera de campo en sus zonas pudendas.
Se apiadaron de él los del ente del riel, hoy oxidado, porque ni locomotoras le quedan, y le aminoraron la marcha para que bajara por el camino y tuvo que conseguir un taxímetro que lo trajera de vuelta y un cerrajero para abrir el candado porque no había forma de cortalo sin dejarlo como dicen algunos “imponente” por seccionarle alguna zona viril al pobre amigo.
Pero los de medicina eran de terror.

A uno lo enyesaron , brazos incluidos, ambas piernas y cadera y lo dejaron recostado contra la columna de la estatua de la Paz, en la Plaza Cagancha, que en aquella época no tenía rejas.
Paradójico, que la estatua conocida como la de la Libertad, esté enrejada en estos tiempos.
Pero la prueba del otro día la van sacando barata, por ahora..
Facultad de Medicina suspendió por tiempo indefinido a estudiante que llevó cadáver a festejo, e inició sumario a jefes de guardia.

El Consejo de la Facultad de Medicina resolvió sancionar a varios de los implicados en la utilización de un cadáver para el festejo de recibimiento de un grupo de estudiantes, después de que realizaran su última guardia del internado en el Hospital de Clínicas. La sanción más dura fue dirigida al estudiante que llevó el cuerpo inerte de un paciente del hospital al festejo, y constó de una suspensión indefinida y la instrucción de un sumario. Cuando el sumario laude, se volverá a evaluar qué medidas se toman contra el estudiante.

Otros dos estudiantes que tomaron bebidas alcohólicas en el festejo del hospital fueron suspendidos por 30 días, lo que implica que no se podrán recibir el 31 de julio y deberán esperar tres meses para hacerlo. Además, el Consejo de Facultad resolvió iniciar un sumario a los médicos que fueron jefes de esa guardia, por considerar que también tuvieron responsabilidad en lo ocurrido. Según pudo saber la diaria, el decano de la facultad, Fernando Tomasina, era partidario de sanciones más duras, pero la resolución final fue producto de negociaciones entre los órdenes que integran el consejo. La definición no fue tomada por unanimidad, ya que uno de los consejeros del orden de egresados votó negativamente.
Medicina analizará sanción a practicantes por “jugar” con cadáver
El Consejo de Medicina resolverá el miércoles sobre los médicos practicantes que llevaron el cuerpo de una persona fallecida a un festejo tras una guardia en el Hospital de Clínicas, informó La Diaria.
Ese día el Consejo recibirá un informe de la dirección del Hospital luego que se dispusiera una investigación administrativa urgente tras la denuncia que el jueves 30 de abril, nueve estudiantes avanzados de medicina mientras celebraban su última guardia de práctica trasladaron el cuerpo de un paciente desde la emergencia al cuarto piso donde realizaban la fiesta.

El decano de la Facultad de Medicina, Fernando Tomasina dijo en una carta abierta que se encuentra “profundamente dolido y a la vez enojado” por lo ocurrido.
Según informa La Diaria, las sanciones que podrían caber van desde la suspensión de una rotación, que sería la sanción más leve, hasta la pérdida de la calidad de estudiantes por uno, dos o más años, situación que demoraría la obtención del título.
Algunas personas con criterio de respeto a las personas muertas y a sus deudos, pensaron que la sanción debería ser: “Ni uno, ni dos, ni tres años….. Aparte de la sanción penal que les debe corresponder por el delito de vilipendio de cadáveres, a ninguna de estas personas se les debe permitir ejercer nunca como médicos. Demostraron un desprecio por la vida ajena más allá de todo límite. Y luego que sean juzgados y se determine efectivamente quiénes son los culpables, se debe publicar sus nombres y fotos, para que todos sepamos quiénes son!”
Los hechos fueron así: Murió en la Emergencia del Clínicas y lo llevaron a una fiesta de estudiantes.

Se inició una investigación para determinar la responsabilidad de un grupo de estudiantes que trasladaron al cadáver a un festejo por ser su última guardia
La Facultad de Medicina inició una investigación en el Hospital de Clínicas para determinar responsabilidades en un grupo de estudiantes que realizaban el internado, y que tomaron un cadáver de Emergencia y lo llevaron al cuarto médico para integrarlo a un festejo por ser la última guardia.
Aunque el decano de la facultad, Fernando Tomasina, se negó a dar detalles a El Observador sobre el episodio que generó la investigación, confirmó que hubo una denuncia desde el departamento de Emergencia que dio inició a este proceso, que culminará la semana que viene. “Una situación irregular comunicada por el profesor del departamento de Emergencia. Procedieron a solicitar a la dirección del hospital que realizara una investigación administrativa urgente para clarificar lo sucedido”, dijo Tomasina.
A fines de abril, un grupo de internos –estudiantes del último año de la carrera– quiso festejar su última guardia nocturna en el Clínicas. Según pudo saber El Observador, el festejo consistió en tomar el cuerpo de una persona recién fallecida de la Emergencia y dejarlo en el cuarto médico.

Cuando una persona fallece en Emergencia, suelen pasar unos 10 o 15 minutos hasta que el cuerpo es transportado a la morgue para realizar la autopsia. Ese fue el tiempo que aprovecharon los estudiantes para llevarlo del lugar en el que se encontraba hasta la fiesta.
La familia del fallecido fue al hospital a reconocer el cadáver cuando se enteraron de la noticia. Sin embargo, cuando ingresaron a Emergencia el cuerpo no estaba, y tampoco pudieron encontrarlo en la morgue. Finalmente, lograron dar con el cadáver en el cuarto médico, donde los estudiantes lo dejaron después de usarlo.
De los internos que estaban de guardia esa noche, solamente uno decidió dejar el festejo de lado y atender a los pacientes.
El decano Tomasina manifestó su preocupación por lo ocurrido y quiso transmitir tranquilidad. “Queremos dar garantía a todos de que la facultad está procediendo a hacer la investigación correspondiente. Se está procediendo a recabar los datos y cuando recibamos la información quedará claro si existió o no la irregularidad y se tomarán las medidas correspondientes”, sostuvo y agregó: “Somos una institución educativa y tenemos valores que queremos preservar”.
En la misma línea, el director del Hospital de Clínicas, Víctor Tonto, sostuvo que la investigación está en curso y prefirió no dar detalles porque se trataba de un ámbito “igual al judicial”.

Por su parte, integrantes de la Unión de Trabajadores del Hospital de Clínicas, que un mes atrás realizaron una huelga por estar en contra del proyecto refundacional del centro de salud universitario, dijeron no estar al tanto de la situación.
Como se desarolló la fiesta… pues fue así:
Festejo con un cadáver en el Hospital de Clínicas involucra a nueve estudiantes.
Fue llevado a una sala donde había música, luces sicodélicas y alcohol.
Que los estudiantes de medicina que realizan sus últimas guardias de práctica antes de recibirse realicen fiestas para celebrarlo no es extraño. Tan habituales son esas fiestas, que cuando las programan contratan a otros estudiantes para que trabajen mientras ellos celebran. La madrugada del 30 de abril fue una de esas noches, pero ninguna persona fue contratada para cubrirlos.
La Emergencia del Hospital de Clínicas estaba casi al tope de pacientes. Según trascendidos, un interno de los 10 que estaban de guardia llevó en una camilla el cuerpo de una persona que había fallecido hacía menos de 15 minutos y lo sumó a los festejos en el cuarto de internos, donde otros ocho alumnos bailaban, fumaban y tomaban alcohol con luces sicodélicas que ambientaban el lugar.
Por la mañana, la dirección del hospital recibió una denuncia que derivó en una investigación de la Facultad de Medicina y que tendrá su resolución la semana próxima.
Sobre la una de la madrugada, los médicos y los internos que estaban en una de sus últimas guardias en el hospital universitario, se retiraron al cuarto médico a cenar. Junto a ese cuarto está el de los propios internos, que es utilizado para descansar mientras no tienen que atender pacientes. Pero allí lo menos que hubo fue descanso. Los estudiantes corrían por los pasillos de la Emergencia, entre pacientes y acompañantes, y entraban y salían del área de enfermería gritando insultos, según relataron testigos del hecho.

Las horas pasaban, y solo uno de los 10 internos se preocupó de atender a los pacientes. Sobre la hora 4, uno de esos pacientes murió. Era un hombre mayor que estaba en la Emergencia hacía varios días y al cuidado de un familiar. Testigos relataron a El Observador que una vez que el hombre murió, su familiar se despidió y aceptó que comenzaran los trámites para trasladarlo a la morgue. Los médicos colocaron el cuerpo en la camilla y lo dejaron en un corredor, tan solo unos minutos.
Uno de los internos vio el cuerpo y aprovechó que no había nadie supervisando para llevárselo. De esa forma, el cadáver llegó al cuarto de internos donde se realizaba el festejo por el fin de cursos, dentro del hospital. Los nueve internos que participaron del episodio están siendo investigados por la Facultad de Medicina, y el abogado del hospital es quien está recabando los detalles de lo ocurrido.
El Sindicato Médico del Uruguay (SMU) y la Asociación de los Estudiantes de Medicina (AEM) repudiaron la actitud de los alumnos, aunque no resolverán ninguna medida hasta que no haya una definición por parte de la facultad.
La dirigente de AEM Sofia Kohn dijo a El Observador que a nivel del gremio de estudiantes repudian “a priori cualquier tipo de acción cometida por cualquier y en cualquier situación, que comprometa la dignidad en la atención y la humanización”.
Por su parte, el presidente del SMU, Julio Trostchansky señaló que lo ocurrido “lleva implícita la condena y la penalización” del gremio de los médicos, así como la “búsqueda de mecanismos de implementación de prevención”. “Respetamos el proceso de la investigación pero condenamos cualquier tipo de actividad que esté fuera del marco ético”, dijo a El Observador.

La Unión de Trabajadores del Hospital de Clínicas emitió un comunicado en el que, al igual que médicos y estudiantes, expresa su “repudio” y aclara que “ningún funcionario no docente está implicado”, en el episodio. “Queremos expresar toda nuestra solidaridad con la familia del paciente fallecido y nuestro compromiso con los usuarios y defensa de los valores éticos que siempre nos ha caracterizado”, agregan.
Aunque el decano de la Facultad de Medicina, Fernando Tomasina, prefirió no dar detalles sobre lo ocurrido ni referirse al hecho directamente, publicó una carta en la página web de la facultad en la que manifestó su “profundo dolor” y “enojo”. “Nuestra institución históricamente apeló a la excelencia profesional, la rigurosidad científica, sin descuidar en ningún momento los valores éticos y el compromiso social que deben guiar nuestra práctica profesional”, sostuvo.

Al cierre de esta edición, ninguna de las autoridades de la salud habían realizado denuncias penales sobre el episodio, y se limitaron a dejar la investigación en manos de la Facultad de Medicina. El director del Hospital de Clínicas, Víctor Tonto, dijo a El Observador que por tratarse de un caso en el que está en juego el comportamiento de los profesionales, el Colegio Médico puede intervenir a través de su tribunal de ética. Tonto aseguró que luego del hecho, no se tuvo contacto con los familiares de la persona fallecida.
Lo que resulta molesto e indignante es que haya habido negociaciones entre los distintos órdenes del Consejo, con los transgresores, cuando estamos ante un delito penal, punible, que en cualquier momento el juez de turno tomará cartas en el asunto.
El funcionario público que tuviera conocimiento de un hecho delictivo y no lo denunciare es pasible de una sanción y cuasi está en el grado de complicidad.
En derecho un estudiante que es sorprendido copiando tiene como sanción dos años de inhabilitación para seguir cursando.

Espero que no estemos ante personas que prestarán el juramento de hipócritas en vez del de Hipócrates.

Que todo sea para bien…

2 comentarios en «Futuros médicos…¿dijo?»

  • el 22 mayo 2015 a las 09:31
    Enlace permanente

    Invitaron al muerto porque sabían que no les iva a comer ni chupar nada en el festejo….jejejejeeje estos medicos no son giles…..

  • el 23 mayo 2015 a las 23:42
    Enlace permanente

    Es lamentable, no se puede decir otra cosa, lamentable por bajo respeto hacia los familiares del muerto y a sus propias carreras. Habría que empezar por prohibir las despedidas y los festejo de graduación en donde todo vale y las bromas son superpesadas. Y si todo vale, el que se recibe despues los demás se la tendrán jurada y va a querer superar la broma del anterior y llega un momento que no quedan mas bromas originales para hacer.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ads Blocker Image Powered by Code Help Pro

Este sitio es seguro. Por favor desconecta el bloqueo de publicidad.

Ayudemos a quienes colaboran!!!. Muchas gracias.