La cura de enfermedades y vejez

La decodificación del genoma del tiburón blanco, está aportando un gran avances para la ciencia, aseguran los investigadores.

Los últimos estudios dicen que el descubrimiento podría ayudar a combatir los cánceres humanos y las enfermedades relacionadas con la edad.

En un paso científico sin precedentes para comprender la biología de este icónico depredador, el genoma completo del tiburón blanco ha sido descodificado en detalle.

La decodificación del genoma del tiburón blanco reveló no solo su enorme tamaño, el equivalente a una vez y media el tamaño del genoma humano, sino también una gran cantidad de cambios genéticos que podrían estar detrás del éxito evolutivo de esos tiburones de cuerpos grandes y de larga vida.

Los investigadores encontraron la existencia de sorprendentes cambios específicos en la secuencia del ADN que indican adaptación molecular (también conocida como selección positiva) en numerosos genes con funciones importantes en el mantenimiento de la estabilidad del genoma y la conservación íntegra del mismo.

Estos cambios de secuencia adaptativa se encontraron en genes íntimamente relacionados con la reparación del ADN, la respuesta al daño del ADN y la tolerancia al daño del ADN, entre otros genes. El fenómeno opuesto, la inestabilidad del genoma, que resulta del daño acumulado en el ADN, es bien conocido por predisponer a los humanos a numerosos cánceres y enfermedades relacionadas con la edad.

Los tiburones son una historia de éxito evolutivo desarrollado durante más de 400 millones de años. Nuestra especie apareció hace aproximadamente 300,000 años.

La investigación encontró que esta especie tiene adaptaciones secuenciales en genes clave para la curación de heridas, entre ellos un gen fundamental para la coagulación de la sangre. (Carl de Souza/AFP/Getty Images)

Publicada en la prestigiosa revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS), la investigación da pistas que explican los motivos por los que el tiburón blanco ha prevalecido durante más de 400 millones de años, mucho más que cualquier otro vertebrado.

La investigación encontró también que el gran tiburón blanco mostró adaptaciones genéticas en varios genes que juegan un papel fundamental en la curación de heridas. Por ejemplo, se descubrió que un gen clave involucrado en la producción de un componente importante de los coágulos de sangre experimentó adaptaciones.

“Estas adaptaciones que involucran genes de cicatrización de heridas pueden ser la base de la capacidad de los tiburones para curarse de manera eficiente incluso de heridas grandes”.

Un comentario en “La cura de enfermedades y vejez

  • el 2 agosto 2019 a las 12:18
    Permalink

    Hay que apurar a terminar con ese menjunje hayvarios que ya lo queremos comprar porque los años pasan y no queremos hacernos ningun lifting jajajaja

Deja tu comentario