La humildad, las focas y el Nobel

La humildad siempre fue una característica del uruguayo medio, por cierto que como pasa con cierta gente individualmente, son piolas son bárbaros, pero de a uno, si los juntás más de dos o tres son patota pavota y como decía un reo de mi barrio, pav(b)ota no sirve porque tiene un agujero en el culo, después de tantas vueltas lo tuve que poner.


Hubo un instituto prestigios en la humanidad que repartió mucha plata, comprando su propia conciencia, con producto del negocio de la dinamita, claro que otro se la hubiera guardado y a otra cosa.

GADAFF-OBA-1_435X326

Historiemos previamente al instituto y a los ganadores de tal distinción, muchos de ellos muy discutidos, pero la resolución era del comité y no de los opinólogos y luego veamos cómo se cocina en casa el manido tema.
Empecemos con la nómina de ganadores del premio Nobel con posterioridad a una somera referencia al mismo.

El Premio Nobel de la Paz es entregado anualmente por el Comité Nobel Noruego «a la persona que ha hecho el mejor trabajo o la mayor cantidad de contribuciones para la fraternidad entre las naciones, la supresión o reducción de ejércitos así como la participación y promoción de congresos de paz en el año inmediatamente anterior».

Es uno de los cinco Premios Nobel especificados en el testamento de Alfred Nobel, 1895; y entregados por aportaciones sobresalientes hechas en los campos de la química, física, literatura, paz y fisiología o medicina.

Tal y como señala el testamento, el premio lo administra el Comité Nobel Noruego y lo entrega un comité de cinco personas elegidas por el Parlamento Noruego.

El primer Premio Nobel de la Paz se entregó en 1901 a Frédéric Passy y Jean Henri Dunant.

Cada beneficiario recibe una medalla, un diploma y un premio monetario cuyo valor varía con el paso del tiempo.

El Premio de la Paz se presenta el 10 de diciembre de cada año, aniversario de la muerte de Nobel, en Oslo (Noruega), en presencia del rey.
Cabe señalar que éste es el único Premio Nobel que no se entrega en Estocolmo (Suecia).

SIGUE EN PAG. 2

Un comentario en “La humildad, las focas y el Nobel

  • el 7 febrero 2014 a las 10:34
    Permalink

    Todo bien pero yo no confiaria tanto en los que proponen o deciden los premios nobel, Barack Obama era un autentico desconocido, lo unico que tenia era que era el primer Pte de Usa negro, y como se lo dieron en el 2009 sumaba 4 años de gobierno y la muerte de Saddan. El comite del premio Nobel de la Paz hizo lobby como loco y arrancó varios aplausos de la tribuna y con mujica capaz que busca dar una señal de austeridad para los paises tercermundistas, pero el pasado guerrilleron de mujica les puede salir el tiro por la culata,no creo que les sirva pa los madaos mujica. Asi que se lo darían si se lo dieran al pedo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *