La IA mata a cineasta humano

¡Cuidado directores, productores y guionistas! En estos momentos, las películas más taquilleras vienen de los remix, sagas del cine y de los cómic. Cuando la creatividad humana cree estar en riesgos, surgen los algoritmos y los software de las máquinas para atraer gente al cine.

La necesidades de colgar periódicamente películas de éxito en las carteleras de los cines es uno de los temas más angustiantes de la industria. Antiguamente, los film se mantenían durante largos períodos en las salas. De esta forma, no era tan importantes los aspectos de la calidad del guión, de la producción o del plantel de actores convocados para el film, para salvar con buena nota el presupuesto. El cine anterior, eran menos riesgoso en lo económico y daba mayor margen a lo artístico. Porque antes, los inversores de la industria contrataban los mejores libretistas y no escatimaban no en estrellas ni en escenografías. Una buena película contaba con tiempo suficiente de sala como para cubrir todos los gastos y generar ganancias.

En la actualidad, hay mucho menos margen de error. En la primer semana de estreno de un film, ya se sabe si será un éxito o un fracaso en taquilla. Aunque los principales críticos de cine cuestionen la poca originalidad de libretos, los grandes plagio de puestas en escena, las falta de méritos tanto de actores como de directores, parecen estar equivocados. Los críticos realmente no saben lo que la gente quiere ver de cine. Y por el contrario, son los ejecutivos de la industria los que aciertan más. Cuando los ejecutivos, se ponen reacios en crear nuevos libros, maquillan guiones de anteriores éxitos, utilizan las mismas puestas de escenas, los mismos actores y directores, logran en la semana de estreno, convocar a los que pagan entradas. Por otro lado, queda la sensación en el papel de los críticos, que sus apreciaciones responden a un modelo de cine que está en extinción.

Cuando el tren llega, los primeros de la fila de la estación viajan sentados

Ésta necesidad de estar en la estación correcta y en el momento oportuno siempre, obliga a que la industria del entretenimiento sea certera en todo aquello que el espectador espera. Hacer cosas nuevas. Que aún no están probadas es un riesgo difícil de tomar. La parte artística es el gran talón de Aquiles de cualquier ejecutivo, porque un el libreto nuevo, es una experiencia nueva y corre el riesgo de no ser aprobado por el espectador y afectar la recaudación. Y el cine es uno de los entretenimientos que más inversión necesita para producirse. Sin embargo debido a la aparición de Internet con el acceso a la piratería, donde un film los ves desde el sillón de tu casa a las pocas semana de estreno. Esto significa que por más buena que sea una película en su guión, producción, dirección, imágenes y calidad actoral, si ésta fracasa en las primeras semanas de taquilla, será un total fracaso para la industria.

El bolsillo del espectador es la mejor crítica

Hoy la inteligencia artificial ya no solo compone música, juega al ajedrez, sino que también es capaz de realizar modificaciones en los guiones y cambiar a los actores para ver cómo afectaría a la película.

Cineltyc, una compañía estadounidense, ha programado una inteligencia artificial que trabajará con Warner Bros para mejorar el proceso de elección de nuevas producciones. El algoritmo es capaz de predecir la recaudación en taquilla de una película antes de que se lleve a cabo.

Cinelytic combina IA y tecnologías basadas en la nube para recopilar datos históricos de producciones que se han realizado a lo largo de los años y después compararlos con información sobre la temática de las mismas.

“En nuestra industria tomamos decisiones difíciles todos los días que afectan a qué y cómo producimos y entregamos películas alrededor del mundo”, apunta Tonis Kiis, vicepresidente de Distribución Internacional de Warner Bros.

“Estamos muy entusiasmados de trabajar con Warner Bros. Pictures International, un líder mundial en contenido, para llevar el poder del análisis predictivo en tiempo real a las decisiones de valoración de contenido y talento”, señala el cofundador y CEO de Cinelytic, Tobias Queisser.

La plataforma reduce el tiempo que pasan los ejecutivos en tareas repetitivas de bajo valor y, en cambio, se enfoca en generar información procesable para las decisiones de marketing y distribución en tiempo real.

La incursión de la inteligencia artificial en el mundo cinematográfico data de 2015 cuando ScriptBook, una startup belga, presentó un algortimo capaz de leer un guión y predecir el éxito o fracaso del mismo antes de ser rodada.

En noviembre de 2018, la 20th Century Fox contó a The Verge, un medio estadounidense especializado en tecnología, que utilizaba IA para detectar los objetos y escenas que más llamaban la atención a los espectadores de un ‘tráiler’ para determinar a qué “microsegmento” de la audiencia le atraería más la película.

Un comentario en “La IA mata a cineasta humano

  • el 17 enero 2020 a las 12:01
    Permalink

    Todo depenede d los resultados xq si la peli esta buena que importa si la hizo una computadora yo nunca me fijo quien hizo la peli creo que nadie lo hace 😎

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *