Las espadas de Bolivar

Bolívar no es un Santo de mi Capilla. San Martín, era de una tendencia monárquica, O’Higgins, director supremo vitalicio de Chile, Bolívar un aristócrata, dictador del Perú y presidente ad perpetuam de lo que hoy es Colombia, Bolivia, Venezuela y un traidor que entregó a Miranda borracho de vino y atado de pies y manos a los españoles, quienes dieron cuenta de él rápidamente.

Por el contrario nuestro Artigas, un gaucho, criado y formado con los indios, el cual tuvo acceso a las corrientes liberadoras y democráticas de Thomas Paine, fue un demócrata a carta cabal, al estilo Jefferson y el espíritu de los orientales está dado por su formación.

Cuando quisieron traerlo para utilizarlo en las reyertas partidarias, viviendo en la miseria paraguaya, se negó a hacerlo.

Las espadas de Artigas famosas fueron la que le entregó Posadas en la Batalla de las Piedras, que la devolvió a su dueño y la que le había dado la Provincia de Córdoba como reconocimiento al Protector de los Pueblos libres que nunca llegó a estar en su poder y recién llegó a manos del gobierno patrio por los buenos e infructuosos oficios del General Leandro Gómez, que no pudo hacérsela llegar a su sobrino, el Presidente Gabriel A. Pereira y terminó siendo entregada al superior gobierno representado por otro presidente.

Los ricos y aristócratas como Bolívar necesitan mucha fama y el rigor de una leyenda que los sustente.

Artigas siempre se valió de la humildad y nació de familia pueblo y murió entre el pueblo paraguayo, sin dos pesos que le pagaran el derecho a ser sepultado en tierras de la Iglesia.

Entrando en el tema de las espadas de Simón Bolívar y habiéndome sacado las ganas de poner las cosas en su lugar con el padre nuestro Artigas, cabe agregar que el tema de las espadas de Bolívar es un tema política de antes, de durante y de después., para a lo siguiente cuenta la historia que en las tierras de Avalón, mítica isla de los Santos en la leyenda céltica, los nobles acudieron al Jefe Supremo del lugar, Merlín, para encontrar al monarca sucesor.

El mago hizo aparecer una espada clavada en la piedra, con una leyenda que decía:
“Esta es la espada Excalibur. Quien consiga sacarla de esta piedra, será rey de Inglaterra”

Arturo, un joven de la localidad, acercándose a la roca, tiró de la espada como muchos otros nobles que lo intentaron. En ese momento un rayo de luz blanca descendió sobre él, y Arturo la extrajo sin encontrar la menor resistencia, para convertirse en Rey de Inglaterra.

Son elementos mágicos de la Excalibur: la isla, el Jefe Supremo del lugar, la espada de la libertad, y el héroe de la leyenda; como también lo son: la isla de Haití, Alexander Petión como Jefe Supremo del lugar, la “Espada Libertadora”, y los héroes Francisco de Miranda y Simón Bolívar.

SIGUE EN PAG. 2

Un comentario en «Las espadas de Bolivar»

  • el 29 diciembre 2014 a las 09:38
    Enlace permanente

    Hasta las espadas de Artigas le afanaron?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.