Otra vez la mosqueta con el prócer

Corresponde avisarle al Poder Ejecutivo, que el 23 de setiembre se cumple el 166 aniversario de la muerte de nuestro prócer y parece que siguiera vivo por la forma en que sigue cosechando enemigos, que tratan de ignorarlo a esta altura del partido.

Es pesado ser un grande a pesar de esta muerto para los mediocres de turno.

Lo eliminaron del papel moneda y de las monedas también, faltaba más.

Lo cambiaron por un ñandú, por una mulita, un puma, este último extinguido y los demás en vías de extinción, excepto del ñandú que pasó a integrar la carta de los restaurantes.

También en los billetes lo hicieron por una poetisa, por un compositor, un cura y un masón, ex yerno de otro masón.

No estudiaron mucho las rutinas de la poetisa que fue mujer de un militar, entre otras cosas, aunque entonces no estaba prohibida la Merka, el compositor tuvo un pariente directo colorado, nada más que intendente de Montevideo, el que le da el nombre verdadero al popular de plaza del Entrevero., el cura que fue una eminencia, le da el nombre a una universidad privada, y fue el precursor de la Biblioteca Nacional (ese lugar lleno de columnas a la otra cuadra de la Facultad de Derecho), y el pintor masón, fue ex yerno de otro viejo masón que cortaba fuertemente el estofado en materia política, y este pintor le dio nombre a la Escuela Industrial, y se hizo famoso, pintando negros y candombes a orillas del Sena.

procer-346-1-435

Manejaba tan bien la UTU, que un político dueño de una importantísima mueblería montevideana, influyó para que lo sacaran de ahí porque los muebles hechos en la escuela industrial eran de mejor calidad que los que él vendía.

Artigas, un grande entre los grandes, tan es así que sus restos fueron repatriados por el Gral. Máximo Santos, personaje muy discutible, pero en esto estuvo correcto y en 1884 se colocó la piedra fundamental para su monumento.

Claro que sus restos después estuvieron cinco años en el edificio que oficiaba de aduana entonces y después pasaron al Panteón Nacional.

  • Paul Stanley (KISS) sopla velitas
    El mundo del rock saluda al cofundador de la legendaria banda metalera en su 70 aniversarios.
  • El té de las modelos
    Durante la Semana de la Moda de Nueva York decidieron mostrar cual es la pasión secreta. Aquello que las llena de energía sin engordar.
  • Susanna Hoffs y Blangles
    Cuando escuchamos ‘Eternal Flame’ como muestra el video, enseguida ubicamos a esta vocalista californiana, guitarrista, actriz y también

Don José Batlle y Ordoñez le hizo un espacio en la plaza independencia, sacando al monumento de Joaquín Suárez, aquel que le había presado dinero al gobierno y se negó a cobrarlo, porque “un hijo no le lleva cuentas a su madre” y después murió en la total pobreza, claro que eran otros hombres y otros tiempos.
Luego don Pepe Batlle sacó una ley para el monumento al prócer de los verdaderos orientales y a tal efecto don Juan Zorrilla de San Martín (el del billete de $ 20.-) escribió “La epopeya de Artigas” para que sirviera de base ideológica del proyecto del escultor que confeccionara el monumento ecuestre del prócer., obra que le fue adjudicada al italiano Zanelli a pesar de que le metió un caballo digno de un condotieri italiano y no un caballo criollo como el morito de don José, morito que reclamaba en su lecho de muerte.

Se inaugura el monumento en 1923 gobierno de Brum y cuando la dictadura del mal llamado proceso cívico militar en 1977 se hace el mausoleo que contiene la urna con los restos del Protector de los Pueblos Libres.
Claro que don José Artigas, el padre de la patria tuvo enemigos de mucho más peso que la ignorancia supina que lo pretende borrar ahora.

No hablemos del paraguayo Rodríguez de Francia que lo metió preso cuando fue a reorganizar sus 200 negros para seguir luchando, y algunos hablan de la derrota, y dicen redota, porque confunden el éxodo del pueblo oriental (1811) con los traidores de 1820.

Los porteños de las Provincias Unidas lo querían ver muerto y llegaron a fabricar una leyenda negra, no creíble ni por ellos mismos.

La internet y telégrafo que utilizaba Artigas, eran los fogones mateando y los indios y chasques.
Los porteños no tenían ni por dónde empezar cuando se topaban con los indios, algunos charrúas y la mayoría guaraníes, que les robaban las caballadas y los dejaba de a pie y les sacaban las tropas y no tenían que comer.

Rivadavia, Sarratera, los que querían casar un príncipe español en desuso, hemofílico él, con una princesa inca, producto del apareamiento entre hermanos por ser descendientes del sol y para mantener la pureza de sangre, concebían exclusivamente entre hermanos, al igual que los faraones egipcios.

Sarmiento, Belgrano, Alvear, para nombrar unos pocos, cuando se bajaron los restos poco menos que querían invadir el Uruguay y acorde con su forma de pensar que odiaban a los de chiripá y la bota de potro, a la aristocracia porteña le gustaba más el frac que el chiripá y el pate de foie que un asado.

Tuvo que venir el General Paz, para aclarar las cosas y desinflarles la pelota.

Artigas era un gaucho más, pero con una formación y una información que le permitía representar en ambos papeles sin complicarse la vida, aunque prefería sentarse en una cabeza vacuna que en un sillón como el de Rivadavia, si ese mismo en el que duerme el perrito de Macri a pesar de Cristina Fernández..
Le gustaba mandar y que le obedecieran, pero sabía cómo hacerlo.

Al gaucho no le gusta que lo manden, pero le gusta seguir a los caudillos y hete aquí el pequeño gran detalle.
Hoy siguen iguales.

Los grandes libertadores de América del Sur hispana, no fueron tales, pelearon si contra el imperio español, pero no por la libertad de los americanos, sino para hacerse ellos del poder.

Tuvieron un encuentro San Martín con Bolívar y San Martín cuya familia había empezado a formarse en La Calera de la Huérfanas, departamento actual de Colonia, donde nacieron sus hermanos, era monárquico y después de la reunión marchó para Europa y Bolívar pretendía ser presidente ad vitam de toda la comarca, excepto Perú del que se declaró dictador y Brasil, por razones obvias y una gentil tisis nos salvó.

Con Artigas, sus indios y sus gauchos nadie pudo y a su muerte en Paraguay lo tiraron en una fosa común por no disponer de $ 2.- que eran los derechos del cura, que cuando se enteraron en Asunción del hecho cambiaron rápidamente de opinión y lo apartaron.

El mero ataque antiartiguista lo menos en esto llamado irónicamente Uruguay Educa, fuente oficial, que transcribimos textualmente.

procer-346-1-605

La imagen constituye un recurso para el docente como punto de partida para la reflexión con el alumnado acerca de las causas del alejamiento de José Artigas a Paraguay.

La imagen constituye un recurso para el docente como punto de partida para la reflexión con el alumnado acerca de las causas del alejamiento de José Artigas a Paraguay, su negación a retornar, y la valoración que se hizo de su obra, en diferentes épocas. En las clases inferiores sirve como un recurso para indagar la biografía de Artigas y el destino de sus restos luego de su muerte. En las clases intermedias y superiores es insumo para deconstruir el mito de Artigas, analizar los motivos que dieron origen a la construcción de su figura como héroe nacional en el contexto de la formación del estado nación. Otro abordaje posible, consiste en aproximar al alumnado a la faceta humana de los personajes históricos, examinando los lazos familiares existentes entre el presidente que ordena la repatriación de los restos, Gabriel Pereira, y la familia de Artigas.

Desde Uruguay Educa también se puede acceder a recursos relacionados con esta temática como las imágenes ”Artigas en el Paraguay” y ”Congreso del año XIII”.

Que tanta historia con Garbriel A. Pereira, era sobrino político de Artigas, aunque ya Artigas era viudo de la Villagrán.

Ud. estimado lector saque sus propias conclusiones, que me reservo las mías.

La mejor gloria del General Artigas fue apartarse de las luchas intestinas de un Uruguay libre y soberano, que se las arreglaran Rivera y Lavalleja con su tema posterior de las divisas, y lo más grande ya lo publicamos en su momento, que el cuerpo de Artigas fue acompañado solamente por cuatro personas, todos ellos negros, para mejor gloria de don José, gente de corazón y no verdugos y traidores blancos, tal vez libertos suyos, tal vez descendientes de los que lo acompañaron en su internación en Paraguay por Rodríguez de Francia, uno de los tantos dictadores que pululaban y muchos otros querían serlo y no les daba la nafta.

Hay un saldo de la historia de don José que se lo debo a mis lectores, es la poco estudiada concentración en Purificación y el Hervidero, claro que los detractores de Artigas, no se suban al carro antes de tiempo, porque el campamento estaba a cargo del hermano cura de la esposa de Lavalleja, el cura Monterroso, pero será para otra oportunidad, cuando desarrolle esa parte estaremos de fiesta, yo por estudiarla a fondo y escribirla y Ud. para conocer profundamente el auténtico Artigas.

Creo que cumplimos con el padre de la patria aportando otro granito de arena.

Que todo sea para bien…

Un comentario en «Otra vez la mosqueta con el prócer»

  • el 23 septiembre 2016 a las 09:51
    Enlace permanente

    uuuu que tristesa la de artigas…el titular del diario del uruguay dice murio jose artigas solo 4 personas acomapañlan sus restos…….esa es la bola que le dabamos en vida……….

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ads Blocker Image Powered by Code Help Pro
Este sitio es seguro. Por favor desconecta el bloqueo de publicidad.

Ayudemos a quienes colaboran!!!. Muchas gracias.

CierreRefresco
Powered By
CHP Adblock Detector Plugin | Codehelppro