Palabras, y más palabras

Nunca sabremos si ellos mismos creían en esas palabras, aunque estoy convencido de que mentían a sabiendas, salvo excepciones, pero lo cierto es que los políticos argentinos solían y suelen realizar promesas que desde antes o después de un tiempo verificamos que no fueron ni serán cumplidas.
dela-270-7-605x250


En este Top 5, repasamos los grandes anuncios de políticos y allende el Plata que nunca llegaron a la realidad.
Eran milanesas tan grandes que había que tragárselas en un pan de a kilo.
¿Las recordas? ¿Cuál agregaría? Por si se me quedó alguna, pero bah… a esta altura de los hechos tanto de allá como de acá, tanto da.

1. Duhalde: “Quien depositó dólares recibirá dólares”
“Quien puso pesos, recibirá pesos, y quien depositó dólares recibirá dólares”. Así inauguró su gobierno Eduardo Duhalde, luego de la renuncia de Fernando de la Rúa, aquel buen señor que Tinelli le cambiaba la puerta de salida y siempre rumbeaba para la otra y las sucesivas presidencias efímeras en plena crisis de la Argentina.
Pero el fin de la convertibilidad alejó cada vez más a los dólares encerrados en el corralito de sus dueños, y los metió en un “corralón”.

“La gente protesta con razón.
Si yo no fuera presidente, estaría en un piquete o con una cacerola”, se sinceró o volvió a mentir días más tarde.
Luego, quienes quisieron sacar sus depósitos en dólares apenas abierto ese corralito pudieron hacerlo, pero en lugar de dólares recibieron sus ahorros pesificados con el tipo de cambio oficial, que lejos estaba del real.
Hoy se manejan como 5 tipos de dólares extraodiciales, con las denominaciones que les da la imaginación ingeniosa del porteño, que en plena caída conserva el sentido del humor.

2. “En mil días, vamos a poder bañarnos en el Riachuelo”
Promesas en torno a la limpieza del Riachuelo hubo muchas y en distintas épocas.
Pero la más resonante fue sin duda la que realizó la secretaria de Recursos Naturales del menemismo, María Julia Alsogaray, aquella del tapado de visón, desnuda abajo en una reunión con el Turco en el sur argentino, de quien puso un plazo de mil días para que la gente se pudiera “bañar” en ese río.
Pasaron los mil días y pasaron los gobiernos, así como los planes de saneamiento, pedidos de financiamiento y fallos judiciales, pero el Riachuelo sigue siendo un problema sin resolver.
Algo muy similar le pasó al Intendente Arq. Arana, catedrático en la materia con el Miguelete.

3. El tren bala de Jaime
“Seguramente este acuerdo que yo he firmado con Francia, la posibilidad de la licitación del tren de alta velocidad en la Argentina, si llegamos a un resultado feliz, no se van a acordar de que fui yo el que lo promovió.
Si no sale, seguramente se van a acordar de que yo lo promoví”, dijo en 2006 el entonces secretario de Transporte, Ricardo Jaime, -hoy investigado en varias causas judiciales- tras una reunión con los ejecutivos de la empresa Alstom.
Y todavía no salió.
La iniciativa, calificada por la Presidente como “un salto a la modernidad (léase al vacío)”, proponía unir con un tren de alta velocidad (que alcanzaría una velocidad de 300 kilómetros por hora) a las ciudades de Buenos Aires, Rosario y Córdoba.
Pero el proyecto se topó con problemas de financiamiento que impidieron su ejecución y al día de hoy todavía no hay perspectivas para que se concrete.
También tenemos el tren binacional que no llegó a destino en su viaje inaugural a Uruguay y se está pudriendo tirado por el camino.

4. Macri y los 10 kilómetros de subte por año
Corría el año 2007 y en plena campaña electoral para la ciudad, Mauricio Macri lanzó una serie de promesas para que “esté bueno Buenos Aires”.
Entre ellas, hizo público su plan de construir 10 kilómetros de líneas de subte por año.
Se extenderían las líneas B y H, y se crearían las líneas F, G e I.
Esa promesa no tardó mucho en chocar contra la realidad.
Por cuestiones de financiamiento y de licitaciones, según indican desde el gobierno porteño, debieron bajar la apuesta: en los próximos meses se inauguraría la primera estación de la línea H, y el año que viene se abrirían cuatro estaciones de líneas ya existentes.
Acá gracias a la Cuchilla Grande no hubo tales promesas pero hablan del elevado a la ciudad de La Costa y para ahorrar en gas oil el entonces intendente Vázquez sacó los Trolley buses que funcionaba a energía eléctrica.

5. El postergado boleto único
Otra promesa relacionada con el transporte, pero destinada a resolver otro problema: la escasez de monedas.
En febrero del año pasado, Cristina Kirchner anunció que 90 días después se podrían pagar los pasajes de colectivo, subterráneos y trenes con un sistema de boleto electrónico único.
El plazo se fue postergando, y comenzó a implementarse tímidamente en algunos transportes.
La última promesa indica que a fin de año estaría finalizada la instalación de las máquinas expendedoras en todas las unidades de transporte del área metropolitana.

¿Llegará a los hechos finalmente?
Perdón dijo el escéptico o realista, lo dudo.
Otros grandes éxitos malogrados de la historia Argentina:
«Tengo un plan para combatir la inseguridad» Francisco de Narvaez
«El transbordador espacial que saldría desde Córdoba para llegar a cualquier lugar del mundo en una hora» Carlos Saúl Menem.
«Con la democracia, se come, se cura, se educa». Raul Ricardo Alfonsín
«Voy a ser el médico de todos los argentinos». Fernando De la Rúa
«El estado argentino, suspenderá el pago de la deuda externa». Adolfo Rodriguez Saa (eso sí lo hizo por si ante sí, y por no tener dinero)
«Siganme…que no los voy a defraudar» Carlos Saíl Menem y
«El que apuesta al dólar…pierde» Lorenzo Sigaut, aunque esto lo dijeron varios en distintos lugares.
«Vamos a hacer que el tren bala pare en Pilar para, de esa manera, aliviar el trán sito de la Panamericana” CFK

Un comentario en “Palabras, y más palabras

  • el 10 abril 2015 a las 10:53
    Permalink

    Gente trucha es para todo los partidos politicos en el Uruguay se escucho un día que los unicos que podrian hacer subirnos el dolar eran los marcianos y que ocurrio? bajaron los marcianos y llevaron el dolar de 10$ a 33$ …. y asi por culpa de los marcianos mucha gente quedo en bolas….jejejeejejejee

Deja tu comentario