Pasarela en la Embajada

Julian Assange desfilará en la Semana de la Moda en Londres y la célebre Vivienne Westwood no acepta un ‘No se puede’. Para lograr ese objetivo, se elaboró un plan muy ingeniosos donde participan un sinnúmero de autoridades.

assange-230-1_435x326

La protección de los mares, los derechos de los animales o el cáncer son solo algunos de los proyectos a los que el universo ‘fashion’ ha prestado su voz. Un terreno en el que el nombre de Vivienne Westwood destaca por encima de todos la diseñadora inglesa ha convertido sus desfiles y colecciones contra el cambio climático en una de las principales señas de identidad de su firma y en el que parece haber encontrado en su hijo, el también diseñador Ben Westwood, el mejor aliado, tal y como demuestra con su próxima iniciativa: convertir su desfile en la Semana de la Moda de Londres en un acto de apoyo a Julian Assange.

El director de Wikileaks, estará acompañado por otros seis modelos y lucirá ropa de la colección de Ben Westwood, vestimenta inspirada en el vestuario que Clint Eastwood lució en sus películas sobre vaqueros.
El show será acompañado con la música de la cinta «El bueno, el malo y el feo», según detalla el Daily Mail.

catM2_145x170“El actor George Clooney y su prometida, Amal Alamuddin, están invitados al evento”
No será necesario que Assange, que desde hace dos años se encuentra asilado en la Embajada de Ecuador en Londres, abandone la sede diplomática, pues la pasarela se instalará dentro del recinto.

Westwood indicó que este desfile se realizará para recordarle a la comunidad internacional la injusticia cometida con el jefe de Wikileaks, que publica filtraciones de la información secreta sobre las acciones de gobiernos de varios países.

Dos años de asilo
«Julian ha estado en la embajada por dos años y es importante que no caiga en la obscuridad», señaló Westwood.
El actor George Clooney y su prometida, Amal Alamuddin, quien es abogada y ha formado parte del equipo de defensa de Assange, están invitados al evento.
El fundador de Wikileaks cumplió la semana pasada dos años desde que entró en la Embajada de Ecuador para solicitar asilo y evitar su extradición a Suecia, donde es requerido por unos supuestos delitos sexuales.

El australiano niega las acusaciones y teme que si viaja a Suecia sea extraditado a EEUU, donde es buscado por la revelación de documentos secretos sobre la guerra de Afganistán e Irak.

 

Deja tu comentario