Rabino vende vibradores Kosher

Natan Alexander tiene el objetivo de “ayudar a las parejas religiosas a vivir mejor su sexualidad”. Todos los vibradores que vende Natan Alexander, ya sean inspirados en el símbolo que fueren pero con forma fálica, tienen el mismo objetivo: contribuir al placer de las parejas judías pero con la garantía moral que confiere un rabino ortodoxo israelí.

“Hay que ayudar a las parejas religiosas a vivir mejor su sexualidad”, explica a la AFP Natan Alexander, de 34 años, residente en el bloque de colonias de Gush Etzion, en Cisjordania ocupada.
Alexander, nacido en Sidney en el seno de una familia judía no practicante, se hizo religioso bastante joven, y realizó estudios talmúdicos en Israel que le permitieron obtener un diploma rabínico. En 2014 se lanzó a la venta de ‘sex-toys’ destinados al público religioso.

Su sitio “bebetter2gether.com” (“vivir mejor juntos”) distribuye vibradores, bolas de “geisha”, objetos fálicos y lubrificantes en Israel, pero también en Estados Unidos, Gran Bretaña, Sudáfrica y Australia.
El sitio registra unas 20.000 consultas por mes, y cinco pedidos diarios en promedio, indica el rabino.

“Otorgar placer a su mujer es una obligación religiosa y la utilización de vibradores puede ayudar a una pareja a tener una mejor sexualidad” afirma.

No duda en calificar sus productos como kósher, en la acepción usual de esta palabra, referida a lo que la ley judía no prohíbe.

“La ley judía autoriza la utilización de estos objetos que pueden permitir cumplir el mandamiento de dar placer a su mujer” explica el rabino.

Igual que la alimentación, o la forma de vestir, la sexualidad y las relaciones entre sexos están codificados en la ley religiosa judía, que detalla las prácticas sexuales entre hombre y mujer casados, y define lo que está permitido o no.
Según la ley religiosa denominada Halajá, una mujer puede pedir el divorcio alegando que no recibe satisfacción sexual de su marido.

“Un tema tabú”

Natan Alexander afirma sin vacilar que su sitio es una “forma de santificar el nombre divino”.
Sus productos, clasificados por categorías, son los mismos que se encuentran en cualquier sex-shop o en otros sitios de venta por internet.

Pero el rabino se asegura de que no aparezcan imágenes indecentes, en el sitio o en los envoltorios.
El sitio responde también a las preguntas que las parejas no se atreven a plantear a sus rabinos, sobre la eyaculación precoz, el tamaño del sexo masculino o el orgasmo. Sexólogos, consejeros o ginecólogos responden en un lenguaje que respeta las reglas de la vida religiosa y con la esperanza -dice Natan Alexander- de cambiar las mentalidades.
Este rabino no es el primer religioso judío en preocuparse por la vida sexual de sus paisanos.

El rabino ortodoxo Shmuley Boteach obtuvo un notable éxito con su libro “Kosher Sex” en 1999 y su continuación en 2009. “Hoy se quiere a las mujeres, pero no se las desea, se les hace cumplidos, pero no se les arranca la ropa” decía en un video para la promoción de un nuevo libro en 2014, “Kosher Lust” (“el deseo kósher”).

“El judaísmo otorga un importante lugar al placer sexual, pero aún sigue siendo a menudo un tema tabú” se lamenta Natan Alexander. “Estoy orgulloso de ser un pionero en este tema”, añade.
Me da la impresión que este rabino es un vivo y está para el business traif y en vez de kosher es una mercadería de la cual no habla la ley sagrada.

Un estudio del mercado de juguetes no tradicionales.
¿Estás aburrida de tu vida sexual y quieres revivir la pasión?
En estos casos, los terapeutas sexuales recomiendan el uso de un vibrador, porque ayuda a incrementar el placer y la intensidad de los orgasmos.

En información publicada por The Huffington Post se revela que 53% de las mujeres y casi la mitad de los hombres en Estados Unidos han utilizado un vibrador.

Si quieres ser parte de las encuestas y descubrir algo nuevo con tu pareja, sigue los siguientes siete tips para elegir un dildo:
1.- Estética: Es importante que el vibrador sea visualmente atractivo. Existen miles de formas, tamaños y colores que pueden llenar tus expectativas.

2.- Tamaño: En este caso, el tamaño del vibrador sí importa. Debes sentirte cómoda con él, sin que te moleste o poder llevarlo a dónde tú quieras.

3.- Fuerza y Poder: Algunos dildos cuentan con velocidades, para que lo adaptes a tu ritmo. Además, busca los vibradores que utilicen pilas AA y no de reloj, ya que son más fáciles de conseguir a cualquier hora del día.

4.- Volumen: Antes de comprar un vibrador confirma que no haga mucho ruido, para que puedas usarlo plenamente.
5.- Material: Revisa el tipo de material con el que está elaborado el vibrador; evita que esté elaborado con productos químicos como el ftalatos, que se utiliza para ablandar el PVC. Lee la etiqueta antes de pagarlo.

6.- Durabilidad: Explora cada milímetro del vibrador y pregunta por su durabilidad. Si gastas hazlo que sea con algo que sea de tu agrado y de buena calidad.

7.- Precio: Existen muchos vibradores en el mercado, por lo que encontrarás por lo que encontrarás todos los precios que puedas imaginar. Adquiere uno que se ajuste a tus finanzas y a tus gustos.

Recuerda que el vibrador no sustituirá el contacto físico con tu pareja, sino que enriquecerá su relación, por lo que deberás tener una excelente higiene con él. Pueden visitar una tienda especializada en juguetes eróticos y elegir los que se adapten a sus necesidades.

Un comentario en «Rabino vende vibradores Kosher»

  • el 5 junio 2015 a las 00:04
    Enlace permanente

    Este es un rabino superprogresista y revivo porq sabe quel negocio nro 1 en todo el mundo es la pornografia que su caballito de batalla es ayudar a laspareja. ja.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.