Referéndum en Escocia

Por Lorenzo Olivera
Tras 703 días de campaña la tensión se deja sentir en la recta final hacia el referéndum escocés, con un aumento de las tensiones y recriminaciones entre ambos bandos.
De lo más importante a lo más nimio frente al resultado final.

esco-241-2-350x392Ed Miliband, líder laborista, durante un acto en Edimburgo en el que fue increpado.
Llega el fin a 703 días de campaña. La recta final ha llegado y la meta ya está a la vista: a menos de 24 horas de que comience una votación en la que 4,28 millones de personas sentenciarán el porvenir de Reino Unido, ambos bandos sacan las armas y ponen todo en el asador para intentar ganarse al último bastión: el de los indecisos.
Las encuestas tienden a dar la ligera ventaja al ‘no’, pero, como si de un tenso guión dramático se tratara, ambas opciones del referéndum se pelean codo a codo a menos de 24 horas de la votación.

La tensión se ha dejado ver en los últimos días: mientras el líder laborista tuvo que abandonar un paseo por Edimburgo por los abucheos y gritos de ‘asesino’ por parte de militantes independentistas, que ahogaron su discurso con gritos de ‘mentiroso’, NigelFarage ha acusado a Alex Salmond de incitar campañas anti-inglesas. Otros representantes laboristas Jim Murphy y Gordon Brown sufrieron ataques verbales por parte de independentistas también.
También han salido a la luz otras acusaciones contra Alex Salmond en las que se asegura que hizo bullying a una prominente académica escocesa, rectora de St. Andrews, para que abogara a favor de la independencia. Llamó por teléfono a la profesora universitaria con un agresivo mensaje en el que le pedía que cambiara su discurso, según informaba este miércoles TheTelegraph.
A raiz de estos eventos, aislados en muchos casos, la policía escocesa se ha visto obligada a declarar sobre el asunto. “Era inevitable que cuanto más nos acercaramos al 18 de septiembre aumentarían las pasiones, pero eso no justifica la exagerada retórica que está siendo desplegada con mayor frecuencia. Cualquier observador neutral podría creer que Escocia está al borde de la desintegración social, pero nada más lejos de la realidad”.
“Los ciudadanos escoceses son sobradamente tolerantes y cumplidores de la ley, y es ridículo decir que por poner un tic en una caja, nuestros ciudadanos van a abandonar de repente sus virtudes y valores que aprecian tanto”.

Los 5.579 colegios electorales abrirán este jueves en Escocia a las 8.00 horas y cerrarán a las 22.00, cuando comenzará el recuento en 32 unidades de gobierno local. Éstas darán cuenta de sus resultados al responsable oficial del escrutinio en el Royal Highland Centre, en Ingliston, cerca de Edimburgo, quien se encargará de verificar los resultados y autorizar su publicación.
Una vez completado el proceso en las 32 áreas, se anunciará el resultado global, previsto para las primeras horas del viernes, aunque podría haber retraso si las condiciones meteorológicas afectan al transporte de las urnas en las áreas más remotas. No en vano, Escocia se caracteriza por la dispersión poblacional y territorios accesos complicados, por lo que, en algunos casos, el traslado de los votos implicará helicópteros y barcos.
De los casi cuatro millones y medio de escoceses mayores de 16 años con derecho a votar, 4,28 millones se ha registrado, es decir, el 97 por ciento, en lo que supone un récord en la historia electoral de Escocia. Además, 789.024 personas solicitaron el voto postal, un número que también ha sentado un nuevo prpequeño avance de los contrarios a la independencia
Los dos últimos sondeos dan la victoria al “no” por cuatro puntos en Escocia
Sin embargo el margen de diferencia es muy pequeño y entra dentro del margen de error, por lo que se espera un resultado muy igualado el jueves.
Cuando no se incluye a los indecisos, ambas encuestas vaticinan un resultado idéntico de 52% para el “no” y 48% para el “sí”.

Los tres últimos sondeos dan un pequeño avance al “no” en el referéndum sobre la independencia de Escocia que se celebrará el próximo jueves.
Tres nuevas encuestas sobre intención de voto dan una ligera ventaja al “no” a la independencia de Escocia para el referéndum de mañana, mientras los políticos de ambos bandos hacen hoy un último esfuerzo por convencer a los indecisos.
Un sondeo de la firma Opinium para el periódico británico “TheDailyTelegraph”, otro de ICM para el diario escocés “TheScotsman” y un tercero de “Survation” para al tabloide “Daily Mail” otorgan la victoria del “no” a la escisión, pero por poco margen.
Excluidos los indecisos, las tres consultas dan al “no” un apoyo del 52 % frente al 48 % del “sí”.
El debate sobre la independencia se ha intensificado en los últimos días, pero especialmente después de que un sondeo publicado el pasado día 7 diera por primera vez el triunfo al “sí”.
Cuando faltan pocas horas para el comienzo de esta votación histórica, el ministro principal escocés, el nacionalista Alex Salmond, ha pedido a los votantes que dejen atrás los argumentos políticos y acudan mañana a las urnas para apoyar la independencia.
En una carta dirigida a los votantes y divulgada hoy por los medios británicos, Salmond afirma que las discusiones están llegando casi a su fin y es hora de tomar una decisión.
“Quedamos ahora nosotros, la gente que vive y trabaja aquí. Los únicos que van a votar. La gente que importa, la gente que por unas valiosas horas durante el día de la votación tendrá la soberanía, el poder, la autoridad en sus manos”, subraya Salmond.
El ministro principal califica de “gran momento” la votación de mañana porque el futuro de Escocia “está en nuestras manos”.
Los políticos laboristas Gordon Brown (ex primer ministro) y Alistair Darling (antiguo titular de Economía) harán hoy un último esfuerzo en Glasgow para pedir a los escoceses que apoyen el “no”.
Los mayores de 16 años están llamados mañana a las urnas para contestar con un “sí” o un “no” a la pregunta de si quieren que Escocia sea independiente del Reino Unido.
Los números detrás de la campaña a favor y en contra de la independencia Escocesa
La carrera hacia este referéndum ha dejado tras de sí imágenes memorables y emotivos discursos, pero también una gran serie de datos.

Partidarios de la unión entre Escocia y Reino Unido se manifiestan en Londres
Son más casi dos años de campaña los que llegan ahora a su fin, con un intenso final. La carrera hacia este referéndum ha dejado tras de sí imágenes memorables y emotivos discursos, pero también una gran serie de datos, recopilados por ‘TheGuardian’, que dan otra visión del debate.
307 años – el número de años que Escocia lleva siendo parte del Reino Unido.
703 días – el tiempo que ha durado la campaña para el referéndum.
4.285.323 – el número de votantes registrados.
1.033.475 – el número de libras que gana la unión por encima de la independencia, en cantidades donadas en 2014, de diciembre a agosto. El ‘Yes Scotland’ ganó 1.383.000 libras más este año. El ‘BetterTogether’, 2.416.475 libras.
79% – Según las casas de apuestas, las probabilidades de que salga ‘no’ en el referéndum. La independencia podría tener hasta un 3 a 1, según algunas casas de apuestas.
97.100 – número de seguidores de Twitter que tiene el ‘sí’ a la independencia.
41.500- número de seguidores de Twitter que tiene el ‘no’ a la independencia.
2,05 millones interacciones de Facebook que tuvo el ‘sí’ a la independencia, frente a los 1,
6:00 – la hora estimada en la que se conocerá el resultado definitivo, por la mSon un 51% de la población
La unión de Gran Bretaña, en manos de las mujeres escocesas
Con un último día de campaña antes de que comiencen los votos, el sondeo de 1.150 escoceses muestra que un 52% planea decir ‘no’ a la independencia.
En general, un 8% del electorado permanece indeciso, entre las mujeres, sin embargo, hay un número cada vez mayor a favor del ‘no’.
La campaña del referéndum llega a su fin con ofertas de colaboración entre los dos bandos si vence su apuesta.

El destino de Reino Unido está en las manos de las mujeres votantes, de acuerdo a un sondeo exclusivo de TheTelegraph, que muestra que el referéndum escocés está al límite de tensión. Con un último día de campaña antes de que comiencen los votos, el sondeo de 1.150 escoceses muestra que un 52% planea decir ‘no’ a la independencia este jueves, con un 48% a favor de la secesión, algo que corroboran los últimos sondeos.
En general, un 8% del electorado permanece indeciso, entre las mujeres, sin embargo, hay un número cada vez mayor a favor del ‘no’. Son un 58% las que están en contra de la secesión, frente a un 42% a favor del no. Un ascenso del ‘no’ respecto a hace unas semanas, cuando un 56% apoyaba la unión con Reino Unido. En cambio, entre los hombres, la decisión está más igualada: un 53% anuncia estar a favor de la secesión.
La población escocesa está compuesta por un 51% de mujeres frente a un 49% de Los cambios de la independencia: números de teléfono, matrículas, equipos nacionales…
Además de las grandes cuestiones, notablemente, qué moneda usará o si pagará su parte de la deuda, habrá más cambios, pequeños, en Escocia.

Gran Bretaña teme que una Escocia independiente sea un coladero de inmigración
Si sale ganando el ‘sí’, Escocia va a tener que enfrentarse a una gran variedad de dilemas: notablemente qué moneda usará o si pagará su parte de la deuda del Reino Unido. Pero los escoceses, en el caso de decidir si van a ser independientes, tendrán que hacer frente a otros cambios, de menos importancia, pero, en algunos casos, de gran impacto por su escala.
Las cuestiones diarias, como las matrículas de los coches, que deberán cambiar, o el prefijo telefónico, que dejaría de ser el 0044 de Gran Bretaña a ser otro número, se juntarían con los cambios en las páginas web. Escocia debería abandonar el sufijo .co.uk, propio de UK y adoptar uno propio: el problema está en cuál debería adoptar: otros países ya se le han adelantado .sc es de las Seychelles. .sd es Sudán del Sur, .st es Sao Tome y .sl es Sierra Leona.
Los equipos nacionales también cambiarán: en los Juegos Olímpicos o en torneos como Wimbledon cambiaría el ‘Team GB’, por Gran Bretaña, y tenistas como Andy Murray, escocés, tendrían que elegir bando. En los mundiales de fútbol, las selecciones de Inglaterra, Escocia y Gales ya juegan por separado, así que la tarea ya está hecha.
Otra consecuencia de la que han advertido los expertos es una en la que quizá alguno no había pensado: al pasar a ser una nación diferente, el precio de los sellos se disparará. Además, están los trámites adminstrativos de cualquier nación: además de discutir su entrada en la UE o en la OTAN.

Un comentario en «Referéndum en Escocia»

  • el 19 septiembre 2014 a las 00:35
    Enlace permanente

    Joder…pense que se cargaban las pilas y ya el no va ganando 54 a 45 ya estan jodidos con al independencia la reina feliz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.