Resucita ISEE-3

¡Increíble! Luego de 36 años de ser lanzado al espacio insólitamente vuelve a comunicarse con la Tierra tras 17 años de haber sido desconectada. Rápidamente se tuvo que recurrir al depósito y lidiar con la tecnología de los 70’ para comunicarse nuevamente con el satélite.

explorer-3-1_435X326El satélite Explorer 3 (ISEE-3), fue una de los 3 satélites lanzados a fines de los 70’ con la misión de estudiar el comportamiento de los cometas. Precisamente el Explorer 3, fue puesto en órbita el 12 de agosto de 1978. Y fue el primero en su clase en tomar la órbita halo de la luna, entre la Tierra y el Sol.

Luego de 19 años de misión espacial, en 1997 la NASA desconecta de forma definitiva el ISEE-3 y queda desaparecido. Hasta que recientemente resucita con deseos de regresar. Sin embargo, no es tan sencillo intercambiar información con el Explorer 3, ya que su tecnología es obsoleta como también la tecnología para operarlo.

El satélite resucitado quedó en manos de un grupo de científicos voluntarios, quienes recibieron la ayuda de 160 mil dólares y alguna promesa de Skycorp, para que operaran el satélite.

Recordemos que la actual tecnología digital, paneles de circuitos integrados y lo actuales chips no existían en los años 70’ donde las transmisiones se hacían con enormes equipos que todavía funcionaban con válvulas de filamento. Para la gran mayoría de los actuales técnicos y operadores de la NASA, lo que sucede con el Explorer 3, es un hecho similar a querer dialogar con un hombre de Neanderthal.

Mientras parte de la NASA opinaría que ya no tiene valor el Explorer 3 ISEE-3, se tuvo que hacer el papeleo legal para que científicos fuera de la agencia del Gobierno trabajen a distancia con el hardware de la nave para retomar la dirección y el control de la misma.
Conviene tener en cuenta que la ISEE-3 fue diseñada básicamente como un satélite, que recolectaba información cometaria en la cercanía de la Tierra. Pero luego la agencia le dio una segunda misión, enviándola al encuentro con un cometa en concreto para lo cual la nave no había sido diseñada.

El equipo del proyecto ha reconfigurado parte de los sistemas de la nave, haciendo, entre otras cosas, que emita la información de telemetría del modo deseado. Durante las próximas semanas, estos voluntarios evaluarán el estado general de “salud” de la nave y refinarán el procedimiento para afrontar un nuevo y azaroso desafío: Hacer que active sus motores y se coloque en una órbita que la mantenga lo bastante cerca de la Tierra.

Ésta es la primera vez que la NASA ha establecido un acuerdo para ceder la utilización de una de sus naves situadas en el espacio y en desuso.

Un comentario en “Resucita ISEE-3

  • el 13 junio 2014 a las 10:13
    Permalink

    La verdad que en esta estoy con los de la Nasa x que entiendo que se puede ganar recuperando ese satelite, no encuentro otra una razon desde el punto de vista de la investigacion en la cual ese satelite aporte algo. Con el equipamiento del Explorer se podia apreciar el 10% de lo que se ve ahora del espacio. Imaginemos una competencia de investigación entre un miope sordo y uno ser normal con larga vista y audifonos ultra sonidos. Los Explorers era una generación miope y sorda, o sea comparandola con la de los larga vista y oidos ultrasónicos; ¿que podría aportar?

Deja tu comentario