Contenidos para blogs, sitios y boletines electrónicos

La Madre Teresa

6. octubre 2010 | Por | Categoria: Los mitos y la historia

carta_20x15 ima-twit

Síguenos ahora también en Twitter y Facebook

Por; Nico Medes

Madre Teresa

Las lectoras no se pueden quejar dado que esta columna está embellecida, casi exclusivamente, por mujeres y lo que fueron estas mujeres para la historia y para el mundo.

Si la denominamos por su nombre de nacimiento Agnes Gonxha Bojaxhiu, no la conoce casi nadie, por no decir nadie. Nació el 26 de agosto de 1910, en Uskub, Imperio Otomano – hoy Skopje, República de Macedonia, pero la balcanización de la zona comprendida entre Asia menor, Turquía, Grecia, Yugoslavia, Austria, nos está complicando la vida en gran forma y estilo. Porque de turca, pasó a ser de la tierra de Alejandro Magno o Alexis Zorba, (este último no era griego, era macedonio, igual que los antepasados de Cleopatra) y si se hubiera quedado ahí sería albanesa, pero como ella decía: “A veces sentimos que lo que hacemos es tan solo una gota en el mar, pero el mar sería menos si le faltara una gota”.

Gracias a que esa gota de agua volvió al mar le encontramos como católica albanesa, radicada durante décadas en la India y fundó las Misioneras de la Caridad en 1950.
Durante otro montón de décadas sirvió a los pobres, enfermos huérfanos y moribundos y fue la guía de su fundación en diversos países del mundo hasta poco antes de su muerte.

La madre Teresa junto al Papa Juan Pablo II

“Dar hasta que te duela y cuando duela dar todavía más”, era una de sus frases de cabecera.
Bombay no es mejor que Calcuta, ni viceversa.

Hace poco vimos una película India, porque según nuestro idioma hindú es la religión y la nación es India. Al que no la haya visto, se la recomiendo, “¿Quién quiere ser millonario?”, ganadora del Oscar de la Academia.

Muestra las miserias más miserables, valga la redundancia, pero lo que no sale en la película es que la niñita vivaz, hermosa, inteligente, llamada Rubina Alí, nacida en 1998, fue puesta a la venta por su padre en trescientos diez mil euros. Esta miseria es inimaginable para un ser occidental y civilizado.
Y la Madre Teresa decía: “No debemos permitir que alguien se aleje de nuestra presencia sin sentirse mejor y más feliz.

El Premio Nóbel de la Paz de 1979 le fue otorgado a la Madre Teresa de Calcuta, nunca tan bien adjudicado, dado que dicho premio durante la guerra fría se utilizaba más bien para entibiar o calentar el ambiente. Hubo adjudicaciones de premios nóbel de la paz inadmisibles. La Madre Teresa compitió ese año nada más ni nada menos que con Carter, Wojtyla, Juan Pablo, Amnistía Internacional y Kurt Waldheim y patapúfete el premio de ciento ochenta mil dólares le fueron adjudicados a la Madre Teresa de Calcuta.

Ella cuando fue a la India la mandaron a enseñar geografía y textos sagrados a las niñas bien del St. Mary High School, para alumnas en su mayoría hijas de colonos ingleses. Llegó a directora de dicho colegio en 1944.
La misma Hermana Teresa tiene un hecho, por fuera de su vocación sacerdotal, no se perdía las conferencias radiotelefónicas del Mahatma Gandhi en 1945 sobre la situación miserable de la India. Ese Gandhi al que Sir Winston Churchill tuvo el mal gustó de tildarlo de fakir semidesnudo.

Cuando el asesinato del Mahatma por un fanático hindú, la Hermana Teresa, logra, futbolísticamente hablando, el pase a las Misioneras de la Caridad, con la venia del Vaticano (Pío XII).
Cambia sus hábitos europeos por un sayo de algodón y se instala en los suburbios de Calcuta, otras religiosas la siguen. Asimismo en 1948, quemó las naves, adoptó la ciudadanía india.

Aplica su frase: “No puedo parar de trabajar. Tendré toda la eternidad para descansar”.
Su misión entre muchísimas otras fue inicialmente enseñarle a leer a los niños de la calle y luego velar por los hambrientos, los desnudos, los sin techo, los lisiados, los ciegos, los leprosos, atender a los indeseados, a los desamados. Al inicio tenía 13 miembros, actualmente posee más de 4.000 monjas.
Todo lo que recibe de una forma o de otra lo transforma en dinero para hacer funcionar la gran máquina.

Hay un ejemplo que nos tendría que servir a todos. En Calcuta el viejo y abandonado Templo a la diosa Kali, fue convertido en un hogar gratuito para los moribundos y los pobres y el lugar fue renombrado por la madre Teresa como Kalighat, la Casa del Corazón Puro. A pesar de que murieron pacientes ingresados, tuvieron la oportunidad de morir con dignidad, de acuerdo a los rituales de su fe: musulmanes leían el Corán, los hindúes recibieron agua del Ganges y los católicos los últimos sacramentos.
Recibió la Orden del Loto y el Premio Magsaysay, reconociéndola como una de las mujeres más beneméritas de Asia.

Junto a la Princesa de Gales - Lady Di

Sus obras fueron fuente de inspiración para el Vaticano y este, a su vez, las hacía mundiales, como ser los leprosarios, obra que se expandió casi por los cinco continentes.

Sin perjuicio de su ardua tarea en Calcuta que había sido expandida a veinte ciudades más.
En los lugares en que sus oficios se necesitaban allí estaba ella o los suyos ayudando. Estuvo en el Oriente Medio en pleno conflicto, a fines de los ochenta en Europa oriental, en 1986 visitó Cuba y se entrevistó con Fidel Castro.

Tuvo sus enemigos, bastante sucios por cierto, que la acusaban de “ángel del infierno”, “demagoga, oscurantista y sirviente de las potencias occidentales”, como ser Christopher Hitchens y la revista alemana Popa, acusándola que realizaba una cruzada contra los anticonceptivos y contra el aborto provocado.

Se le acusa de haber recibido donaciones de la familia Duvalier (Le père Doc y su hijo, ambos por su orden en el tiempo dictadores de Haití) y 1.4 millones de dólares de Charles Keating involucrado en un desfalco por los años 1980. Un vice fiscal de Los Ángeles, California, Paul Turley quiso pasar a la historia comunicándole que devolviese el dinero donado a la gente que había robado Keating. No creo que este señor con esa demanda haya obtenido más votos, salvo que pudiera recuperar los alimentos ingeridos y digeridos por los indigentes de Calcuta.

No creo que estos señores que quisieron tener su cuarto de hora de fama a costa de la Madre Teresa de Calcuta, hayan logrado quitarle el sueño un minuto.
El 1996 estaba operando 517 misiones en más de 100 países.

En la India se le otorgó el premio Bherat Retna, que sólo había sido otorgado a presidentes y jefes de Gobierno hasta entonces.
Falleció en su ciudad adoptiva Calcuta, el 5 de setiembre de 1997 a los 87 años.
Fue beatificada el 19 de octubre de 2003 por Juan Pablo II.

Como cierre una de sus frases:
“Para hacer que una lámpara esté siempre encendida, no debemos de dejar de ponerle aceite”.

Más artículos en esta Sección:

5 comentarios
Deja tu comentario »

  1. Mujeres como esta, es muy difícil de encontrar. Tanta dedicación hacia el prójimo, arriesgando su salud e integridad física, Tanto amor., tanta bondad ,tanta piedad, hace que la vestimenta que lució la llevara a las más altas consideraciones del mundo entero. Una mujer como esta, le dió a la Iglesia tan desprestigiada en los últimos tiempos “debido a los sacerdotes pedófilos Etc.”, una muestra de que la santidad existe. Que esta mujer con su comportamiento ejemplar nos devuelve la fe, de que todo aún no está perdido. Que aun nacen seres que se convierten en ángeles dando todo de sí. Que viven y respiran en base del prójimo necesitado, brindándose en cuerpo y alma para llevar la palabra de Dios, pero dando el ejemplo con su accionar heroico que la palabra de Dios, puede y debe ser llevada la práctica. Muchos son los que la imparten , pero contado con los dedos quienes ponen manos a la obra para ser mejores cristianos. Cordiales saludos

  2. Un ejemplo de vida la Madre Teresa de Calcuta. Creo que a todas nos gustaría ser un poquito aunque sea como ella. No dudo que de todos las personalidades que ha escdrito el ‘laborioso’ Nico Medes, esta es la que mas me llegó. “No puedo parar de trabajar. Tendré toda la eternidad para descansar” habla de la obsesión que tenía esta tipa y “A veces sentimos que lo que hacemos es tan solo una gota en el mar, pero el mar sería menos si le faltara una gota” no me va a dejar dormir esta noche, porque me recaliento mal porque me gusta que me reconozcan lo que hago. Pero el “Dar hasta que te duela y cuando duela dar todavía más” no tengo la menor duda, de que salvo algun deportista de Elite, nadie lo hace. Pero aparte vivía con el voto de la pobreza allado de la misma gente para quien reclamaba solidaridad. Muy fuerte!!!!!
    Saludos

  3. Decir que ES un ejemplo de vida, no tiene mucha originalidad. Y desearía humildemente aportar a las célebres frases escritas aquí de la Madre Teresa, una anécdota contada por unos ejecutivos de una empresa multinacional que bien vale la pena por lo interesante del mensaje.
    Resulta que dichos ejecutivos de mano propia, debían alcanzarle una cifra que la corporación donaba a la fundación de La Madre Teresa. Cuentan que cuando llegaron al lugar donde se encontraba la Madre Teresa era como un campamento y en una de las carpas estaba ella. La encontraron con un niño en los brazos lleno de manchas que parecían lepra. Ella lo acariciaba y besaba mientras recibía la visita. Uno de los ejecutivos dijo; sabe qué Madre Teresa, yo ni por un millón de dólares hago eso que está haciendo usted. A lo que ella le contestó, ¿sabe qué señor?, yo tampoco.
    Muy buen artículo y también impactante la frase que reservó para el final.
    Saludos

  4. contrastes de la foto con la princ diana, el mundo va al contrario del reino del cielo:
    por el mismo tiempo murieron los dos personajes, uno la princesa (accidente automovilístico, vivia en adulterio) le dieron los medios todo el cubrimiento y a la santa dos minutos, que constraste, tiene razon Jesus el señor cuando dijo que el mundo yace en poder del maligno, no se parece esta a la parábola del rico epulon y el pobre lazaro?

  5. Esta mujer fue una santa en vida, no entiendo todavia el porque la Igelsia no la proclama como santa,

Deje su comentario