Contenidos para blogs, sitios y boletines electrónicos

Qué hablamos

3. Octubre 2013 | Por | Categoria: Entretenimiento

carta_20x15 ima-twit

Síguenos ahora también en Twitter y Facebook

Por Lorenzo Olivera
Nos consideran y nos consideramos hispano parlantes, aunque lo del término hispano me cae un poco pesado y lo pongo a beneficio de inventario. La Real Academia Española, asume una paternidad idiomática que ya no le pertenece.

faltas1_145x109De 1492 a la fecha pasó bastante agua por abajo del puente y los idiomas son lenguas vivas que van cambiando permanentemente por creación de los pueblos o por mestizaje con otras lenguas, porque son lenguas vivas que van cambiando permanentemente en el espacio y en el tiempo.
Pero el tiempo de cambio es cada vez más breve y las distancias por las comunicaciones son cada vez más cercanas en el tiempo.

Cuando nuestros abuelos venían a hacer la América se despedían de sus familias como si las estuvieran enterrando en vida, cosa que prácticamente era así, porque era ínfima la cantidad los que los traían cuando les iba bien o que volvían de visita en mérito a haberse arraigado acá y como el porcentaje de analfabetos era bastante elevado y las comunicaciones eran no solamente precarias, sino muy esporádicas y por algún pariente que iba u otro que venía.
Hoy los 14 días en barco de pasajero se transformaron en casi la misma cantidad de horas, escalas incluidas y con el mail se recibe la contestación inmediatamente si el interlocutor está en un servidor.

Hay programas que con escribir una carta la reciben varios destinatarios al momento y así vuelven las comunicaciones.
En España y en especial la Real Academia Española se creen los dueños del idioma y para que el Diccionario de la Real Academia Española adopte una nueve palabra demora más que el Vaticano en canonizar a un Santo.
Pero en Montevideo, que es una ciudad pequeña, hablamos de distinta forma de un barrio a otro y en el Interior de un pueblo a otro ni que hablar.
Cuántas veces les tengo que preguntar a mis hijos o les tienen que preguntar que fue lo que me dijeron.

Hay palabras groseras en el habla de hoy que eran diminutivos de elementos que utilizaban los bebes, la imaginación es brutal.
Me pasó que no encontraba el chupete de mi nieto y lo pedí por como lo llamábamos nosotros, “pete” y me dijeron no le hables de sexo oral a tu nieto.
No quiero pecar de exagerado pero a nivel de otros países muchas veces recurro al Diccionario Panhispánico de dudas de la Real Academia Española y de la Asociación de Academias de la L engua Española y entre orientales el Diccionario de Español del Uruguay de la Academia Nacional de Letras.
Para otros niveles tengo el Lexicon Lunfa y si los niveles van hacia arriba uso el de María Moliner o el Ideológico de Julio Casares.

Claro que dentro del Uruguay, tenemos en el litoral norte el “no te rías mío” de los salteños y sanduceros; en el este “el carretero” por “la carretera”, el “tira tú que te toca a ti”, “puedes” por podés, etc. y sin ir más lejos en Florida, hablan mezclando el Ud. con el tuteo y dicen “así mire che”.
Del lenguaje abreviado de los mensajes por celular salieron al idioma hablado y “tq” por te quiero, “tb” por también.
Pero la imaginación lúdica hablando los lleva a decir “Graciela” por “gracias” y eso es lo que he pescado porque no estoy en esa honda ni nada que se parezca.
No pasarse de listos y decir “coger” por agarrar en México, porque se utiliza igual que en el río de la Plata.

Con México no sé qué pasa y no me puedo dar cuenta por qué.
No se le ocurra pedirle dulce de leche a una camarera en un hotel, porque no tienen la menor idea de lo que es, dado que son camareras y no lingüistas, y a uno le cuesta al principio decirles que por favor le sirva dulce de “cajeta”.
La “chota” no es mala palabra, es la forma vulgar de referirse a la policía.
Volviendo al principio nuestra herencia hispana empieza en un lenguaje común, el español, pero es un lenguaje tan rico en matices y en historia que se habla diferente en cada país de América Latina. Los puertorriqueños tratan de “tú” cuando tienen confianza y de “usted” cuando no conocen.
Otros latinos tratan de “usted” o de “vos” inclusive a sus familiares. Para algunos, “ahorita” es “en este mismo momento” y “ahora” es “después”.
Para los puertorriqueños es al revés.
¿Por qué siendo el mismo idioma a veces no lo entendemos?
Se debe a que cientos de años atrás nos poblaron personas de todas partes de España, árabes, alemanes, turcos, griegos, dejando una inmensa variedad de palabras y expresiones donde colonizaron.

Hay palabras normales en algunos países hermanos que en otros son palabras soeces o de mal gusto.
Esas son las que, si uno no las conoce, lo hacen pasar vergüenza cuando viaje (apréndalas antes).
Las más son aquellas que nos hacen sentir que nos hablan otro idioma.
Aquí van unas cuantas…
Caraotas en Venezuela, frijoles negros en Cuba y habichuelas negras en Puerto Rico
Chamba en Honduras y México, trabajo en Puerto Rico
Chongo, en Argentina, es un hombre mujeriego; en Uruguay un hombre que vive o explota a homosexuales; en Chile significa “el resto”, “poco” o que le falta un brazo; en Colombia significa despistado; en Ecuador y Perú es un prostíbulo; en Honduras, un adorno o moña que se le pone a los regalos; en México, un peinado con el cabello recogido; en Paraguay, un amante; en Puerto Rico, un chongo es un caballo manso
El cacahuate de México, en Puerto Rico es maní.
El chamo venezolano es el muchacho en Puerto Rico
El popcorn son las cotufas de Venezuela, palomitas en México, canguil en Ecuador, pop en Uruguay.

Gomas en Argentina son los senos femeninos; en Chile, Nicaragua y Guatemala, los que hacen mandados; en Costa Rica, una resaca; en España, un condón
Lo que en Puerto Rico es maíz en México es elote
En Ecuador y Chile, una guagua es un niño; en Cuba y Puerto Rico, es una camioneta.
Una tapa en España es una picadita en Argentina, picoteo en Chile, botana o antojitos en México, pasapalo en Venezuela, y picadera en Puerto Rico y República Dominicana
Los panties son bragas en España, bombachas en Argentina, calzones en Chile, pantaletas o calzones en México y pantaletas o blumers en Venezuela
Un autobús en España es un colectivo en Argentina, una liebre o bus en Chile, camión en México; un ómnibus en Uruguay y carrito o buseta en Venezuela
Un colega en Venezuela es un pana, en México es un cuate, en Chile un broder y en Argentina, un compinche
Ya tienen una idea del inmenso trabajo que pasan los actores, periodistas y otros profesionales de los medios para hablar en un español “neutral” que toda la América Latina pueda entender.
También hay expresiones compuestas que tienen su significado especial, por ejemplo:
A HUEVO. Es una expresión utilizada en varios países para llevar diferentes mensajes. En Chile, Ecuador y Colombia se usa para mencionar algo que está a muy bajo precio. Mientras que en Costa Rica se utiliza para describir la acción de lograr algo con mucho sacrificio, y en España para decir que el obtener ese algo determinado sería muy fácil. México, al igual que Nicaragua y El Salvador, lo utiliza para afirmar que sí, efectivamente hay que hacer lo que se ha propuesto.
AUTOBÚS. Lo llaman micro (Paraguay), guagua (Puerto Rico, República Dominicana), ómnibus (Uruguay), bus (Costa Rica, Guatemala), colectivo (Ecuador), micro (México), buseta (Colombia) y hasta ruta (Nicaragua).

CHAMBEAR. Mientras en México, Ecuador y Perú, se utiliza para referirse a trabajar, en República Dominicana significa inhalar cocaína, y en Puerto Rico es el verbo que representa tanto el hacer prender una válvula de un auto, como cargar un arma para dispararse.
ABOMBAO. Mientras Venezuela lo utiliza para referirse a una persona poco humilde y que se cree el mejor, en Puerto Rico y República Dominicana se refiere a algo que tiene un olor desagradable. Por su parte, en Uruguay se usa para describir el sentimiento de estar mareado, o una carne en estado de descomposición .

ZAPATILLAS DEPORTIVAS. Aquel calzado que se utiliza para practicar deportes puede conocerse como “tenis” o “zapatillas deportivas” en la mayoría de los países de habla hispana. Sin embargo, en Uruguay se refieren a estos como “championes”.
CHARRO. En México el “charro” es una figura típica nacional representada con una vestimenta tradicional. Irónicamente en Puerto Rico y Guatemala, esta palabra se utiliza para describir a una persona o algo que es ridículo o poco gracioso. Por el contrario en Colombia, se refieren así a un comentario muy jocoso, y en Argentina el “charro” puede hasta ser un cigarrillo de marihuana.
CHAVO o CHAVITO. Para un mexicano un “chavo” es un joven, mientras que un “chavito” es un niño o un adolescente. Por ejemplo, “Ese chavo me gusta mucho”, o “Él está muy chavito para ir con nosotros al cine”. Para los puertorriqueños estas palabras tienen un significado muy diferente, y lo utilizan para referirse al dinero o a la moneda de un centavo. Ejemplo de esto es, “¿Tienes chavos para hacer compra?” o “Sólo me falta un chavito para completar un dólar”.
MÁQUINA PARA UNIR PAPELES. Mientras unos le llaman grapadora (Puerto Rico), otros pueden conocerla como corchetera (Chile), abrochadora (Argentina), presilladora (Paraguay) o engrampadora (Ecuador, Uruguay). Asimismo, el instrumento que utiliza esta pequeña maquinaria para hacer su trabajo se llama corchetes (Chile) o grapas (México, Puerto Rico).
GUISO. En muchos países esta palabra podría utilizarse para referirse a un tipo de sopa o caldo. Sin embargo, en Colombia puede llegar a ser una palabra de mal gusto, y en Puerto Rico una forma de llamar a un trabajo que es temporal.

FRUTA DE PARCHA. Como sea que lo llames; chinola (República Dominicana), maracuyá (Colombia), parchita (Venezuela) o granada china (México), lo cierto es que esta fruta es deliciosa.
MACHETE. Algunos llaman a su pareja de esta manera (Bolivia, Perú). Sin embargo, otros (México, Puerto Rico, Colombia) lo conocen como una herramienta para cortar o podar las hierbas de los jardines. No obstante, en Argentina se usa como un papel o algún tipo de documento donde se esconden las respuestas de un examen, y en Chile, es la acción de pedir dinero sin realmente necesitarlo. Por su parte, en República Dominicana “machete” se refiere a una persona que tiene mal olor debajo de las axilas, y en Venezuela se utiliza para demostrar que algo es muy bueno.
PARRANDA. Tanto en Panamá como en otros países latinoamericanos, una parranda es la acción de irse de fiesta a disfrutar, mientras que en Puerto Rico es una tradición navideña en donde se va de casa en casa durante la noche cantando canciones navideñas.
PERSONA DE SEGURIDAD. Una persona que provee seguridad en la entrada de una casa puede llamarse desde “portero”, como se conoce en Argentina, Bolivia y Uruguay, “vigilante” en México, “guachimán”, como es de costumbre en Perú o Venezuela, hasta “sereno” en Paraguay o República Dominicana.

PAVO/ PAVERA. Existen varias versiones para utilizar esta palabra. Un pavo o pavazo en Perú, Chile y Argentina puede referirse a una persona torpe, insegura o tonta. Asimismo, en muchos países se le llama una pavera al sitio donde matan a los pavos, mientras que en Puerto Rico es la acción de no poder parar de reírse por algo realmente muy gracioso.
ROPA INTERIOR FEMENINA. Pueden ser pantaletas (México, Venezuela), bombacha (Uruguay), calzón (El Salvador), blumer (Cuba), bragas (España), y en Perú, truza.
PINZAS DE ROPA. Estas esenciales piezas para colgar la ropa mientras se seca luego de ser lavada son conocidas como agarrador (Bolivia), broche (Argentina), gancho (El Salvador), pinzas (España), palito de ropa (República Dominicana), pinches (Puerto Rico), palillos (Uruguay) y hasta perro o perrito de ropa (Chile).

TAMARINDO. Aun cuando en la mayoría de los países el tamarindo es una fruta marrón y agria proveniente de un árbol con el cual se pueden hacer jugos, helados y salsas, en países como México se utiliza la palabra para referirse a los agentes de tránsito que utilizan ropa de este color, y en El Salvador es sinónimo de ladrón.
ZALAMERO. Una persona zalamera puede ser descrita de diferentes maneras según la nacionalidad del que esté hablando. Por ejemplo, en Colombia, se le conoce como una persona que se enoja con mucha facilidad, mientras que en México es un ser entrometido. Por su parte, en Chile podría ser un individuo que siempre adula a todo el mundo para caerles bien, y en Puerto Rico es aquel que toca mucho e intenta enamorar todo el tiempo al sexo opuesto.
LAS PERSONAS QUE NO QUIEREN TRABAJAR. Aquellos que viven gracias a otros pueden llamarse, vividor (República Dominicana), mantenido (Puerto Rico), arrimado (Cuba), gorrero (Colombia), patudo (Chile) o chulo (Venezuela).
ZOPENCO. En países caribeños como Cuba, esta palabra puede describir a una persona que es muy tonta o imbécil.

ZORULLO/ SORULLO/ ZURULLO. En España y en Argentina, zorullo o zurullo, puede ser excremento, o una persona mentirosa, que no tiene palabra. Y en Puerto Rico, se puede utilizar ‘sorullo’, para nombrar a un tipo de fritura a base de maíz.
TRAMPA. Normalmente una trampa es utilizada para referirse a aquello que se le pone a un animal para cazarlo o un plan que se lleva a cabo para engañar a una persona. Sin embargo, en Perú una trampa también puede llegar a ser la amante de un hombre que le está siendo infiel a su pareja.
¿Te gustó el artículo? Ayúdanos con tus comentarios. Gracias¡Hola! ¿Te gustó el artículo? Valoramos tus comentarios y nos ayudan. ¡Gracias!

Más artículos en esta Sección:

Un comentario
Deja tu comentario »

  1. muy completito con ejemplos y todos aahora entiendo la pelicula machete kill que el protagonista es un mejicano parece que viene por esa …ta bueno..

Deje su comentario