A mi Madre

El día de la madre es un día comercial, como el de la secretaria, como el día de los enamorados, y hasta la navidad. Todos esos días e inventan siempre, alguno más, para poder vender algo más.

Y si no pregúntele a un joyero si aumentan las ventas el día de la secretaria y si no se llenan las casas de citas en ese día precisamente.

A mi vieja, siempre le llevé flores en vida y nunca al cementerio.

Todo lo que soy y lo que hice se lo debo a mi madre y a su colaborador de siempre, mi viejo, una vez que perdí un examen el viejo vino y me dijo, la próxima, vas al laburo.

Pero mi madre se levantaba a las cinco de la mañana, lavaba, planchaba, cocinaba, corregía los deberes y a las 12.30 marchaba conmigo de la mano para la escuela, y se quedaba a las reuniones de la comisión pro-fomento.
Como sabía que el barrio era pobre, no pedía cosas para lucirse con hojas de carpeta especiales, sino que los dibujos conmemorativos en las hojas de carpeta los hacíamos nosotros y de paso aprendíamos a dibujar.

Cuando apuntaba la primavera marchaba mi viejo a la Estación del Este, donde está OSE ahora, a alquilar un tranvía para llevar a los niños de primero A y B al zoológico.

Sí, porque entonces muchos niños no tenían ni idea de lo que era el zoológico, a pesar de que la entrada costaba un vintén y la rambla y los campitos cunas del fútbol y a la primera se la conocían de memoria porque ambas cosas era el marco gratuito del Barrio Palermo.

SIGUE EN PAG. 2

Un comentario en «A mi Madre»

  • el 4 mayo 2018 a las 10:44
    Enlace permanente

    Este relato es un gran mensaje para el dia de la madre y para todoslos hijos del mundo. Feliz día a todas las madres en el proximo domingo 13 de mayo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ads Blocker Image Powered by Code Help Pro

Este sitio es seguro. Por favor desconecta el bloqueo de publicidad.

Ayudemos a quienes colaboran!!!. Muchas gracias.