Aire fresco

Danubio venció de atrás a Atenas en el cierre de la segunda fecha y estuvo unas horas en el lote de los líderes

Por Iván Buela

Ahuyentó fantasmas. Eso hizo Danubio con su victoria. Pero no todo fue color de rosas. El primer tiempo fue ampliamente superado por un Atenas qué se plantó en campo rival y aprovechó facilidades defensivas que le dio el equipo de Ramos. El controvertido pero correcto arbitraje de Pablo Giménez condicionó a la Franja que recibió muchas amarillas (bien mostradas todas) en la primera mitad. Matías Britos abrió la cuenta para el equipo de Forlán y se sacó la bronca en el festejo de gol.

Más tarde, todo parecía cuesta arriba para la Franja porque Maxi Lemos se fue expulsado.

Allí empezaron a funcionar los cambios de Ramos: Jorge Gravi fue una de las figuras y Leandro Rodríguez y Javier Méndez hicieron los goles de la victoria.


 

El ex-delantero de River y del Everton inglés anotó tras dos balones al palo en la misma jugada y un grosero error de Adriano Freitas, arquero carolino; mientras que Méndez recibió un balón a la salida de un córner y sacó un fuerte remate de pierna derecha.

Con 10 y de atrás. Con carácter. Con la camiseta. Ganó Danubio y en la Curva se pintó la primera sonrisa de la temporada 2021 qué, ya saben los hombres de Ramos, no será un lecho de rosas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *